• Homo consciens

El fracaso de la economía sobre la destrucción de la naturaleza presenta "riesgos extremos"





Fuente: The Guardian - Por Larry Elliott y Damian Carrington - Febrero 2021


Se necesitan nuevas medidas de éxito para evitar un colapso catastrófico, según una revisión histórica


El mundo corre un "riesgo extremo" por el fracaso de la economía a la hora de tener en cuenta el rápido agotamiento del mundo natural y necesita encontrar nuevas medidas de éxito para evitar un colapso catastrófico, según concluye una revisión histórica.


La prosperidad se está produciendo a un "coste devastador" para los ecosistemas que nos proporcionan a la humanidad alimentos, agua y aire limpio, dijo el profesor Sir Partha Dasgupta, economista de la Universidad de Cambridge que dirigió la revisión. En su opinión, se necesitan urgentemente cambios globales radicales en la producción, el consumo, las finanzas y la educación.


La revisión de 600 páginas fue encargada por el Tesoro británico, siendo la primera vez que un ministerio de finanzas nacional autoriza una evaluación completa de la importancia económica de la naturaleza. Un estudio similar patrocinado por el Tesoro en 2006, realizado por Nicholas Stern, ha transformado la comprensión económica de la crisis climática.


El estudio afirma que dos conferencias de la ONU celebradas este año -sobre biodiversidad y cambio climático- ofrecen a la comunidad internacional la oportunidad de replantearse un enfoque que ha provocado un descenso del 40% de las reservas de capital natural per cápita entre 1992 y 2014.


"La naturaleza es nuestro hogar. La buena economía exige que la gestionemos mejor", dijo Dasgupta. "Un crecimiento y un desarrollo económicos verdaderamente sostenibles implican reconocer que nuestra prosperidad a largo plazo depende de reequilibrar nuestra demanda de bienes y servicios de la naturaleza con su capacidad para suministrarlos. También significa tener en cuenta el impacto de nuestras interacciones con la naturaleza. El Covid-19 nos ha mostrado lo que puede ocurrir cuando no hacemos esto".


Sir David Attenborough dijo que la revisión era "inmensamente importante". En el prólogo, dijo: "Si continuamos con este daño, ecosistemas enteros se colapsarán. Este es un riesgo real. La revisión sitúa por fin a la biodiversidad en el centro [de la economía]. Muestra cómo podemos ayudar a salvar el mundo natural en lo que puede ser el último minuto, y al hacerlo, salvarnos a nosotros mismos".


El primer ministro británico, Boris Johnson, que será el anfitrión de la cumbre de la ONU sobre el clima que se celebrará en Glasgow en noviembre, declaró: "Este año es crítico para determinar si podemos detener e invertir la preocupante tendencia de rápida disminución de la biodiversidad. Acojo con satisfacción la revisión, que deja claro que la protección y la mejora de la naturaleza necesitan algo más que buenas intenciones: requieren una acción concertada y coordinada".


El impacto de la humanidad en el mundo natural es muy duro, ya que las poblaciones de animales han disminuido una media del 68% desde 1970 y la destrucción de los bosques continúa al mismo ritmo: algunos científicos creen que está en marcha una sexta extinción masiva de la vida y que se está acelerando. En la actualidad, sólo el 4% de los mamíferos del mundo son salvajes, superados enormemente por los humanos y su ganado.


El estudio de Dasgupta insta a los gobiernos del mundo a idear una forma de contabilidad nacional distinta del PIB y a utilizar una que incluya el agotamiento de los recursos naturales. También se pide que la comprensión de la naturaleza ocupe un lugar tan importante en la educación como las "tres erres", para acabar con el distanciamiento de la gente respecto a la naturaleza.


Dasgupta también pidió nuevas instituciones supranacionales para proteger los bienes públicos mundiales, como los bosques tropicales y los océanos. Los países más pobres deberían cobrar por la protección de los ecosistemas, mientras que habría que cobrar por el uso de las aguas no territoriales para evitar la sobrepesca.


Según el informe, casi todos los gobiernos están agravando la crisis de la biodiversidad al pagar más por explotar la naturaleza que por protegerla. Una estimación conservadora del coste global de los subsidios que dañan la naturaleza era de entre 4 y 6 billones de dólares (entre 2,9 y 4,4 billones de libras esterlinas) al año, según el informe. "La humanidad se enfrenta a una elección urgente. Continuar por el camino actual presenta riesgos extremos e incertidumbre para nuestras economías", decía el informe.


"El informe de Dasgupta muestra que estamos agotando rápidamente nuestro capital natural y que pagaremos el precio", dijo Lord Stern, profesor de la London School of Economics. "Invertir estas tendencias exige actuar ahora y, como subraya el informe, hacerlo sería mucho menos costoso que retrasarlo. Y lo que es más importante, nos ayudaría a reducir la pobreza".


Una exhaustiva evaluación mundial de la biodiversidad realizada por la ONU en 2019 concluyó que la sociedad humana está en peligro por el acelerado declive de los sistemas naturales de apoyo a la vida de la Tierra, con la pérdida de cerca de la mitad de los lugares salvajes y un millón de especies en riesgo de extinción.


El profesor Bob Watson, que dirigió la evaluación de la ONU, dijo: "Lo más importante es que el estudio de Dasgupta fue encargado por el Ministerio de Hacienda del Reino Unido, no por el de Medio Ambiente. Esperemos que esto signifique que los ministerios de hacienda de todo el mundo reconozcan que la pérdida de la naturaleza es una cuestión económica, no sólo medioambiental".


Jennifer Morris, directora de Nature Conservancy, dijo: "De la misma manera que el informe Stern demostró ser transformador a la hora de concienciar a las empresas y a los mercados financieros sobre el riesgo climático, es probable que el informe Dasgupta represente un punto de inflexión en la forma de valorar las contribuciones de la naturaleza en casi todos los aspectos de nuestras vidas."


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com