• Homo consciens

Los ratones tienen una gama de expresiones faciales, según los investigadores


Fuente: The Guardian - Abril 2020


Los hallazgos podría ayudar a a explorar si los animales comparten información a través de sus expresiones faciales, y cómo y por qué las experiencias de las emociones pueden diferir entre los individuos. Ya sea frunciendo la cara al chupar un limón, o sonriendo mientras estás sentado al sol, los humanos tienen una gama de expresiones faciales que reflejan cómo se sienten. Ahora, los investigadores dicen que han encontrado que los ratones también lo hacen. "Los ratones exhiben expresiones faciales que son específicas de las emociones subyacentes", dijo la Dra. Nadine Gogolla, co-autora de la investigación del Instituto Max Planck de Neurobiología. Dijo que los hallazgos son importantes, ya que ofrecen a los investigadores nuevas formas de medir la intensidad de las respuestas emocionales, lo que podría ayudarles a investigar cómo surgen las emociones en el cerebro. Es más, dijo, los hallazgos muestran que los ratones tienen un repertorio de emociones. Al escribir en la revista Science, Gogolla y sus colegas informan que expusieron a los ratones a una mezcla de desencadenantes. Estos incluían choques eléctricos en la cola, golosinas e inyecciones de cloruro de litio, que inducían un estado similar a las náuseas. Mientras que los autores dicen que los movimientos faciales que siguieron fueron notables, cualquiera que espere una mueca ratonesca cómica puede estar decepcionado. De hecho, al igual que la Zoolander de Ben Stiller, las expresiones parecen muy similares al ojo humano, aunque con sutiles diferencias. Por ejemplo, comparado con una expresión neutral, las orejas de un ratón están más atrás y la posición de su mandíbula inferior y su nariz se desplazan cuando se le levanta la cola.

Seis diferentes expresiones faciales de los ratones

La investigación proporciona nuevas formas de medir la intensidad de las respuestas emocionales Fotografía: Instituto de Neurobiología Julia Kuhl/Max Planck

N.T: Disgusto - Placer - Dolor - Miedo - Nausea - Huída Para investigar más a fondo estas expresiones, el equipo recurrió a la tecnología de visión por ordenador que extrae características de diferentes imágenes y cuantifica las diferencias entre las imágenes. El programa informático reveló claras diferencias entre las imágenes de ratones tomadas antes y después de que se aplicara cada disparador, así como diferencias entre las imágenes capturadas durante distintos tipos de disparadores, lo que sugiere que la expresión facial vinculada a una cola electrocutada era diferente de la que se manifestaba cuando se daba un regalo. Otros trabajos realizados utilizando datos de rasgos faciales medios relativos a cada disparador lo confirmaron, algo que, según el equipo, demuestra que las expresiones reflejan diferentes estados emocionales, como el placer, la repugnancia, la náusea y el dolor, aunque el miedo vinculado a la fuga tenía una expresión menos distintiva. El equipo también empleó machine learning, un tipo de inteligencia artificial que puede reconocer patrones y, por tanto, clasificar los datos en diferentes grupos. El sistema se alimentó primero con las expresiones faciales de los ratones, etiquetadas con la emoción correspondiente. Cuando posteriormente se le presentaron imágenes faciales sin etiquetar, predijo las emociones capturadas en ellas con una precisión de más del 90%. "Las expresiones son muy similares entre los ratones", dijo Gogolla. El equipo encontró que las expresiones podían variar en duración y comienzo. mientras que las expresiones de los ratones eran más notables cuando se les daba una bebida dulce teniendo sed que cuando no estaban sedientos. "No es sólo una cara feliz por la bebida dulce lo que estamos obteniendo", dijo Gogolla. "El placer es mayor cuando tienes sed". En un giro más, el equipo examinó las regiones del cerebro previamente asociadas con las emociones en los animales, incluyendo los ratones, encontrando que si estimulaban áreas vinculadas con emociones particulares, el ratón realizaba la cara esperada. Una vez más, el aprendizaje por máquina o machine learning podía diferenciarlas. En su comentario adjunto, el Dr. Benoit Girard y la Profesora Camilla Bellone de la Universidad de Ginebra dicen que la nueva investigación no sólo podría abrir nuevas formas de investigar cómo surgen las emociones en el cerebro, sino que también podría ayudar a los investigadores a explorar si los animales comparten información a través de sus expresiones faciales, y cómo y por qué las experiencias de las emociones pueden diferir entre los individuos. #animales #emociones #bienestaranimal #antiespecismo #biodiversidad #

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com