• Homo consciens

La humanidad está librando una guerra contra la naturaleza, dice el Secretario General de la ONU



Fuente: The Guardian - Por Fiona Harvey - Diciembre 2020

António Guterres enumera las heridas causadas por el hombre en el mundo natural en un claro mensaje



La humanidad se enfrenta a una nueva guerra, sin precedentes en la historia, ha advertido el secretario general de la ONU, que corre el riesgo de destruir nuestro futuro antes de que hayamos comprendido plenamente el riesgo.


El descarnado mensaje de António Guterres es el resultado de un año de agitación mundial, en el que la pandemia de coronavirus ha hecho que los gobiernos cierren países enteros durante meses, mientras que incendios forestales, huracanes y poderosas tormentas han marcado el planeta.


Guterres dijo: "La humanidad está librando una guerra contra la naturaleza. Esto es suicida. La naturaleza siempre contraataca, y ya lo hace con una fuerza y una furia crecientes. La biodiversidad está colapsando. Un millón de especies están en riesgo de extinción. Los ecosistemas están desapareciendo ante nuestros ojos... Las actividades humanas están en la raíz de nuestro descenso hacia el caos. Pero eso significa que la acción humana puede ayudar a resolverlo".


Enumeró las heridas causadas por el hombre en el mundo natural: la propagación de los desiertos, la pérdida de humedales, la tala de bosques, la sobrepesca en los océanos y la asfixia con plásticos, la muerte de los arrecifes de coral, la contaminación del aire que mata a 9 millones de personas al año, más que la pandemia actual, y el hecho de que el 75% de las nuevas y emergentes enfermedades infecciosas humanas, como el Covid-19, proceden de los animales.


Aunque Guterres, como sus dos predecesores, ha hablado frecuentemente sobre los peligros de la crisis climática, este fue su lenguaje más fuerte hasta ahora. La ONU fue fundada hace 75 años al final de la segunda guerra mundial para tratar de promover la paz mundial después de dos conflictos mundiales devastadores. Guterres hizo una invocación deliberada de esa misión original, aplicándola a las crisis del clima y la biodiversidad.


Gráfico: Aumento de la temperatura según 5 fuentes de datos. Aumento de la temperatura media global en 2020 1.2ºC


"Hacer la paz con la naturaleza es la tarea que define el siglo XXI", dijo, en una conferencia virtual titulada El Estado del Planeta, en la Universidad de Columbia en Nueva York. "Debe ser la máxima, máxima prioridad para todos, en todas partes."


Dijo que las generaciones futuras se enfrentarán a la ruina por nuestras acciones de hoy. "Esta es una prueba de política épica. Pero en última instancia, es una prueba moral... No podemos usar [nuestros] recursos para fijar políticas que carguen [a las futuras generaciones] con una montaña de deuda en un planeta roto".


También situó la desigualdad firmemente en el centro del problema, advirtiendo que los más pobres y vulnerables -incluso en los países ricos- eran los más afectados por el cambio climático.


Guterres dijo que las emisiones de gases de efecto invernadero eran un 62% más altas que cuando se iniciaron las negociaciones internacionales sobre el clima en 1990. Un informe de la Organización Meteorológica Mundial, también publicado el miércoles, encontró que el año 2020 estaba en camino de ser uno de los tres años más cálidos registrados a nivel mundial, a pesar de los efectos de enfriamiento del sistema meteorológico de La Niña, mientras que la década pasada fue la más calurosa de la historia de la humanidad y se encontró que el calor del océano estaba en niveles récord.


Incluso con los impactos de la crisis del coronavirus, las emisiones de gases de efecto invernadero van a aumentar de nuevo este año.


Sin embargo, Guterres también dio una nota de esperanza. Muchos países, incluyendo el mayor emisor, China, la UE, y el presidente electo de los EE.UU., Joe Biden, han adoptado objetivos para alcanzar emisiones netas cero a mediados de siglo. La energía renovable es ahora más barata que el carbón en muchas regiones, y las nuevas tecnologías, como los vehículos eléctricos, están ganando terreno.


Dijo: "Creo firmemente que 2021 puede ser un nuevo tipo de año bisiesto, el año del salto cuántico hacia la neutralidad del carbono. El análisis económico sólido es nuestro aliado".


Los inversores y los gobiernos deben aprovechar la oportunidad de "pulsar el botón verde" mientras aún hay tiempo, dijo. Miró hacia las vitales conversaciones sobre el clima de la COP26 de las Naciones Unidas, que se celebrarán en el Reino Unido el año próximo, como el momento en que las naciones deben dar un giro decisivo hacia una economía mundial verde.


Dentro de 10 días, Guterres, junto con el gobierno francés y Boris Johnson, será el anfitrión de una cumbre de líderes mundiales para preparar las conversaciones de la Cop26 que se pospusieron un año hasta el próximo noviembre debido a la pandemia.


En la Cumbre sobre la Ambición Climática, que marca cinco años desde la firma del acuerdo de París, se espera que los gobiernos afirmen planes para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero en el próximo decenio, de conformidad con sus objetivos a largo plazo.


A principios de esta semana, el Climate Action Tracker calculó que si se cumplieran todas las promesas de cero neto de carbón, hechas por los gobiernos y los líderes, las temperaturas aumentarían unos 2,1ºC por encima de los niveles preindustriales. Esto no está muy por encima del límite superior establecido por el acuerdo de París, de mantener las temperaturas a no más de 2ºC por encima de los niveles preindustriales, considerado como el límite de seguridad más allá del cual es probable que el colapso climático se convierta en catastrófico e irreversible.


Aclaración de Climaterra: Hay reconocidos cientificos climáticos que señalan que sobrepasar 2ºC es arriesgarnos a irnos a un planeta de 4ºC por el desencadenamiento de las retroalimentaciones del sistema climático (deshielo, menos reflectividad del sol por menor nieve y más absorción de calor, más incendios, liberación de metano en suelos congelados, transformación en sabanas de las selvas tropicales) todos elementos que emitirían mas gases de efecto invernadero a la atmósfera.


Sin embargo, eso depende de los objetivos a largo plazo establecidos para décadas que se cumplirán con medidas ahora. Guterres advirtió que las promesas no eran suficientes en sí mismas.


Dijo: "Necesitamos que todos los gobiernos traduzcan estas promesas en políticas, planes y objetivos con plazos específicos. Esto proporcionará certeza y confianza a las empresas y al sector financiero para que inviertan por el cero neto".


Guterres pidió a los países que pusieran un precio a las emisiones de carbono, que dejaran de invertir en combustibles fósiles y eliminaran gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles, que dejaran de construir nuevas centrales eléctricas de carbón y que cambiaran su base fiscal, pasando de gravar los ingresos a gravar la contaminación.


También dijo que los gobiernos deben actuar con rapidez ante la crisis de la biodiversidad, ya que la ONU planea varias conferencias importantes el próximo año que abordarán la destrucción de las especies, los océanos, la producción de alimentos y las ciudades. "El próximo año nos da una gran cantidad de oportunidades para detener el saqueo y comenzar la curación", dijo.


El descarnado mensaje de Guterres fue repetido por Laurent Fabius, el ministro francés de Asuntos Exteriores, quien dirigió la histórica conferencia de París en 2015. "No existe una vacuna contra el calentamiento climático", advirtió. "Pero hay un antídoto, que es aplicar plenamente el acuerdo de París".


Dijo que la asistencia financiera para los países en desarrollo sería esencial para forjar un consenso mundial sobre el logro de emisiones netas cero, ya que era fundamental para el éxito en París.


"Dinero, dinero, dinero", dijo Fabius, fue clave para las conversaciones, y los países ricos deben cumplir su promesa de proporcionar al menos 100.000 millones de dólares al año a las naciones en desarrollo, para ayudarles a reducir las emisiones y hacer frente a los impactos del colapso climático.


Junto con la asistencia financiera, los gobiernos deben tratar de asegurar que la transición a una economía verde beneficie a todos los sectores de la sociedad, añadió Fabius. "La cuestión del cambio climático es también una cuestión de desigualdad. Debemos enfrentarnos a esto, de lo contrario tenemos un gran problema".


Amber Rudd, ex ministra de energía y clima del Reino Unido, que representó al Reino Unido en las conversaciones de París, dijo que Boris Johnson había debilitado su propia posición en la Cop26 al reducir el gasto del Reino Unido en ayuda exterior, lo que disminuiría la influencia del anfitrión para unir a los países en desarrollo.


"Un país que entendiera la seriedad de la Cop26 no estaría recortando la ayuda internacional en este momento", dijo.


#crisisclimatica #crisisecologica #ONU #naturaleza #acuerdodeparis #emisiones #CO2 #COP

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram