• Homo consciens

La mitad de las especies del mundo podrían extinguirse, según los biólogos


Fuente: Mashable - POR MARIA GALLUCCI - FEBRERO DE 2017


Esta es la verdad que da que pensar: alrededor de la mitad de las especies actuales de la Tierra podrían desaparecer a mediados de siglo, a menos que los humanos podamos hacer frente al cambio climático y frenar el consumo y el crecimiento de nuestra población.


Esa es la opinión que comparten los principales biólogos y ecologistas, muchos de los cuales se reunieron en 2017 el Vaticano en una conferencia que suena extraña pero optimista: "Cómo salvar el mundo natural del que dependemos".


Los científicos estiman que, para mediados de siglo, entre el 30 y el 50 por ciento de todas las especies podrían enfrentarse a la extinción.


"El tejido vivo del mundo... se nos escapa de las manos sin que demos muchas muestras de preocupación", dijo en su página web la Academia Pontificia de las Ciencias, que organizó la conferencia.


La Iglesia Católica ha hecho de las cuestiones ecológicas una de las principales preocupaciones del Papa Francisco.


La encíclica de 2015 del pontífice, llamada Laudato Si, insta a los 1.200 millones de católicos romanos del mundo -y a todos los demás- a proteger el medio ambiente y evitar que las comunidades sufran el cambio climático, la escasez de agua y alimentos y la contaminación tóxica.


En una sección sobre la biodiversidad, el Papa Francisco escribe: "Dado que todas las criaturas están conectadas, cada una debe ser apreciada con amor y respeto, ya que todos nosotros, como criaturas vivas, dependemos unos de otros".


Los científicos, estudiosos y líderes católicos se centraron en las amenazas que pesan no sólo sobre especies bien conocidas como los osos polares y los elefantes, sino también sobre otras variedades menos famosas de vida animal y vegetal. Los seres humanos necesitan la diversidad biológica para asegurarse de que seguimos teniendo abundantes suministros de alimentos, medicamentos que curan enfermedades, aire respirable y agua potable, entre otros beneficios vitales.


La conferencia se centró en la llamada "sexta extinción", que probablemente esté experimentando nuestro planeta en estos momentos.


Durante los 4.500 millones de años de historia de la Tierra, cinco grandes eventos de extinción han acabado con casi todas las especies del planeta, según muestra el registro geológico. La última extinción ocurrió hace unos 65 millones de años, cuando desaparecieron los dinosaurios. Los impactos de asteroides, las erupciones volcánicas y los cambios climáticos naturales fueron probablemente los culpables de esos eventos pasados.


Ahora, el planeta podría estar abocado a una sexta mortandad masiva, esta vez a causa de los humanos.


Antes, entre una y cinco especies al año se extinguían por causas naturales. Los científicos calculan que ahora estamos reduciendo las especies a un ritmo entre 1.000 y 10.000 veces superior al normal, según señalaron investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard en un informe de 2008.


La quema de combustibles fósiles para obtener energía, la tala de bosques para la agricultura, el relleno de humedales para construir ciudades, el vertido de contaminación en el océano... todas estas actividades están haciendo que la Tierra sea menos hospitalaria para los organismos microscópicos y las bestias majestuosas por igual.


Nuestro aumento de población, que alcanzará los 11.200 millones de personas en 2100, no hace más que aumentar el estrés planetario. (Nota de Climaterra: el factor determinante es el consumo, la futura corriente de emisiones de carbono tras la decisión de una pareja americana de tener un hijo extra es 130 veces mayor que la decisión de una pareja de Bangladesh)


Las estimaciones sobre las tasas de extinción en este siglo no son nada seguras y varían, aunque la mayoría siguen siendo preocupantes.


Un estudio realizado en 2015 por el profesor de la Universidad de Connecticut Mark Urban sugirió que hasta una de cada seis especies -o el 16%- podría extinguirse en 2100.


"Las extinciones a las que nos enfrentamos suponen una amenaza aún mayor para la civilización que el cambio climático, por la sencilla razón de que son irreversibles", dijo Peter Raven, biólogo del Jardín Botánico de Missouri, al Observer antes de la conferencia del Vaticano.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram