• Homo consciens

El reciclaje de plástico es un mito: ¿qué pasa realmente con la basura?

Actualizado: 31 de ago de 2019







157.000 contenedores de residuos plásticos de EE.UU. fueron exportados en 2018 a países que no los pueden gestionar


Por Jan Dell, Ingeniera Independiente


A principios de 2018, China aplicó la llamada política de la "Espada Nacional" (National Sword ) restringiendo las importaciones de residuos de otros países. Dado que la exportación de residuos plásticos es una de las formas en las que Estados Unidos y otros países industrializados consideran que esos residuos son "reciclados" y evitan así los costes de eliminación, se produjo, a partir de entonces, un aumento significativo de los traslados de residuos plásticos a otros países en lugar de China. Desafortunadamente, la mayoría termina en países que no están equipados para manejarlos de manera segura.


Según los datos de la Oficina del estadística de EE.UU. el 78% de las exportaciones de residuos plásticos de EE.UU. en 2018 se enviaron a países con índices de mala gestión de residuos superiores al 5%: India, Indonesia, Malasia, Vietnam, Tailandia, México entre otros (ver cuadro). Eso significa que en 2018 se enviaron unos 157.000 contenedores grandes de 20 pies (es decir 429 contendores diarios) de desechos plásticos de Estados Unidos a países que ahora se sabe que están abrumados por los desechos plásticos . Las cifras indican que EE.UU estaría exportando la misma cantidad que recicla internamente[1].




Los ambientalistas que luchan contra la contaminación plástica y las industrias químicas y de productos plásticos suelen estar de acuerdo en que estos países no están equipados para gestionar de forma segura los residuos plásticos que EE.UU exporta. Entonces, ¿por qué se sigue haciendo?


Numerosas investigaciones han puesto de manifiesto que estas exportaciones se procesan en instalaciones inseguras y crean contaminación y daños sociales en los países receptores. Si bien algunos países están empezando a restringirlas, el flujo de residuos hacia países que no están preparados para gestionarlos continúa (con 49 millones de kg equivalente a 9.173 contenedores de TEU transportados en diciembre de 2018).


El estudio encontró que entre 8 y 12 millones de toneladas métricas al año de plástico entran al océano desde fuentes terrestres.

Los índices de mala gestión de residuos fueron estimadas a partir de datos del Banco Mundial por Jambeck, et al. en su innovador estudio "Plastic waste Inputs from land into ocean". El estudio encontró que entre 8 y 12 millones de toneladas métricas al año de plástico entran al océano desde fuentes terrestres. Jambeck define los residuos mal gestionados como "material que se ensucia o se elimina de forma inadecuada", es decir lo que la gente tira sin estar lo suficientemente limpio. Estos residuos se depositan en vertederos que pueden estar abiertos y sin control, donde como no están bien contenidos terminan en el océano a través de las vías fluviales, los desagües o por la acción del viento o las mareas. Brooks, et al. señalan que "no existe una norma global para clasificar a los países que cuentan con la infraestructura suficiente para gestionar los residuos plásticos importados". La falta de una norma mundial de este tipo permite que continúe la práctica de exportarlos a cualquier país. Los países industrializados como los Estados Unidos tienen índices de gestión que están por debajo del 0,1%, pero aún así sufren de contaminación plástica. Los países a los que se exporta tienen índices que superan con creces  el 5% considerado como mala gestión: India (85%), Indonesia (81%), Vietnam (85%) y Malasia (55%).


Las exportaciones de desechos plásticos han sido despachadas y contadas como recicladas durante décadas


Los residuos plásticos han sido exportados y contados como "reciclados" por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US - EPA) y la industria de residuos y reciclaje durante décadas. Los datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos muestran que las exportaciones a China y otros países se remontan a 1992, el primer año en la base de datos. Sin una trazabilidad documentada del destino final de los residuos , el plástico recogido por los municipios y comercios se cargaban en camiones y se enviaban a compradores de países extranjeros, muchos de los cuales tenían mano de obra barata, no tenían normas de salud y seguridad, tenían pocas regulaciones ambientales y sin garantías de que los residuos plásticos fueran reciclados realmente. El Instituto de Industrias de Reciclaje de Chatarra (ISRI) publica una Circular de Especificaciones de Chatarra que proporciona especificaciones detalladas para certificar la calidad y valoración de la chatarra para compradores y vendedores. Sin embargo, no aborda los requisitos o garantías para las instalaciones de reciclaje que reciben chatarra de plástico.


Aunque en EE.UU no se ha hecho una revisión de lo que está sucediendo con los residuos , la Oficina Nacional de Auditoría del Reino Unido si ha críticado en 2018 de los envíos de basura de Gran Bretaña a países pobres. Ahora está investigando las filtraciones a los ríos y al océano en los países de destino.


Las exportaciones estadounidenses de residuos plásticos se han reducido casi a la mitad entre 2015 y 2018 (de un máximo de 2,05 millones de toneladas métricas a 1,07 millones de toneladas métricas). La razón principal de la disminución es la estricta política de importación de chatarra de China. El declive es una noticia positiva para el océano, los ríos, los ecosistemas y la gente de los países receptores y del mundo.


Los desechos plásticos crean contaminación plástica y daños sociales en los países importadores y en el océano


El documental "Plastic China" de Wang Jiuliang se estrenó en China en 2014, exponiendo los daños ambientales y sociales causados por los residuos importados por China. Algunos expertos creen que el documental fue clave para las estrictas regulaciones puestas por el gigante asiático.


Y también puso al descubierto la falacia y los defectos del flujo internacional de exportaciones de residuos plásticos como un método responsable de reciclar el plástico y crear la llamada "economía circular" .


En esta página se puede ver el destino de las Exportaciones de Residuos Plásticos de EE.UU. 2010 - 2018 (datos de la Oficina del Censo de EE.UU.), Tasas de Mala Gestión de Residuos del País (Jambeck, 2015) y Evidencia de Mala Gestión.


La publicacion The Conversation publicó que en Vietnam "más de la mitad del plástico importado en el país se vende a pueblos, donde se procesa informalmente, principalmente a escala doméstica. El procesamiento informal implica lavar y derretir el plástico, que utiliza mucha agua y energía y produce mucho humo. El agua no es tratada sino que se descarga en los ríos y alrededor del 20% del plástico es inutilizable, por lo que se vierte y se suele quemar, lo que crea más problemas de basura y de calidad del aire. La quema de plástico puede producir contaminantes nocivos para el aire como dioxinas, furanos y bifenilos policlorados, y el agua de lavado contiene un cóctel de residuos químicos, además de los detergentes utilizados. Las condiciones de trabajo en estos procesadores informales también son peligrosas, con quemadores funcionando en 260-400℃. Los trabajadores tienen poco o ningún equipo de protección.


La evidencia en los documentales e informes muestra de forma clara y creíble que los residuos plásticos trasladados a estos países no deben considerarse como "reciclados", como es práctica común en los Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea (UE), Australia, Nueva Zelanda y Japón. Ni tampoco las empresas productoras.



Países asiáticos que consumen desechos plásticos de EE.UU. son culpados por la contaminación plástica mundial de los océanos


En 2016, antes de que se implementaran las restricciones de China, los expertos en desechos de la Universidad de Georgia estimaron que las importaciones añadían un 10,8% a los desechos plásticos que China generaba a nivel nacional, 7,4 millones de toneladas métricas adicionales, además de los 60,9 millones de toneladas métricas de basura plástica nacional creada en China ese año.


Al mismo tiempo que los Estados Unidos y otros países han estado exportando desechos a países asiáticos que no están preparados para manejarlos, esos mismos países asiáticos están siendo acusados de ser los principales contaminadores de plásticos para el océano. Este editorial en el Día de la Tierra 2018 del Subdirector Editorial del USA Today dice a los estadounidenses que no se sientan culpables por nuestra basura plástica porque "los países asiáticos y los pescadores sucios están destruyendo los océanos del mundo". Las compañías estadounidenses de productos químicos, plásticos y de consumo señalan a los países asiáticos como la principal fuente de contaminación de plásticos oceánicos en su informe "Stemming the Tide" de 2015, financiado por la industria, al tiempo que reconocen que no hay suficientes sistemas de gestión de residuos plásticos en esos países.



Razones para poner fin a las exportaciones de residuos plásticos a países con sistemas de gestión de residuos deficientes


Los gobiernos de Malasia, Taiwán, Tailandia y Vietnam, preocupados por la inundación de residuos importados en sus puertos en la primera mitad de 2018 y empujados por ciudadanos como Daniel Tay en Malasia, están empezando a imponer restricciones .


Sin embargo, aún no se han establecido prohibiciones firmes y efectivas y no se sabe con certeza el final de esas importaciones. En Indonesia, la industria del plástico está presionando para que se deroguen las restricciones que se introdujeron en junio de 2018. La exportación de residuos plásticos a Tailandia se duplicó con creces entre noviembre de 2018 (2,9 millones de kg) y diciembre de 2018 (7,9 millones de kg).


Más allá de las exportaciones legales, los informes sobre el aumento de las fábricas ilegales de reciclaje de plástico en Malasia y los "comerciantes que eluden el papeleo para evitar los límites de importación" indican que las restricciones pueden no ser respetadas, ya que "algunos exportadores en los EE.UU. y en otros lugares, y sus homólogos importadores en los países de destino, identifican falsamente la basura como otro producto en las declaraciones aduaneras", de acuerdo con la revista de la industria del reciclaje Resource Recycling. En febrero de 2019, un funcionario de Malasia señaló que se habían encontrado 139 operadores ilegales de reciclaje de plástico, que se desplazan rápidamente de un lugar a otro y declaró: "Dondequiera que haya un puerto, tendrás la importación de residuos plásticos".


Los Estados Unidos y otros países industrializados no deben esperar a que los países a los que culpamos por la contaminación plástica implementen restricciones a la importación de nuestros desechos plásticos. Deberíamos seguir el ejemplo del Reino Unido, donde hay un proyecto de ley ante el Parlamento, para poner fin a las exportaciones de residuos plásticos a países con sistemas de gestión de residuos deficientes.


(el artículo continúa con los beneficios que traería aparejados para Estados Unidos)


Autor: Jan Dell, PE, es un ingeniero independiente en la búsqueda de la última limpieza de la playa. Jan ha trabajado con compañías en diversas industrias para implementar prácticas de negocios sostenibles y de resiliencia climática en sus operaciones, comunidades y cadenas de suministro en más de 40 países, incluyendo Asia. Nombrado por la Oficina de Políticas de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, Jan fue miembro del Comité Federal de Estados Unidos que dirigió la Tercera Evaluación Nacional del Clima de 2010 a 2014 y Vicepresidente del Comité Federal Asesor de Estados Unidos sobre la Evaluación Nacional Sostenida del Clima en 2016-2017. Envíale un correo electrónico aquí.



1] La cifra de reciclaje doméstico de 2018 se estima a partir de los últimos datos de residuos de la USEPA de 2015 combinados con los datos de exportación de los Estados Unidos.

Fuente: Plastic Coalition


#Reciclaje #bolsadeplástico #contaminaciónplástica #basuracero #plastico

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com