• Homo consciens

Los árboles reducen la temperatura de la superficie terrestre en las ciudades hasta 12°C


Barrio Belgrano R - Buenos Aires, Argentina

Phys.org - por Bob Yirka - 26 de noviembre de 2021


Un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas de la Universidad Politécnica de Zúrich (ETH) ha hallado pruebas que indican que las masas de árboles pueden reducir la temperatura de la superficie terrestre de las ciudades hasta 12 °C. En su artículo publicado en la revista Nature Communications, el grupo describe cómo analizaron las imágenes de satélite de cientos de ciudades de toda Europa y lo que aprendieron.


Investigaciones anteriores han sugerido que añadir espacios verdes a las ciudades puede ayudar a reducir las altas temperaturas del aire durante los meses cálidos; las ciudades suelen ser más calientes que las zonas circundantes debido a las enormes extensiones de asfalto y cemento que absorben el calor. En este nuevo trabajo, los investigadores analizaron el posible impacto de la temperatura en las superficies terrestres en lugar de las temperaturas del aire. Las personas que se encuentran en las inmediaciones no perciben estas temperaturas con la misma intensidad que las del aire, ya que se encuentran bajo sus pies y no a su alrededor.


El trabajo del equipo consistió en analizar los datos de los satélites equipados con sensores de temperatura de la superficie terrestre. En total, los investigadores analizaron los datos de 293 ciudades de toda Europa y compararon las temperaturas de la superficie terrestre en las partes de las ciudades cubiertas de árboles con las de zonas urbanas cercanas similares que no estaban cubiertas de árboles. A modo de comparación, hicieron lo mismo con zonas rurales cubiertas de pastos y tierras de cultivo.


Descubrieron que las zonas urbanas arboladas solían tener temperaturas de la superficie del suelo entre dos y cuatro veces más frías que las zonas similares cercanas sin cobertura arbórea. Estas diferencias se traducen en unos 0 a 4 K menos que las zonas circundantes en algunas partes del sur de Europa; en otras regiones, como Europa Central, las diferencias llegaban a ser de 8 a 12 K. Curiosamente, los investigadores no encontraron estas diferencias en las zonas rurales. Y tampoco encontraron diferencias para otros tipos de vegetación en las ciudades.


Los investigadores señalan que los árboles son capaces de mantener el suelo más fresco debido a la sombra que proporcionan, lo que sugiere que ayudan a reducir las temperaturas de la superficie de los edificios de manera similar. Su trabajo pone de manifiesto el impacto que puede tener la adición de cobertura arbórea a las zonas urbanas.


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram