©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com

  • Homo consciens

Los costos ocultos del Planeta Plástico



Sumario Ejecutivo del informe del Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL)

Febrero 2019


El plástico esconde una crisis sanitaria mundial a plena vista.


A pesar de ser uno de los materiales más omnipresentes en el planeta, el plástico y su impacto en la salud humana siguen siendo poco conocidos. Sin embargo, la exposición al plástico se está expandiendo a nuevas áreas del medio ambiente y de la cadena alimentaria, ya que los productos plásticos existentes se fragmentan en partículas más pequeñas y concentran productos químicos tóxicos. A medida que aumenta la producción de plástico, esta exposición no hará más que aumentar.


Hasta la fecha, la investigación sobre los impactos del plástico en la salud humana se ha centrado estrictamente en momentos específicos de su ciclo de vida, a menudo en productos, procesos o vías de exposición individuales. Este enfoque no reconoce que los impactos significativos, sistémicos e intersectoriales en la salud humana ocurren en cada etapa del ciclo de vida del plástico: desde la boca del pozo petrolero hasta la refinería, desde los estantes de las tiendas hasta los cuerpos humanos, y desde el manejo de desechos hasta los impactos continuos como la contaminación del aire, el agua y el suelo.


Juntos, los impactos del ciclo de vida del plástico pintan un cuadro claro y preocupante: el plástico amenaza la salud humana a escala mundial. La reducción de esa amenaza exigirá detener el crecimiento de su producción y reducir su uso y disposición.


Principales conclusiones

  • El análisis de los impactos del plástico en la salud requiere un enfoque de ciclo de vida. Los enfoques limitados para evaluar y abordar los impactos plásticos hasta la fecha son inadecuados. Tomar decisiones informadas que aborden los riesgos de este material exige un enfoque sistémico para comprender el alcance total de sus impactos tóxicos en la salud humana. También es necesario garantizar que no se creen más y más complejos problemas medioambientales en el intento de abordar este problema.


  • En cada etapa de su ciclo de vida, el plástico presenta riesgos distintos para la salud humana, derivados tanto de la exposición a las propias partículas de plástico como a los productos químicos asociados. La mayoría de las personas en todo el mundo están expuestas en múltiples etapas de este ciclo de vida.



Figura 1 Producción mundial de plásticos y tendencias futuras

Millones de toneladas, 2013

Fuente: Ryan, A Brief History of Marine Litter Research, en M. Bergmann, L. Gutow, M. Klages

(Eds.), Marine Anthropogenic Litter, Berling Springer, 2015; Plastics Europe

Foto: © Les Stone/Greenpeace



Plástico y Salud: Los Costos Ocultos de un Planeta Plástico. Los humanos estamos expuestos a una gran variedad de químicos tóxicos y microplásticos a través de la inhalación, ingestión y contacto directo con la piel, a lo largo de todo el ciclo de vida del plástico.


A. EXPOSICION DIRECTA

1. Extracción y transporte

El 99% del plástico proviene de combustibles fósiles. La extracción de petróleo y gas, en particular la fracturación hidráulica para gas natural, libera una serie de sustancias tóxicas en el aire y el agua, a menudo en volúmenes significativos. Más de 170 productos químicos que se utilizan para producir las principales materias primas para el plástico han tenido impactos conocidos en la salud humana, incluyendo cáncer, toxicidad neurológica, reproductiva y de desarrollo, deterioro del sistema inmunológico, y más. Estas toxinas tienen impactos directos y documentados sobre la piel, los ojos y otros órganos sensoriales, los sistemas respiratorio, nervioso y gastrointestinal, el hígado y el cerebro.

Forma de exposición: Inhalación - ingestión

Emisiones: incluye benceno, COV y más de 170 sustancias químicas tóxicas en el líquido de fractura.

Exposición: inhalación e ingestión (aire y agua) -

Salud: afecta el sistema inmunológico, los órganos sensoriales, el hígado y los riñones; los impactos incluyen cánceres, toxicidad neurológica, reproductiva y del desarrollo.


2. Refinación y Fabricación

La transformación de combustibles fósiles en resinas plásticas y aditivos libera al aire sustancias cancerígenas y otras sustancias altamente tóxicas. Los efectos documentados de la exposición a estas sustancias incluyen deterioro del sistema nervioso, problemas reproductivos y de desarrollo, cáncer, leucemia e impactos genéticos como bajo peso al nacer. Los trabajadores de la industria y las comunidades vecinas a las instalaciones de las refinerías están en mayor riesgo y se enfrentan a exposiciones tanto crónicas como agudas durante liberaciones incontroladas y emergencias.

Forma de exposición: Contacto con la piel, Inhalación - ingestión

Emisiones: incluyen Benceno, HAPs y Estireno.

Exposición: inhalación, ingestión, contacto con la piel (aire, agua y tierra) -

Salud: los impactos pueden incluir cánceres, neurotoxicidad, toxicidad reproductiva, bajo peso al nacer e irritación de los ojos y la piel.


3. Uso por parte del Consumidor

El uso de productos de consumo y embalaje de plástico conduce a la ingestión y/o inhalación de grandes cantidades tanto de partículas microplásticas como de cientos de sustancias tóxicas con impactos cancerígenos, de desarrollo o de alteración endocrina conocidos o sospechados.

Forma de exposición: Contacto con la piel, Inhalación - ingestión

Emisiones: incluyen metales pesados, COPs, carcinógenos, eDCs. y microplásticos -

Exposición: inhalación, ingestión y contacto con la piel.

Salud: afecta los sistemas renal, cardiovascular, gastrointestinal, neurológico, reproductivo y respiratorio; los impactos incluyen cánceres, diabetes y toxicidad para el desarrollo.


4. Gestión de residuos

Todas las tecnologías de manejo de desechos plásticos (incluyendo la incineración, co-incineración, gasificación y pirólisis) resultan en la liberación de metales tóxicos, tales como plomo y mercurio, sustancias orgánicas (dioxinas y furanos), gases ácidos y otras sustancias tóxicas al aire, agua y suelos. Todas estas tecnologías conducen a la exposición directa e indirecta a sustancias tóxicas para los trabajadores y las comunidades cercanas, incluso a través de la inhalación de aire contaminado, el contacto directo con suelo o agua contaminados y la ingestión de alimentos cultivados en un entorno contaminado con estas sustancias. Las toxinas de las emisiones, las cenizas que vuelan y los residuos de la incineración pueden viajar largas distancias y depositarse en el suelo y el agua, entrando eventualmente en el cuerpo humano después de acumularse en los tejidos de plantas y animales.

Forma de exposición: Contacto con la piel, Inhalación - ingestión

Emisiones: incluyen metales pesados, dioxinas y furanos, HAPs, reciclaje tóxico -

Exposición: ingestión e inhalación (aire, cenizas, escorias) -

Salud: los impactos incluyen cánceres, daños neurológicos y daños al sistema inmunológico, reproductivo, nervioso y endocrino.



B. EXPOSICION MEDIOAMBIENTAL

El plástico en el medio ambiente:

Microplásticos (por ejemplo, polvo de neumáticos y fibras textiles) y aditivos tóxicos: incluidos los COP, las SAE, los agentes carcinógenos y los metales pesados.

Exposición: inhalación e ingestión (aire, agua y cadena alimenticia) -

Salud: afecta los sistemas cardiovascular, renal, gastrointestinal, neurológico, reproductivo y respiratorio; los impactos incluyen cánceres, diabetes, toxicidad neurológica, reproductiva y del desarrollo.


Una vez que el plástico llega al medio ambiente en forma de macro o microplásticos, contamina y se acumula en las cadenas alimenticias a través de los suelos agrícolas, las cadenas alimenticias terrestres y acuáticas y el suministro de agua. Este plástico ambiental puede lixiviar fácilmente aditivos tóxicos o concentrar toxinas que ya están en el medio ambiente, haciéndolos biodisponibles de nuevo para la exposición humana directa o indirecta.


A medida que las partículas plásticas se degradan, se exponen nuevas áreas superficiales, lo que permite la lixiviación continua de los aditivos desde el núcleo hasta la superficie de la partícula en el medio ambiente y en el cuerpo humano. Los microplásticos que entran al cuerpo humano a través de la exposición directa a través de la ingestión o inhalación pueden llevar a una serie de impactos en la salud, incluyendo inflamación, genotoxicidad, estrés oxidativo, apoptosis y necrosis, los cuales están vinculados a una serie de resultados negativos para la salud, incluyendo cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedad inflamatoria intestinal, diabetes, artritis reumatoide, inflamación crónica, afecciones autoinmunes, enfermedades neurodegenerativas y apoplejía.


Las incertidumbres y las lagunas de conocimiento socavan la evaluación completa de los riesgos agudos y a largo plazo para la salud en todas las etapas del ciclo de vida del plástico, y limitan la capacidad de los consumidores, las comunidades y los reguladores para tomar decisiones informadas.

  • -La falta de transparencia de los químicos presentes en el plástico y sus procesos de producción impide una evaluación completa de sus impactos, reduce la capacidad de los reguladores para desarrollar salvaguardas adecuadas; los consumidores para tomar decisiones informadas; y ayudar a las comunidades a limitar su exposición.

  • -Se necesita urgentemente más investigación para: evaluar las exposiciones cruzadas, los efectos sinérgicos y los impactos acumulativos de las mezclas de miles de sustancias químicas utilizadas en los bienes de consumo; comprender la transferencia potencial de microplásticos y sustancias químicas tóxicas asociadas a los cultivos y los animales; y comprender los impactos tóxicos de las microfibras y otras micropartículas de plástico cada vez más documentadas en los tejidos humanos.

Reducir la exposición tóxica al plástico requerirá una variedad de soluciones y opciones porque el plástico tiene un ciclo de vida complejo con un universo diverso de actores.

  • -En cada etapa del ciclo de vida del plástico, las soluciones deben estar guiadas por el respeto a la salud humana y el derecho a un medio ambiente saludable. A pesar de las incertidumbres que persisten, la información existente sobre los graves impactos en la salud del ciclo de vida del plástico justifica la aplicación de un fuerte enfoque de precaución y la reducción general de la producción y los usos del plástico.

  • -Las evaluaciones de impacto en la salud que se centran únicamente en los componentes plásticos de los productos y que ignoran miles de aditivos y su comportamiento en cada etapa del ciclo de vida del plástico son incompletas.

  • -La lucha contra la contaminación plástica requiere la adaptación y adopción de marcos jurídicos que garanticen el acceso a la información sobre las sustancias petroquímicas en los productos y procesos, así como el aumento de la investigación independiente para colmar las lagunas de conocimientos existentes y futuras.

  • -Las soluciones deben basarse en la transparencia, la participación y el derecho a la reparación. La transparencia es necesaria para identificar la naturaleza y el alcance de la exposición a materiales tóxicos, así como para evaluar los posibles impactos sobre la salud y el medio ambiente de las tecnologías promocionadas como "soluciones", como la incineración y las tecnologías de plástico a combustible. Las soluciones deben integrar el derecho a una participación significativa en la toma de decisiones sobre los riesgos relacionados con las materias plásticas, y el acceso a la justicia cuando surjan daños.

  • -Las medidas que tienen éxito a nivel local o con respecto a algún tipo de productos a menudo se ven socavadas o compensadas por la aparición de nuevos plásticos, nuevos aditivos y nuevas vías de exposición que están entrelazadas en las cadenas de suministro que cruzan y entrecruzan fronteras, continentes y océanos.

Los resultados de este informe son claros. Incluso con los limitados datos disponibles, los impactos del plástico en la salud a lo largo de su ciclo de vida son abrumadores. Se necesitan muchas acciones y soluciones para hacer frente a esta amenaza a la vida humana y a los derechos humanos. Para ser eficaces, deben reducir en última instancia la producción, el uso y la eliminación de los plásticos y los productos químicos tóxicos asociados.


Este informe fue posible gracias al generoso apoyo de la fundación 11th Hour, el fondo Broad Reach del Maine Community Trust, la fundación Gallifrey, la fundación Heinrich Böll Stiftung, la fundación Leonardo DiCaprio, la fundación Marisla, la fundación Passport, el fondo Plastic Solutions, la fundación Threshold y la fundación global Wallace.


#plásticos #salud #noalplastico #medioambiente #basuracero

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram