• Homo consciens

¿Por qué las compensaciones de carbono no hacen todo lo que prometen?



Fuente: Bloomberg - Por Akshat Rathi y Ryan Williams - 15 de agosto de 2020


Procter & Gamble Co. planea gastar 100 millones de dólares en compensaciones de carbono para neutralizar una pequeña proporción de sus emisiones de gases de efecto invernadero. Otro gigante de productos de consumo, Unilever Plc, está renunciando a las compensaciones, al menos por ahora. Tal vez sorprendentemente, es el rumbo de Unilever el que está más en línea con las exhortaciones de los científicos y los activistas ambientales. Eso es porque aunque las compensaciones suenan atractivas y han atraído inversiones de compañías como Disney, Lyft, Delta Airlines y Apple, hay un feroz debate sobre si realmente cumplen sus promesas en papel.


1. ¿Qué son las compensaciones de carbono?

Una compensación de carbono es un pagaré para eliminar una cierta cantidad de gases de efecto invernadero del aire para compensar las emisiones que se producen en otros lugares. El objetivo es proteger la atmósfera y al mismo tiempo permitir que la actividad económica continúe. El término general "compensación" se popularizó mucho antes de que el cambio climático tomara protagonismo: La Ley de Aire Limpio de 1970, aprobada por el Congreso en 1970, estableció que las emisiones de alto volumen sólo serían permisibles si el contaminador reducía las emisiones en otros lugares. Si bien las compensaciones se han centrado históricamente en la plantación o protección de árboles, que absorben el dióxido de carbono mientras crecen, el uso del término se ha aplicado desde entonces a una variedad de esfuerzos sostenibles a nivel mundial.



2. 2. ¿Cómo funcionan las compensaciones?

La mayor parte del debate sobre el tema gira en torno a las denominadas compensaciones voluntarias, adquiridas por empresas, organizaciones o individuos que tratan de alcanzar objetivos autoimpuestos. Las compensaciones son poco frecuentes en los mercados de cumplimiento mucho más grandes, en los que los contaminadores compran compensaciones para cumplir los requisitos reglamentarios nacionales o internacionales. La mayor parte de ese tipo de comercio consiste en "créditos de carbono" concedidos por un órgano regulador para reducir las emisiones más allá de los objetivos establecidos. En las transacciones de compensación suelen participar promotores que presentan propuestas de compensación, registros que validan si el ahorro de carbono es real y corredores que emparejan las compensaciones con los compradores.


3. ¿Qué tamaño tienen los mercados?

El tamaño del mercado de cumplimiento en 2019 fue de 44.000 millones de dólares, según el Banco Mundial. Los ejemplos más famosos de iniciativas de compensación de cumplimiento son los programas de cap-and-trade que limitan las emisiones de carbono de una empresa a menos que compren derechos de emisión de otra entidad que no haya cumplido con su límite. El mercado voluntario es mucho más pequeño: alrededor de 300 millones de dólares en 2018, según Ecosystem Marketplace. Los analistas de BNEF estiman que hay 2.750 proyectos de compensación de carbono implementados voluntariamente y verificados con los cuatro principales registros. Estos proyectos tienen una capacidad de reducción de emisiones de 359 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalentes por año, mayor que las emisiones de Francia. El mercado real de compensaciones sin embargo refleja un número mucho menor de reducción de carbono. En 2017, el total de emisiones de compensaciones de carbono eliminó sólo 47,1 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente.



Potencial no aprovechado

La cantidad de carbono eliminado mediante los proyectos ejecutados está muy por debajo de la capacidad potencial de las compensaciones totales



Fuente: BNEF


4. ¿Qué tipo de proyectos están involucrados?

Los tipos de compensaciones más conocidos, llamados "emisiones secuestradas", son proyectos que protegen o expanden los bosques, restauran las zonas deforestadas o implican la plantación de árboles en otros tipos de terreno. Realizados adecuadamente, estos proyectos pueden reducir el carbono atmosférico, proporcionar una serie de otros beneficios a las comunidades locales y promover la biodiversidad. Más recientemente, un pequeño número de empresas están ofreciendo compensaciones basadas en máquinas que capturan el dióxido de carbono del aire. Otros proyectos entran en la categoría de "emisiones evitadas", como un proyecto de energía renovable que sustituye a una central eléctrica que de otro modo produciría carbono, o proyectos que capturan emisiones de carbono de refinerías de petróleo y gas o metano producido a partir de residuos agrícolas.


5. ¿Son eficaces las compensaciones?

Depende. Un número creciente de científicos medioambientales está planteando dudas. El primer problema es si las reducciones prometidas están realmente ocurriendo. Muchos organismos de certificación hacen recortes, lo que significa que el ahorro de carbono puede no dar fruto. Walt Disney Co. planeaba compensar sus emisiones de los cruceros mediante la reforestación del bosque del Alto Mayo en Perú. A partir de 2009, Disney invirtió millones de dólares en esfuerzos de conservación del bosque. Mientras que la deforestación en la región se está ralentizando, las disputas entre el gobierno peruano y los agricultores locales sobre los derechos de la tierra han planteado cuestiones éticas. También hay otras dudas sobre las compensaciones.


6. ¿Cómo qué?

Suponiendo que el proceso de certificación sea hermético, la eficacia de un proyecto de compensación se reduce a la "adicionalidad", o la medida de cuánto bien extra proporciona un proyecto en relación con el hecho de que ese proyecto no se produzca. Los proyectos que consumen menos energía o los proyectos basados en la naturaleza, como la reforestación, tienden a mostrar una mayor adicionalidad. Otros, como el despliegue de energía solar o la producción de biogás, tienen una adicionalidad menor, porque es muy probable que esos proyectos se hubieran desarrollado incluso sin el dinero del mercado de compensaciones.


7. ¿Cuáles son las alternativas?

Los científicos sostienen que la primera prioridad de las empresas debería ser reducir las emisiones reales siempre que sea posible, y sólo depender de las compensaciones para las emisiones que no se pueden reducir. Las grandes empresas de tecnología están liderando el camino. Apple Inc. ha prometido reducir todas sus emisiones en un 75% para 2030 y luego compensar el resto. Unilever, por ejemplo, planea fabricar el 100% de sus productos usando energía renovable para el 2030, demostrando que es posible tener modelos de negocio más ecológicos, y sólo empezar a usar compensaciones cuando el monitoreo y la verificación sean mucho más fuertes. Pero para las empresas de otras industrias, las opciones pueden ser más difíciles. Las aerolíneas que no tienen alternativa a la quema de combustible para sus aviones y las compañías de petróleo y gas no tienen la opción de reducir drásticamente las emisiones sin hacer grandes cambios en su modelo de negocios o sin invertir fuertemente en tecnologías alternativas.


Referencias

El informe de la BNEF sobre la compensación voluntaria de carbono.

La rama ambiental de las Naciones Unidas dice que las compensaciones "no son nuestra tarjeta de salida de la cárcel".

Un informe de Gold Standard, una organización sin fines de lucro que rastrea la reducción de emisiones, argumenta que las compensaciones globales de carbono están enfrentando un "momento decisivo".

La crítica de ProPublica a las compensaciones de carbono.


#crisisclimatica #offset #co2 #compensaciones #carbono #soluciones #calentamientoglobal

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com