• Homo consciens

El mundo no está asegurando que los niños tengan un "planeta habitable".



Fuente: The Guardian - Por Saeed Kamali Dehghan - Febrero 2020 Los niños de los países que más carbono emiten son los más sanos, mientras que los que tienen huellas ambientales diminutas sufren el doble por sufrir las peores consecuencias de la crisis climática.


Todos los países del mundo están fallando en la protección de la salud de la infancia y su futuro frente a la intensificación de la degradación ecológica, el cambio climático y las prácticas de comercialización explotadoras, según un nuevo informe.


El informe dice que, a pesar de las dramáticas mejoras en la supervivencia, la nutrición y la educación en los últimos 20 años, "los niños de hoy en día se enfrentan a un futuro incierto", y todos los niños se enfrentan a "amenazas existenciales".


"En 2015, los países del mundo acordaron los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), pero casi cinco años más tarde, pocos países han registrado grandes progresos hacia su consecución", dice el informe de una comisión de 40 expertos en salud infantil y adolescente de todo el mundo.


"El cambio climático, la degradación ecológica, las poblaciones migratorias, los conflictos, las desigualdades generalizadas y las prácticas comerciales depredadoras amenazan la salud y el futuro de los niños de todos los países", dice el informe.


La comisión, convocada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la agencia de las Naciones Unidas para la infancia, Unicef, y la revista médica The Lancet, pide cambios radicales para proteger la salud y el futuro de los niños de la intensificación de la emergencia climática.


También se destaca la amenaza de las prácticas comerciales depredadoras, que vinculan la exposición de los niños a la comercialización de comida rápida y bebidas azucaradas con un aumento de la obesidad infantil 11 veces mayor, pasó de 11 millones en 1975 a 124 millones en 2016.


El informe incluye un índice de 180 países que compara los datos sobre supervivencia, bienestar, salud, educación y nutrición; así como sobre sostenibilidad, con una aproximación a las emisiones de gases de efecto invernadero, y equidad, o diferencias de ingresos.


Se considera que Noruega, Corea del Sur, los Países Bajos, Francia e Irlanda son los mejores países para que un niño prospere y se desarrolle en sus primeros años. El Chad, la República Centroafricana, Somalia, el Níger y Malí son los cinco últimos de la lista, según la misma clasificación.


Pero cuando se compara el rendimiento teniendo en cuenta las emisiones de carbono per cápita, Burundi, Chad y Somalia son los que tienen un mejor rendimiento, mientras que los Estados Unidos, Australia y Arabia Saudita se encuentran entre los 10 países más bajos.


"Cuando los autores tuvieron en cuenta las emisiones de CO2 per cápita, los países más ricos que se destacaban en el bienestar que ofrecían a sus niños, quedaron muy rezagados: Noruega quedó en el puesto 156, la República de Corea en el 166 y los Países Bajos en el 160", dice el informe. "Cada uno de los tres emite un 210% más de CO2 per cápita que su objetivo para 2030".




"Los únicos países en camino de superar los objetivos de emisión de CO2 per cápita para el 2030, mientras que también se desempeñan de manera justa (dentro de los 70 primeros) en las medidas de florecimiento de los niños son: Albania, Armenia, Granada, Jordania, Moldova, Sri Lanka, Túnez, Uruguay y Viet Nam", dice el informe.


El Reino Unido está clasificado entre los 10 primeros países en cuanto a bienestar infantil, pero ocupa el 133º lugar en "cumplimiento de los objetivos de emisiones"; está "actualmente en vías de emitir un 115% más de CO2 que su objetivo de emisiones para 2030".


Los expertos que respaldan el informe coinciden en que "si bien los países más pobres deben hacer más para apoyar la capacidad de sus hijos de llevar una vida sana, las excesivas emisiones de carbono -desproporcionadamente de los países más ricos- amenazan el futuro de todos los niños".


Stefan Peterson, jefe de salud de Unicef, dijo que los niños que viven en los países más pobres se enfrentan a lo peor del cambio climático, a pesar de tener una pequeña huella de carbono.


"Estos niños se enfrentan a enormes desafíos para su salud y bienestar, y también se encuentran ahora en la mayor desventaja debido a la crisis climática", dijo. "Necesitamos avances sostenibles en la salud y el desarrollo infantil, lo que significa que los grandes emisores de carbono deben reducir sus emisiones para que todos los niños, pobres y ricos, puedan prosperar".


El informe dice: "Si el calentamiento global excede los 4°C para el año 2100 en línea con las proyecciones actuales, esto llevaría a consecuencias devastadoras para la salud de los niños, debido al aumento del nivel de los océanos, las olas de calor, la proliferación de enfermedades como la malaria y el dengue, y la desnutrición".


Anthony Costello, profesor de salud mundial y desarrollo sostenible en el University College de Londres, dijo que la comisión estaba pidiendo un replanteamiento radical de la salud infantil mundial.


"El cambio climático amenaza el futuro de nuestros niños, por lo que debemos detener las emisiones de carbono lo antes posible", dijo al Guardian. "Nuestro nuevo índice muestra que ni un solo país tuvo un buen desempeño tanto en el desarrollo infantil como en los indicadores de emisiones.




"También pedimos una mayor regulación de la comercialización del tabaco, el alcohol, la leche de fórmula, las bebidas azucaradas y los juegos de azar a los niños, y de las empresas de redes sociales que apuntan a los niños a través de algoritmos secretos y el uso inapropiado de sus datos personales".


El informe dice que los niños están en riesgo por la comercialización dañina. "Las pruebas sugieren que los niños de algunos países ven hasta 30.000 anuncios sólo en la televisión en un solo año, mientras que la exposición de los jóvenes a los anuncios de vaping (cigarrillos electrónicos) aumentó en más del 250% en los EE.UU. en dos años, llegando a más de 24 millones de jóvenes".


La autorregulación de la industria ha fracasado, dijo Costello, y añadió que en Australia, por ejemplo, "los niños y adolescentes espectadores todavía estaban expuestos a 51 millones de anuncios de alcohol durante sólo un año de fútbol, cricket y rugby televisados".


"La realidad podría ser mucho peor aún", dijo. "Tenemos pocos datos y cifras sobre la enorme expansión de la publicidad en los medios sociales y los algoritmos dirigidos a nuestros niños".


La Comisión pide a los gobiernos que adopten medidas "para asegurar que los niños reciban sus derechos ahora y un planeta habitable en los años venideros".


"Vivimos en una época como ninguna otra. Nuestros niños se enfrentan a un futuro de grandes oportunidades, pero se encuentran en el precipicio de una crisis climática... nuestro reto es grande y parece que estamos paralizados", dice.


#crisisclimatica #cambioclimatico #niñez #infancia #injusticiaclimatica #obesidad #economiadelaatencion #adicciontecnologica #publicidad #alcohol #drogas #paisesricos #paisespobres

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com