• Homo consciens

Hay que darle derechos legales a los animales, los árboles y los ríos



Fuente: The Guardian - 10 de octubre de 2022

Un informe para la Law Society afirma que el marco legal es esencial para las futuras interacciones con el medio ambiente y la biotecnología


La concesión de derechos y protecciones legales a entidades no humanas como los animales, los árboles y los ríos es esencial para que los países puedan hacer frente a la degradación del clima y la pérdida de biodiversidad, según los expertos.


Los autores de un informe titulado Law in the Emerging Bio Age (El derecho en la nueva era biológica) afirman que los marcos jurídicos tienen un papel fundamental a la hora de regular las interacciones humanas con el medio ambiente y la biotecnología.


Ecuador y Bolivia ya han consagrado derechos para el mundo natural, mientras que existe una campaña para que el ecocidio sea un delito perseguible en la Corte Penal Internacional. El informe para la Law Society, el organismo profesional de los abogados en Inglaterra y Gales, explora cómo podría recalibrarse la relación entre los seres humanos y la madre tierra en el futuro.


El crimen de ecocidio debe ser reconocido - aquí
Para detener la catástrofe climática, hay que convertir el ecocidio en un delito internacional - aquí
¿Debería darse a la naturaleza derechos consagrados en la ley? - aquí

La doctora Wendy Schultz, futurista y coautora del informe, dijo: "Cada vez se entiende mejor que hay que hacer algo muy diferente si nuestros hijos van a tener un planeta en el que vivir que sea de alguna manera agradable, y que se pueda sobrevivir, por lo que se trata de una tendencia en expansión". ¿Está sucediendo tan rápido como cualquiera de nosotros querría? Posiblemente no, y por eso es importante darlo a conocer".


Su coautora, la doctora Trish O'Flynn, investigadora interdisciplinar que anteriormente fue directora nacional de contingencias civiles en la Asociación de Gobiernos Locales, dijo que los marcos legales deben ser "aptos para un futuro más que humano" y para desarrollos como la modificación o la ingeniería genética. Esto significa abarcar todo, desde los labradores hasta el tejido cerebral cultivado en laboratorio, desde los ríos hasta los robots.


"A veces nos consideramos ajenos a la naturaleza, que es algo que podemos manipular", dijo O'Flynn. "Pero en realidad somos de la naturaleza, estamos en ella, somos una especie más. Resulta que estamos en la cima del árbol evolutivo en cierto modo, si se mira de esa manera lineal, pero en realidad el ecosistema global es mucho más poderoso que nosotros. Y creo que eso está empezando a reflejarse en nuestra forma de pensar.


"Un ejemplo de derecho podría ser el desarrollo evolutivo, en el que se permite a una especie y a un individuo... alcanzar su pleno potencial cognitivo, emocional y social".

¿Qué es un individuo? La biología busca pistas en la teoría de la información - aquí
¿Qué animales deben considerarse sintientes a los ojos de la ley? - aquí

Ese derecho podría aplicarse a las cerdas en la cría intensiva de cerdos, a los terneros que se separan de sus madres e incluso a los animales de compañía, dijo O'Flynn, y añadió: "Lo digo como amante de los perros. Limitamos su comportamiento para que nos convenga".


Los avances en biotecnología también plantean cuestiones sobre la ética de recuperar especies de la extinción o erradicar las existentes. Los científicos están estudiando la reintroducción de mamuts lanudos y se ha debatido la posibilidad de eliminar los mosquitos, portadores de la malaria y otras enfermedades.


"No somos lo suficientemente sabios como para gestionar todas estas capacidades y gestionar los efectos dominantes de las decisiones que tomamos sobre nuestra relación con el medio ambiente vivo", dijo Schultz. "Parte de la cuestión es incorporar algún tipo de marco para la rendición de cuentas y la responsabilidad por las consecuencias de estas cosas que hacemos, y ahí es donde entra el derecho".


Los autores reconocen la posible resistencia de tradiciones y creencias muy diferentes en algunos países occidentales, en comparación con Ecuador y Bolivia, donde los derechos a la naturaleza se concedieron bajo gobiernos socialistas e influenciados por las creencias indígenas (al igual que la prohibición de subir al Uluru en Australia en 2019).


"Conceder derechos a algo que es culturalmente numinoso sólo para poder preservarlo nos lleva a un tipo de valoración que, entre otras cosas, es un cambio cultural que se aleja de la gran cadena judeocristiana del ser: el dominio sobre la naturaleza", dijo Schultz. "Se trata de reconfigurarla para situarnos en el lugar en el que siempre hemos estado y en el que deberíamos pensar que pertenecemos, como un simple nodo en esta gran red de vida del planeta".


"Si esa visión del mundo puede consagrarse en la ley, concediendo esencialmente derechos de persona al espíritu del río, al espíritu de los árboles o al espíritu del elefante, estás hablando de consagrar una especie de neo-panteísmo en los marcos legales del siglo XXI".


MAS SOBRE EL TEMA DERECHO ANIMAL Y ECOCIDIO

  • Vinciane Despret "¿Qué dirían los animales si les hiciéramos las preguntas adecuadas? - aquí

  • Nosotros, los animales - aquí

  • ¿Qué es un individuo? La biología busca pistas en la teoría de la información - aquí

  • ¿Qué animales deben considerarse sintientes a los ojos de la ley? - aquí

  • El crimen de ecocidio debe ser reconocido - aquí

  • Para detener la catástrofe climática, hay que convertir el ecocidio en un delito internacional - aquí

  • ¿Debería darse a la naturaleza derechos consagrados en la ley? - aquí

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram