• Homo consciens

El plástico que usamos sin pensar está matando a nuestro planeta, y lentamente a nosotros



Fuente: The Guardian - Por Andrew Paris - 15 de agosto de 2020

Con el apoyo de Instituto Judith Nielson

Como investigadores, nos ha sorprendido encontrar las más remotas profundidades del Océano Pacífico contaminadas por nuestro plástico. Y nos sobrevivirá a todos.

Los mismos plásticos que usamos para preservar nuestros alimentos son los mismos que los están contaminando



En todas partes hay plástico.


El plástico que usamos irreflexivamente cada día, el plástico que tiramos sin pensarlo en un momento, sigue vivo, y sigue. Aquí afuera. Donde está matando nuestro planeta, matando nuestra vida marina, y, lenta pero seguramente, matándonos.


Estoy aquí como parte de un equipo de investigadores de la Universidad del Pacífico Sur, recogiendo muestras de agua de mar lejos de cualquier lugar habitable.


Mi objetivo es comparar las concentraciones de microplásticos en el mar con las que están más cerca de la costa. Mi esperanza es colocar otra pieza en el rompecabezas del Pacífico.


Tenemos una idea justa de la escala del problema a lo largo de las costas más pobladas. Sin embargo, sabemos muy poco de lo que pasa aquí. Una brecha de conocimiento que abarca la mitad de la superficie del planeta.


El trabajo es obra de la difunta Dra. Marta Ferreira y hasta la fecha hemos encontrado microplásticos en el agua de mar, agua dulce, en peces, cangrejos, moluscos y aves, en los sedimentos de todo Fiji.


Cada lugar que visitamos, ya sea una ciudad metropolitana, o una isla lejana y remota, encontramos lo que buscamos.

Hemos encontrado microplásticos en el agua de mar, agua dulce, en peces, cangrejos, moluscos y aves, en los sedimentos de todo Fiji.

Dos de cada tres peces recogidos en el entorno costero del Gran Suva contenían microplásticos. Se encontró que un pez contenía la asombrosa cantidad de 68 partículas.


El grado de ingestión de estas especies costeras comunes es del mismo orden de magnitud que el de las encontradas en China.


Sabiendo que en el Pacífico Sur, el pescado constituye más del doble del promedio mundial de consumo de proteína animal, esto es alarmante.


Los niveles de microplásticos en el agua de mar de los alrededores de Suva eran comparables a los de algunas partes del Mediterráneo.


Los sedimentos costeros están inundados de microplásticos en el mismo grado que los que se encuentran a lo largo de las costas de Singapur y Portugal.


Estamos descubriendo que los mismos plásticos que usamos para preservar nuestros alimentos son los mismos que los están contaminando. El polietileno. El plástico más utilizado en la tierra también está en todas partes en el agua.


Sólo en 2017, Fiji importó más de 2.000 toneladas de polietileno.


El problema se ve agravado por los procesos oceanográficos. La sopa de plástico arremolinada que llamamos giro del Pacífico Sur asegura un suministro constante a los pequeños estados insulares que más dependen del océano para su sustento.


En las islas remotas del norte y el este de Fiji, las costas están inundadas de polietileno en sus muchas formas. Todo, desde hilos de camisas hasta cuerdas de barcos.


Es otro tipo de diáspora del Pacífico, excepto que los plásticos siempre vuelven.


Los mismos procesos que ayudaron a la expansión humana y a la ocupación de Oceanía están distribuyendo nuestros detritus a todas las dimensiones, incluso a las más oscuras profundidades del mar.


Una vez más, aquí estamos, en la primera línea de una inminente catástrofe ambiental.


Aunque la investigación está todavía en sus primeras etapas, los riesgos planteados están avanzados.


Aparte de los estudios sobre el desarrollo de líneas de base y niveles ambientales en el medio ambiente, estamos examinando los efectos sobre la vida vegetal y animal, especialmente aquellos de los que más dependemos.


Pero antes de que podamos empezar a gestionar, necesitamos primero medir.


Tenemos que estar vigilando de cerca, vigilando los efectos del plástico en los sistemas de vida con los que estamos íntimamente conectados.


Esta investigación, la primera evaluación exhaustiva de los microplásticos en las aguas superficiales del Pacífico Sur, proporcionará datos de referencia, para ayudar a los programas de vigilancia a detectar los cambios ambientales y evaluar los esfuerzos para controlar la contaminación de los plásticos.



Porque el enredo plástico de la sociedad, la cultura y el medio ambiente del Pacífico es real.


Vivimos en un mundo material y el plástico es el símbolo predominante del modernismo.


En todo momento estamos cubiertos y adornados con plástico. Nuestra propia existencia se desarrolla sobre un fondo de plástico, un escenario sintético tridimensional.


Nosotros, en el Pacífico, podemos estar muy lejos de las megalópolis e industrias masivas del mundo, pero el mismo problema que plaga sus océanos está presente aquí en la vasta extensión del Pacífico Sur.


Durante demasiado tiempo, hemos creído que nuestro moana es un cuerpo de agua ilimitado que podemos contaminar sin consecuencias.


Nos equivocamos al pensar eso.


Ahora, encontramos plásticos por todas partes.


Como gente del Pacífico es nuestra naturaleza compartir, pero no debe ser el caso de los plásticos del océano.


La basura de un hombre no debe ser la cena de otro hombre. Los plásticos están terminando en nuestra comida y todo el mundo se sienta a la mesa.


Individualmente, podemos crear pequeñas ondas, pero colectivamente podemos crear una marea de cambio para detener el avance de la marea de plástico.


El tejido mismo de la sociedad contemporánea del Pacífico está entretejido por hilos sintéticos.


Un tejido que está matando nuestra vida marina, y, lenta pero seguramente, matándonos.


Andrew Paris es un becario del programa de la Asociación Marina de la Unión Europea del Pacífico (PEUMP) que trabaja en una tesis de maestría


#plastico #contaminacion #oceanos #microplasticos #crisisecologica #modernidad

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com