• Homo consciens

Científicos advierten sobre el "espantoso futuro de extinción masiva" y disrupción climática


Tormenta de polvo - La Pampa, Argentina

Fuente: The Guardian - Enero 2021

Un nuevo y aleccionador informe dice que el mundo no comprende la magnitud de las amenazas que plantea la pérdida de la biodiversidad y la crisis climática.




El planeta se enfrenta a un "futuro espantoso de extinción masiva, disminución de la salud y trastornos del clima" que amenazan la supervivencia humana debido a la ignorancia y la inacción, según un grupo internacional de científicos, que advierten que la gente todavía no ha comprendido la urgencia de las crisis de la biodiversidad y el clima.


Los 17 expertos, entre ellos el profesor Paul Ehrlich de la Universidad de Stanford, autor de La bomba demográfica, y científicos de México, Australia y los Estados Unidos, dicen que el planeta está en un estado mucho peor de lo que la mayoría de la gente -incluso los científicos- entendía.


"La escala de las amenazas a la biosfera y a todas sus formas de vida -incluida la humanidad- es, de hecho, tan grande que es difícil de comprender incluso para los expertos bien informados", escriben en un informe en Fronteras de la Ciencia de la Conservación que hace referencia a más de 150 estudios que detallan los principales desafíos ambientales del mundo.


El retraso entre la destrucción del mundo natural y los impactos de estas acciones significa que la gente no reconoce la magnitud del problema, argumenta el documento. "La corriente principal tiene dificultades para comprender la magnitud de esta pérdida, a pesar de la constante erosión del tejido de la civilización humana."


El informe advierte que las migraciones masivas inducidas por el clima, más pandemias y conflictos por los recursos serán inevitables a menos que se tomen medidas urgentes.


"El nuestro no es un llamamiento a la rendición: nuestro objetivo es proporcionar a los líderes una 'ducha fría' realista del estado del planeta que es esencial para planificar y evitar un futuro espantoso", añade.


Para hacer frente a la enormidad del problema se requieren cambios de gran alcance en el capitalismo mundial, la educación y la igualdad, dice el documento. Entre ellos figuran la abolición de la idea del crecimiento económico perpetuo, la fijación de precios adecuados para las externalidades ambientales, el cese del uso de combustibles fósiles, el control de los grupos de presión de las empresas y el empoderamiento de la mujer, argumentan los investigadores.


El informe llega meses después de que el mundo no haya podido cumplir un solo objetivo de biodiversidad de Aichi de las Naciones Unidas, creado para detener la destrucción del mundo natural, la segunda vez consecutiva que los gobiernos no han cumplido sus objetivos de biodiversidad de 10 años. Esta semana una coalición de más de 50 países se comprometió a proteger casi un tercio del planeta para 2030.


Se estima que un millón de especies están en peligro de extinción, muchas de ellas en décadas, según un reciente informe de la ONU.


"El deterioro ambiental es infinitamente más amenazante para la civilización que el Trumpismo o el Covid-19", dijo Ehrlich al Guardian.


En "La Bomba P", publicado en 1968, Ehrlich advirtió de la inminente explosión demográfica y de que cientos de millones de personas morirían de hambre. Aunque ha reconocido que algunos momentos eran erróneos, ha dicho que mantiene su mensaje fundamental de que el crecimiento demográfico y los altos niveles de consumo de las naciones ricas están impulsando la destrucción.


Le dijo al Guardian: "La "mania por el crecimiento" es la enfermedad mortal de la civilización - debe ser reemplazada por campañas que hagan de la equidad y el bienestar los objetivos de la sociedad - no consumir más basura".


Las grandes poblaciones y su continuo crecimiento impulsan la degradación del suelo y la pérdida de biodiversidad, advierte el nuevo documento. "Más gente significa que se fabrican más compuestos sintéticos y plásticos desechables peligrosos, muchos de los cuales se suman a la creciente toxicidad de la Tierra. También aumenta las posibilidades de que se produzcan pandemias que alimentan una caza cada vez más desesperada de los escasos recursos".


Los efectos de la emergencia climática son más evidentes que la pérdida de la biodiversidad, pero aún así, la sociedad no está logrando reducir las emisiones, sostiene el documento. Si la gente comprendiera la magnitud de las crisis, los cambios en la política y las políticas podrían corresponderse a la gravedad de la amenaza.


"Nuestro punto principal es que una vez que se comprende la escala y la inminencia del problema, queda claro que necesitamos mucho más que acciones individuales como usar menos plástico, comer menos carne o volar menos. Nuestro punto es que necesitamos grandes cambios sistemáticos y rápidos", dijo al Guardian el profesor Daniel Blumstein de la Universidad de California en Los Ángeles, que ayudó a escribir el artículo.


El documento cita una serie de informes clave publicados en los últimos años, entre ellos:



El informe es el resultado de años de advertencias severas sobre el estado del planeta por parte de los principales científicos del mundo, incluida una declaración de 11.000 científicos en 2019 de que la gente se enfrentará a "un sufrimiento indecible debido a la crisis climática" a menos que se hagan cambios importantes. En 2016, más de 150 científicos del clima de Australia escribieron una carta abierta al entonces primer ministro, Malcolm Turnbull, exigiendo una acción inmediata para reducir las emisiones. Ese mismo año, 375 científicos -incluyendo 30 ganadores del Premio Nobel- escribieron una carta abierta al mundo acerca de sus frustraciones por la inacción política sobre el cambio climático.


El profesor Tom Oliver, ecologista de la Universidad de Reading, que no participó en el informe, dijo que era un resumen aterrador pero creíble de las graves amenazas que enfrenta la sociedad en un escenario de "negocios como siempre". "Los científicos deben ahora ir más allá de la simple documentación del declive ambiental, y en su lugar encontrar las formas más eficaces de catalizar la acción", dijo.


El profesor Rob Brooker, jefe de ciencias ecológicas del Instituto James Hutton, que no participó en el estudio, dijo que éste ponía claramente de relieve la naturaleza apremiante de los desafíos.


"Ciertamente no deberíamos tener ninguna duda sobre la enorme escala de los desafíos que estamos enfrentando y los cambios que tendremos que hacer para enfrentarlos", dijo.



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com