• Alejandro T

Los incendios se han extendido a partes que antes no eran afectadas

Fuente; The Guardian – Autores: Pablo Gutiérrez, Ashley Kirk, Jonathan Watts y Frank Hulley-Jones – 19 de Febrero de 2021.


Los incendios siempre han formado parte de nuestro mundo natural. Pero se están desplazando a nuevos ecosistemas que antes no eran afectados por el fuego, y esto preocupa a los científicos


Los incendios forestales se están extendiendo a regiones del mundo en las que abunda el combustible y que antes eran menos propensas a arder, según un nuevo análisis de 20 años de datos realizado por The Guardian.


Si bien la superficie total de quema anual en el mundo ha permanecido relativamente estática en este periodo, la investigación indica un cambio en el patrón regional de los incendios que está afectando a más bosques y menos praderas.


En los últimos años, los incendios han devastado zonas de California, Australia, Siberia y el Pantanal que antes no se veían afectadas. En África, por el contrario, se ha producido una reducción de los incendios en la sabana.



Los expertos creen que los cambios en los patrones de los incendios se deben a factores humanos: el calentamiento global, que está creando más condiciones de polvorín en los bosques, y la conversión de la tierra, que está convirtiendo los pastizales en campos de cultivo, aglomeraciones urbanas y carreteras.


Todavía se están estudiando las causas y las consecuencias, pero a los científicos les preocupa que este cambio haga llegar a la atmósfera más dióxido de carbono procedente de los bosques, al tiempo que erosiona la bio-vitalidad única de los pastizales, que están mejor adaptados al fuego.


"Desde principios de la década de 2000, estamos asistiendo a un descenso de los incendios de pastizales, que dominan las cifras globales. Al mismo tiempo, se está produciendo un aumento en algunos sistemas con alto contenido de combustible, como el oeste de EE.UU., que varios estudios han relacionado con el cambio climático", explica Niels Andela, experto en teledetección de la Universidad de Cardiff. "Esta tendencia aún no es visible en todas partes, pero es probable que se haga más evidente en otras partes del mundo".


La sequía ha hecho que los bosques australianos sean más vulnerables


En Australia, el año pasado la temporada de incendios fue excepcional por el lugar en el que se produjeron más que por el número de kilómetros cuadrados quemados.


En realidad, la superficie afectada se redujo en 2019, pero la nube de humo fue tres veces mayor que todo lo visto hasta entonces. Los científicos lo describieron como "un nuevo punto de referencia sobre la magnitud de las perturbaciones estratosféricas".


La mayoría de los años, se deja que los grandes incendios se extiendan por las regiones del norte y el oeste, escasamente pobladas. Pero en la temporada de incendios 2019-20, los fuegos afectaron al sureste y consumieron bosques que no estaban acostumbrados a incendios de esta escala.


El Dr. Pep Canadell, jefe de investigación del Centro de Ciencias del Clima de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth en Australia, culpó a las temperaturas más cálidas en más de 100 años, una sequía de dos años en muchas partes del sureste de Australia que secó el bosque y proporcionó combustible para el fuego. Advirtió que es probable que estas tendencias continúen.


"No hay duda de que el cambio climático fue un factor muy importante en la extrema actividad de los incendios de la última temporada. Siempre hemos tenido sequías y olas de calor que han dado lugar a condiciones meteorológicas extremas para los incendios, pero nuestra tendencia de temperatura de fondo a largo plazo es ahora de 1°C por encima del nivel preindustrial, con olas de calor mucho más calientes y largas que antes, y en consonancia con la elevación de la temperatura, nuestras sequías son ahora más calientes, lo que da lugar a combustibles más secos y capaces de arder rápidamente."


Los incendios californianos se extienden hacia el norte


Al igual que en Australia, los incendios de California se están extendiendo a nuevos lugares a medida que su tamaño y frecuencia alcanzan niveles récord.


John Abatzoglou, profesor asociado de la Universidad de California, Merced, dijo: "En los sistemas forestados, incluidos los que mantienen respuestas de supresión de incendios como los de EE.UU. y Canadá, hemos asistido a un aumento de la superficie quemada y a una serie de incendios muy grandes en las últimas décadas".


Dijo que parte de la culpa puede atribuirse a un clima cálido y seco que hace que los combustibles potenciales sean vulnerables al fuego.


"La confluencia del aumento del combustible en un clima más cálido y seco ha contribuido sin duda al gran aumento de la superficie forestal quemada en algunas partes del oeste de Estados Unidos".


El Dr. Matthew W. Jones, investigador principal del Centro Tyndall de Investigación sobre el Cambio Climático de la Universidad de East Anglia, afirmó: "En los últimos 20 años se ha multiplicado por ocho la superficie quemada por los incendios forestales en California. Los cambios a esta escala no sólo se observan en California, sino en los bosques del oeste de Estados Unidos en general.


"El agua es cada vez más escasa y los bosques se secan con mayor regularidad durante la primavera, el verano y el otoño. Los bosques se están convirtiendo esencialmente en polvorines de ricos combustibles, preparados para arder más a menudo como consecuencia del cambio climático."


El patrón de secado se repite en el sur de Europa


La desecación relacionada con el cambio climático también ha contribuido a aumentar la actividad de los incendios en países del sur de Europa, como Portugal.


Según la Dra. Jacquelyn Chase, profesora de geografía y planificación de la Universidad Estatal de California: "Hay consenso entre los investigadores de incendios en que el cambio climático está alargando la estación seca y contribuyendo a los megaincendios, aunque la vegetación y los cambios demográficos en las zonas rurales son también factores importantes en la gravedad y la localización de los incendios en ellas".


"El clima mediterráneo siempre ha producido incendios en la estación seca, pero el tamaño de éstos se ha asociado claramente a los cambios recientes".



Incendios en Sud América


Fuera de los trópicos, los incendios en los humedales argentinos del delta del Paraná, en Argentina, batieron récords. Ciudades como Rosario han quedado envueltas en cortinas de humo irrespirable durante semanas.


Más allá de humedales, otras zonas de Sudamérica están también sufriendo más incendios de lo habitual.


En Argentina también, el panorama de los incendios en la provincia de Córdoba fue devastador. “ Para el director de la Regional Córdoba del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, Juan Cruz Molina es récord de los últimos 20 años con 190 mil hectáreas afectadas. La zona que se está quemando está entre los 10 lugares del mundo de mayor dificultad con el fuego, al nivel de California, España, Portugal, Australia, por citar algunos, que tienen realmente incendios muy complicados también”, afirmó el titular de Defensa Civil de la provincia, Diego Concha, en declaraciones a medios locales.

Pero si bien los focos del Delta y de Córdoba fueron los más graves, el último reporte oficial del Sistema Nacional del Manejo del Fuego (SNMF) de Argentina fue contundente: 11 provincias del centro y norte del país registran “focos activos” y son 13 las que continuaban afectadas por los incendios forestales. Según detalló el organismo, en Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, Jujuy, Tucumán, Salta, Catamarca, Corrientes, Misiones y Chaco las llamas provocaron numerosos daños durante semanas


En los primeros meses de 2021 el fuego se hizo presente en la Patagonia argentina, afectando 15.000 hectáreas, con centenares de viviendas quemadas, 15 desaparecidos, 1 muerto y varios heridos.


En Paraguay la situación fue dramática, por lo cual el gobierno se vio obligado a decretar la emergencia nacional por los incendios. A principios de octubre se detectaron 500 focos en un día en el que trabajaban 5000 bomberos.


En el mismo sentido el Gobierno de Bolivia declaró “desastre nacional” por los incendios forestales en cinco de las nueve regiones del país.


En Venezuela, por ejemplo, se han detectado hasta la fecha unos 13.000 fuegos. Un nuevo récord para un país en el que la media está en 7.000 incendios anuales.


En Colombia también se han detectado el doble de los incendios que cabría esperar en un año normal.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram