• Homo consciens

La pérdida del hielo reflectante del Ártico hará adelantar el calentamiento global en 25 años

Actualizado: 19 de oct de 2019

Una rápida mitigación puede evitar la pérdida total de hielo marino



Una investigación del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego señala que la pérdida del hielo marino ártico y su capacidad de reflejar la energía solar entrante en el espacio equivaldría a añadir un billón de toneladas de CO2 a la atmósfera, además de los 2,4 billones de toneladas emitidas desde la Era Industrial.


A los ritmos actuales, esto equivale aproximadamente a 25 años de emisiones globales de CO2*. En consecuencia, aceleraría la llegada de un umbral de calentamiento global de 2ºC por encima de las temperaturas que el mundo experimentaba antes de la Revolución Industrial (calculado aproximadamente para 2050-2070 ver Nota).


Científicos y analistas, incluidos los autores de un informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicado en octubre de 2018, han afirmado que el planeta corre el riesgo de sufrir daños catastróficos que van desde olas de calor más intensas e inundaciones costeras hasta la extinción de especies terrestres y amenazas para el suministro de alimentos si se supera ese umbral.


En resumen: Derretimiento hielo ártico - no hay blanco que refleje el calor - por lo que la Tierra añadiría 1 billón de CO2- Esto equivale a un aumento en la concentración de CO2 de 400ppm a 456.7ppm (pre industrial era 280ppm) - Lo que adelantaría la llegada a un calentamiento de 2°C por encima de la era pre industrial en 25 años.

Los resultados fueron publicados el 20 de junio de este año en la revista Geophysical Research Letters. En "Radiative Heating of an Ice-Free Arctic Ocean" (Calentamiento Radiativo de un Océano Ártico Libre de Hielo), la ex estudiante graduada de Scripps Kristina Pistone, ahora trabajando en el Instituto de Investigación Ambiental del Área de la Bahía con sede en el Centro de Investigación Ames de la NASA, y los científicos climáticos de Scripps Ian Eisenman y Veerabhadran Ramanathan utilizaron observaciones satelitales directas para evaluar el impacto de un posible Océano Ártico libre de hielo. Los autores del estudio concluyen que la pérdida de hielo marino añadirá un promedio mundial de 0,7 vatios por metro cuadrado (W/m2) de calefacción solar al sistema terrestre, de los cuales 0,21 W/m2 ya se han producido entre 1979 y 2016.


La cantidad de calor adicional introducida en el sistema terrestre debido al deshielo del Ártico equivale a un aumento de la concentración de CO2 de 400 a 456,7 partes por millón.


"La pérdida del poder de reflexión del hielo del mar Ártico provocará un calentamiento equivalente a un billón de toneladas de CO2 y adelantará el umbral de los 2ºC en 25 años. Cualquier política racional haría de la prevención de esto una prioridad climática para los líderes mundiales", dijo Ramanathan, profesor de ciencias atmosféricas y climáticas en Scripps.


La investigación fue apoyada principalmente por becas de la Fundación Nacional de Ciencias y el Programa Postdoctoral de la NASA.


Aunque el documento presenta el peor escenario posible, las observaciones de los científicos muestran que el Ártico está perdiendo hielo rápidamente, y los modelos de pronóstico por computadora están subestimando el alcance de esta tendencia.


"Analizamos 40 modelos climáticos de centros de modelado de todo el mundo", dijo Eisenman, profesor de clima, ciencias atmosféricas y oceanografía física de Scripps. "Ni uno solo de los modelos simuló tanto retroceso del hielo marino ártico por grado de calentamiento global como se ha observado en las últimas décadas. Esto nos motivó a utilizar un enfoque centrado en la observación para investigar el escenario en el que todo el hielo marino del Ártico desaparece considerablemente más rápido de lo que los modelos simulan".



Un estudio anterior del mismo equipo calculó que el hielo perdido en el Ártico entre 1979 y 2011 añadió 6,4 W/m2 al Ártico, lo que en promedio equivale a un 25 por ciento del efecto del CO2 durante el mismo período de tiempo. Investigaciones adicionales muestran que el hielo más grueso de varios años que sobrevive de año en año se ha reducido a un 1 por ciento del hielo existente. Existe una gran incertidumbre sobre el momento en que el Ártico podría quedar libre de hielo estacionalmente, ya que algunas investigaciones sugieren que las tendencias recientes podrían conducir a un Ártico libre de hielo ya en la década de 2020 y otras sugieren que en 2030 o mucho más tarde, dependiendo de factores como el calentamiento futuro y la variabilidad natural.


Para los cálculos de la línea de base, los autores asumieron que la cobertura nubosa se mantendría constante. Sin embargo, calculan que si la pérdida del hielo del Ártico se acompaña de una pérdida total de la cobertura nubosa, el calentamiento total añadido podría ser tres veces mayor.


"Uno de los aspectos realmente interesantes, pero un tanto esperados, de este estudio fue cuantificar el impacto que el cambio potencial en la cobertura de nubes tiene en la cantidad de luz solar reflejada", dijo Pistone.


Por el contrario, si el Ártico experimentara una cobertura nubosa completa, el calentamiento total podría ser la mitad. En todos los escenarios considerados, el estudio concluye que el calentamiento radiativo de la pérdida total de hielo del mar Ártico podría acelerar sustancialmente el ritmo del futuro calentamiento global. En la hipótesis de referencia, el calentamiento global avanzaría 25 años. Esto reduciría drásticamente el tiempo disponible para adaptarse al cambio climático y el tiempo para lograr la neutralidad de carbono, dijeron los autores.


"Es importante recordar que la cantidad de calentamiento no se limita al tiempo sin hielo", dijo Pistone. "Incluso cuando septiembre sea un mes libre de hielo, es probable que veamos menos hielo en otras partes del año, así que, por ejemplo, junio podría terminar teniendo una gran cantidad de hielo."


Artículo Traducido de la Universidad de California San Diego


Nota *

Según el útlimo informe del IPCC (siempre más con conclusiones más conservadoras por tener que arribar a un informe conjunto entre varios países), ya estamos en 1°C de temperatura adicional sobre los niveles preindustriales y ya estamos viviendo las consecuencias con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar, y menguante hielo en el Artico.

Se estima un aumento de temperatura de 0.2°C por década tanto por las emisiones pasadas como las actuales, Con lo cual se estaría llegando a 1,5°C entre 2030 y 2052 y a 2° C entre 2045-2070..

El aumento de temperaturas es más alto en algunas regiones. Por ejemplo en el Artico se elevó entre 2 y 3°C. El aumento es por lo general más alto en la tierra que en el océano.

Las emisiones ya ocurridas seguirán produciendo cambios de largo plazo en el sistema climático, pero es poco probable que nos hagan llegar a un incremento de 1,5°C. Es decir si paráramos de emitir hoy, no llegaríamos a 1.5° de aumento de temperatura.


#artico #deshielo #calentamientoglobal #co2 #Ramanathan #ucsd

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com