• Homo consciens

Bosques marinos complejos que se convierten en paisajes de algas uniformes



Fuente: Phys - por Simone Hewett, Universidad de Australia Occidental - Julio 2021


Un estudio internacional dirigido por la Universidad de Australia Occidental ha descubierto que los ecosistemas marinos templados dominados por los bosques marinos se están convirtiendo en paisajes marinos planos de algas de césped corto en todo el mundo.


El estudio, publicado en Global Change Biology, revela que, sólo en Australia Occidental, miles de hectáreas de bosques submarinos se han convertido en cortas alfombras de algas.


Otras de las zonas más afectadas a nivel mundial son el sur de Noruega, el este de Norteamérica, el mar Mediterráneo y el sur de Japón.


El autor principal, Albert Pessarrodona, del Instituto de los Océanos de la UWA y de la Facultad de Ciencias Biológicas, dijo que los bosques marinos estaban formados por grandes algas que se elevaban por encima del fondo del océano, formando doseles submarinos que albergan muchas especies de peces, invertebrados y algas.


"Aunque muchos estudios han informado del declive local de estos bosques, el nuestro es el primero en cuantificar sus consecuencias globales", dijo el Sr. Pessarrodona.


"No sólo el césped de algas está sustituyendo a los bosques marinos en muchas zonas del planeta, sino que una vez que los céspedes pueden expandirse, la estructura del paisaje marino de esas zonas converge en hábitats muy similares y más simples, despojando a los océanos de la rica diversidad de hábitats que sustentan la vida marina".


El Sr. Pessarrodona dijo que los resultados del estudio eran preocupantes, y que podían atribuirse a una variedad de impactos que variaban de un lugar a otro, pero que los humanos eran a menudo la causa principal.


"Es como si su bosque local se convirtiera en césped de jardín: eso es esencialmente lo que está ocurriendo bajo el agua".


La coautora, la Dra. Karen Filbee-Dexter, del Instituto de los Océanos de la UWA, dijo que una vez que las algas de césped se establecían, sus alfombras actuaban como trampas de sedimentos, reteniendo éstos entre los cortos filamentos de las algas.


"En las zonas afectadas de Australia Occidental, los hábitats de césped retienen ahora adicionalmente unos 242 millones de toneladas de sedimentos, lo que supone 1.000 veces más de lo que llega a través de los ríos cada año", dijo el Dr. Filbee-Dexter.


El profesor Thomas Wernberg, coautor del estudio, dijo que se ha demostrado que todo este sedimento en el arrecife limita el restablecimiento de las especies formadoras de bosques y la alimentación de los peces.


Los científicos trabajan actualmente en la búsqueda de formas de restaurar los bosques frente a este fenómeno global, incluido el desarrollo de la "grava verde", una nueva e innovadora herramienta de restauración.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram