• Homo consciens

El Banco de la UE, el mayor banco público del mundo, recorta la financiación al petróleo




El Banco de la UE deja de financiar a los combustibles fósiles y lanza una nueva y ambiciosa estrategia climática, sin embargo presiones de Alemania e Italia dejaron abierta la puerta para financiamiento de proyectos de gas.



Fuente: EIB - European Investment Bank y 350.org

14 de noviembre, Luxemburgo - El Banco Europeo de Inversiones (BEI), el mayor banco público internacional del mundo y el área de préstamos de la UE, con 555.000 millones de euros, ha adoptado hoy una nueva política de préstamos que recortará la financiación de la mayoría de los proyectos relacionados con los combustibles fósiles en su intento de convertirse en el primer "banco climático" del mundo. Algunos países, incluidos los gobiernos de Alemania e Italia, presionaron para que el banco apoyara proyectos de fósiles, y los activistas continuarán luchando contra ellos.


"Cuando el mayor prestamista público del mundo decida deshacerse de los combustibles fósiles, los mercados financieros de todo el mundo se darán cuenta: este es el comienzo del fin de la financiación de los combustibles fósiles que destruyen el clima. Por desgracia, el grupo de presión del gas ha conseguido que Alemania y la Comisión Europea introduzcan algunas lagunas en la política, lo que deja la puerta abierta para la financiación de peligrosos proyectos de gas. Será mejor que tomen nota de la creciente lista de oleoductos, terminales y pozos en ruinas que son desechados gracias a la oposición local y a las masas sin precedentes de personas que se movilizan por la justicia climática", dijo Kate Cahoon, Germany Campaigner, 350.org.


Esta decisión es el resultado de las decenas de miles de personas en todo el mundo que han presionado al EIB para que reconozca que debe estar libre de combustibles fósiles, así como de los grupos locales de toda Europa que han estado protestando regularmente fuera de los ministerios de finanzas y de las oficinas del Banco. Esta medida no es aislada; se produce en medio de una creciente presión sobre las instituciones financieras para que reduzcan su exposición a proyectos con altas emisiones de carbono y de una acción colectiva de los Bancos Multilaterales de Desarrollo para alinear su financiación con el acuerdo de París.


El BEI entregó diariamente 6,2 millones de euros a las empresas de combustibles fósiles entre 2013 y 2018 y proporcionó garantías para millones más de financiación privada, por lo que la reducción de esta financiación es otro clavo en el ataúd de la industria de los combustibles fósiles. Sin embargo, persisten las lagunas en relación con el gas fósil: cualquier proyecto que se añada a la lista de "proyectos de interés común" (PCI) de la UE antes de 2022 seguirá siendo subvencionable por el BEI, y en la actualidad se incluyen más de 50 proyectos de gas. La lista del PCI aún no se ha finalizado, por lo que todavía hay tiempo para asegurar que el BEI no encierre a Europa en décadas de dependencia de los peligrosos combustibles fósiles.


La Comisión Europea, bajo el lobby del sector del gas, presionó a los Estados miembros de la UE para que suavizaran una versión más fuerte de la política que habría visto una prohibición más completa de la financiación de los combustibles fósiles. Esto ocurrió a pesar de la necesidad de que los Estados de la UE reduzcan rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero y que lleguen a cero antes de 2050. Alemania también jugó un papel decisivo en diluir la primera política propuesta, pero las acciones del Ministro de Finanzas Olaf Scholz en la búsqueda de escapatorias para los combustibles fósiles ha precipitado un nuevo e importante movimiento en contra de los proyectos de gas en el país.


"Esta es una señal clara a las instituciones financieras de Europa y de todo el mundo de que deben tomar medidas rápidas y transformadoras para cambiar sus modelos financieros, mantener los combustibles fósiles en el suelo y apoyar una transición justa hacia formas sostenibles de energía para todos", dijo Clémence Dubois, France Campaigner, 350.org.


En la página del Banco se señala lo siguiente:

El Consejo de Administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha acordado hoy una nueva política de préstamos para la energía y ha confirmado la creciente ambición del BEI en materia de acción climática y sostenibilidad medioambiental.


  • El BEI pondrá fin a la financiación de proyectos de energías fósiles a partir de finales de 2021

  • La financiación futura acelerará la innovación en energías limpias, la eficiencia energética y las energías renovables

  • La financiación del Grupo BEI desbloqueará 1 billón de euros de acción climática e inversión medioambiental sostenible en el periodo de 2020 - 2030

  • El Grupo BEI ajustará todas las actividades de financiación a los objetivos del Acuerdo de París a partir de finales de 2020.


#desinversioncombustiblesfosiles #UnionEuropea #energiasrenovables.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com