• Homo consciens

La probabilidad de mantenerse por debajo de 2 °C de calentamiento es del 5%



Fuente: Science Daily con material provisto por Universidad de Washington - Febrero de 2021

Limitar el calentamiento a 2ºC requiere reducir las emisiones un 80% por encima de los objetivos del Acuerdo de París, esto daría al planeta un 50% de posibilidades de mantenerse por debajo de los 2 grados de calentamiento en 2100.


Resumen:

Incluso si todos los países cumplen sus objetivos del Acuerdo de París para reducir las emisiones, la Tierra solo tiene un 5% de posibilidades de mantenerse por debajo de los 2º C de calentamiento este siglo, según un estudio de 2017. Sin embargo, unas reducciones aproximadamente un 80% más ambiciosas, o una media del 1,8% de caída de las emisiones al año en lugar del 1% anual, serían suficientes para cumplir el objetivo establecido en el acuerdo, según el análisis.


En 2017, un estudio ampliamente citado utilizó herramientas estadísticas para modelar la probabilidad de que el mundo cumpla los objetivos de temperatura global del Acuerdo de París. El análisis concluyó que, según las tendencias actuales, el planeta solo tenía un 5% de posibilidades de mantenerse por debajo de los 2 grados centígrados de calentamiento este siglo, el supuesto objetivo del tratado climático internacional.


Ahora, los mismos autores han utilizado sus herramientas para preguntarse: ¿Qué recortes de emisiones serían realmente necesarios para cumplir el objetivo de 2º C de calentamiento, considerado un umbral para la estabilidad climática y los riesgos relacionados con el clima, como el calor excesivo, la sequía, el clima extremo y el aumento del nivel del mar?


El estudio de la Universidad de Washington concluye que unas reducciones de emisiones aproximadamente un 80% más ambiciosas que las del Acuerdo de París, o una media del 1,8% de reducción de emisiones al año en lugar del 1% anual, serían suficientes para no superar los 2 grados. Los resultados se publicaron el 9 de febrero en la revista de acceso abierto de Nature, Communications Earth & Environment.



"Varias personas han dicho, sobre todo en los últimos años, que los objetivos de emisiones deben ser más ambiciosos", dijo el autor principal Adrian Raftery, profesor de estadística de la UW. "Fuimos más allá para preguntar de forma más precisa: ¿Cuánto más ambiciosos tienen que ser?".


El documento utiliza el mismo enfoque estadístico para modelizar los tres principales impulsores de los gases de efecto invernadero producidos por el ser humano: la población nacional, el producto interior bruto por persona y la cantidad de carbono emitida por cada dólar de actividad económica, conocida como intensidad de carbono. A continuación, utiliza un modelo estadístico para mostrar la gama de resultados futuros probables basados en los datos y las proyecciones hasta el momento.


Incluso con métodos actualizados y cinco años más de datos, que ahora abarcan desde 1960 hasta 2015, la conclusión sigue siendo similar a la del estudio anterior: El cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París sólo daría una probabilidad del 5% de mantenerse por debajo de los 2 grados centígrados de calentamiento.


Suponiendo que las políticas climáticas no se centren en el crecimiento de la población o el crecimiento económico, los autores se preguntan entonces qué cambio en la medida de la "intensidad del carbono" sería necesario para cumplir el objetivo de los 2 grados de calentamiento.


Aumentar los objetivos generales para reducir las emisiones de carbono en un promedio del 1,8% anual, y continuar en ese camino después de que el Acuerdo de París expire en 2030, daría al planeta un 50% de posibilidades de mantenerse por debajo de los 2 grados de calentamiento en 2100.


"Alcanzar los objetivos de temperatura del Acuerdo de París es algo a lo que nos estemos acercando por ahora, pero no haría falta mucho más para lograrlo", dijo el primer autor Peiran Liu, que hizo la investigación como parte de su doctorado en la UW.


El documento analiza lo que este plan global supondría para los compromisos del Acuerdo de París de los distintos países. Los países establecen sus propias promesas de reducción de emisiones del Acuerdo de París. Estados Unidos se comprometió a reducir las emisiones de carbono en un 1% anual hasta 2026, es decir, algo más ambicioso que la media. China se comprometió a reducir su intensidad de carbono, o las emisiones de carbono por unidad de actividad económica, en un 60% de sus niveles de 2005 para 2030.


"A nivel global, el objetivo de temperatura requiere un aumento del 80% en la tasa anual de disminución de emisiones en comparación con el Acuerdo de París, pero si un país ha terminado la mayor parte de sus medidas de mitigación prometidas, entonces la disminución adicional requerida ahora será menor", dijo Liu.


Suponiendo que la cuota de trabajo de cada país no cambie, Estados Unidos tendría que aumentar su objetivo en un 38% para cumplir con su parte para alcanzar realmente el objetivo de los 2 grados. El plan de China, más ambicioso y bastante exitoso, sólo necesitaría un aumento del 7%, y el Reino Unido, que ya ha hecho progresos sustanciales, necesitaría un aumento del 17%. Por otro lado, los países que habían prometido recortes pero cuyas emisiones han aumentado, como Corea del Sur y Brasil, necesitarían un mayor impulso ahora para recuperar el tiempo perdido.


Los autores también sugieren que los países aumenten su responsabilidad revisando los avances anualmente, en lugar de los plazos de cinco, diez o más años incluidos en muchos planes climáticos existentes.


"Hasta cierto punto, el discurso en torno al clima ha sido: 'Tenemos que cambiar completamente nuestros estilos de vida y todo lo demás'", dijo Raftery. "La idea de nuestro trabajo es que, en realidad, lo que se necesita no es fácil, pero es cuantificable. Reducir las emisiones globales en un 1,8% al año es un objetivo que no es astronómico."


De 2011 a 2015, dice Raftery, Estados Unidos experimentó un descenso de las emisiones, debido a la eficiencia de industrias que van desde la iluminación al transporte, así como a la regulación. Los cambios económicos relacionados con la pandemia serán de corta duración, predice, pero la creatividad y la flexibilidad que ha requerido la pandemia pueden dar lugar a una caída duradera de las emisiones.


"Si decimos: 'Todo es un desastre y tenemos que reformar radicalmente la sociedad', hay una sensación de desesperanza", dijo Raftery. "Pero si decimos: 'Tenemos que reducir las emisiones un 1,8% al año', esa es una mentalidad diferente".







Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram