• Homo consciens

El suministro mundial de alimentos se verá afectado por el aumento de las temperaturas


Fuente: The Guardian - Por Fiona Harvey - 10 agosto 2021


La producción de alimentos en todo el mundo se verá afectada cuando el calentamiento global alcance los 1,5ºC, con graves efectos en el suministro de alimentos en las próximas dos décadas, han advertido los científicos, tras el mayor informe científico hasta la fecha sobre la crisis climática.


El aumento de las temperaturas hará que haya más épocas del año en las que las temperaturas superen lo que los cultivos pueden soportar, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, en su sexto informe de evaluación publicado el lunes.


Los desafíos a nuestros sistemas de producción de alimentos serán sólo uno de los impactos, según el informe: los cambios en los patrones de precipitación dejarán muchas áreas vulnerables a la sequía, mientras que el clima extremo dificultará la agricultura y dañará los cultivos.


Bonnie Waring, profesora titular del Instituto Grantham, del Imperial College de Londres, dijo: "En todo el mundo, más del 80% de las calorías que se consumen proceden de sólo 10 plantas de cultivo, entre ellas el arroz, el maíz y el trigo. Aunque algunos cultivos básicos -como la soja- podrían mejorar en un futuro más cálido, es probable que el calentamiento de las temperaturas y las sequías cada vez más frecuentes reduzcan el rendimiento de estos cultivos clave en muchas regiones del planeta".


El espectro completo de los daños no se revelará por completo hasta el año que viene, cuando el IPCC publique la segunda parte de su histórica evaluación, que abarcará los impactos de la alteración del clima en áreas clave de la vida humana y del planeta.

Resumen de estudios referentes a "Seguridad alimentaria y cambio climático" - aquí

La primera parte del informe, publicada esta semana, se ocupa de las bases científicas físicas del cambio climático -es decir, lo que ocurrirá con la atmósfera, los mares y la tierra-, pero a partir de esas conclusiones ya pueden evaluarse muchos de los daños probables para la agricultura.


Ilan Kelman, catedrático de catástrofes y salud del University College de Londres, dijo: "Si no actuamos, un número importante de personas podría tener grandes problemas de alimentación. El aumento del calor y la humedad perjudicará a los cultivos y al ganado, y las sequías e inundaciones podrían acabar con las cosechas. Para contrarrestar estos efectos serían necesarios cambios masivos en las prácticas agrícolas, incluyendo cambios en los cultivos y el ganado".


David Reay, profesor de gestión del carbono en la Universidad de Edimburgo, añadió: "En el caso de alimentos básicos como el arroz -la principal fuente de alimentación de más de mil millones de personas-, el calentamiento no sólo está cambiando los regímenes de lluvias, sino que está amenazando las aguas de deshielo de los glaciares que riegan millones de hectáreas de las tierras de cultivo del sur de Asia. "


El clima extremo de este año también ha revelado otro impacto importante: cuando las temperaturas del "bulbo húmedo" se disparan, la gente no puede trabajar con seguridad en los campos. Estas condiciones se dan cuando el calor y la humedad son elevados, y el cuerpo de las personas no puede evacuar el sudor de forma eficaz.


Algunas personas han especulado que el calentamiento de las temperaturas podría ser bueno para la agricultura, al permitir temporadas de cultivo más largas en las latitudes septentrionales, y por el efecto fertilizante de más dióxido de carbono en la atmósfera, que las plantas absorben del aire mientras crecen. Mark Maslin, catedrático de ciencias del sistema terrestre de la UCL, rechazó estas afirmaciones. "Cualquier beneficio será probablemente pequeño y se verá superado por los daños y el riesgo de climas extremos", dijo, advirtiendo que el aumento de los precios de los alimentos será también un gran peligro.


La cría de animales también se verá afectada, aunque reducir nuestra dependencia de la carne y los productos lácteos es probablemente una de las formas clave de frenar el calentamiento global: El metano, procedente en gran parte de la agricultura, incluidos los rumiantes y el estiércol, es una de las principales causas de deterioro del clima señaladas en el informe de evaluación del IPCC.

Es necesario reformar el sistema alimentario para prepararse para el cambio climático - aquí

Rob Percival, responsable de política alimentaria y sanitaria de la Soil Association del Reino Unido, afirmó que no es necesario que la gente deje de comer o producir carne, sino que los patrones de consumo de alimentos deben cambiar junto con la producción de los mismos. "Una rápida transición a la agricultura agroecológica ofrece un enfoque más saludable y sostenible para producir nuestros alimentos y requiere un cambio en nuestras dietas hacia menos y mejor carne, con un énfasis en las frutas y verduras frescas y el consumo de más legumbres y leguminosas", dijo.


Shefali Sharma, directora del Instituto de Política Agrícola y Comercial, declaró a The Guardian que todas las zonas se verán afectadas, no sólo las regiones más pobres del mundo, donde muchos agricultores ya son vulnerables, y que todos los gobiernos deben actuar con urgencia. "Los gobiernos deben empezar a tomar medidas urgentes ahora para crear resiliencia en los sistemas agroalimentarios. Esto significa fomentar la salud del suelo, la biodiversidad agrícola en los cultivos y los animales, un trabajo de extensión serio que se base en los conocimientos tradicionales y las razas y semillas locales y un apoyo adecuado para la adaptación."





Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram