• Homo consciens

¿Puede una mentalidad minimalista ayudar a salvar el planeta?


Fuente: DW - Enero 2020

Menos es más, según un creciente movimiento de minimalistas. Dicen que un espacio limpio puede despejar la cabeza, pero ¿podría también establecer un vínculo entre el bienestar personal y el planetario?


Si todo el mundo viviera de la misma manera que el alemán medio, necesitaríamos casi tres planetas Tierra. Si viviéramos como los americanos, serían casi cinco. Eso es según los cálculos de la Red de la Huella Global.


Pero, ¿qué pasaría si la gente eligiera un estilo de vida diferente - uno menos consumista y con menos cosas?


La bloguera y podcaster minimalista Elisa Stangl no tiene un sofá o ni siquiera una cama en su casa. Ella, su marido y su hija de 2 años duermen en colchonetas de tatami japonesas en su pequeño piso en el sur de Alemania. "No tenemos mucho", dijo a DW.


Stangl adoptó su estilo de vida minimalista cuando todavía era estudiante, por razones financieras más que medioambientales. Viajar por todo el mundo agravó su sensación de que estaba mejor viviendo con menos.


"Acabo de aprender que no necesito nada más que las cosas que tengo en mi mochila", dijo. "Así que pensé, ¿por qué debería necesitar más cuando estoy en casa?" Ahora, Stangl dice que su principal motivación es vivir de forma consciente. Tener menos cosas significa que ella y su familia pueden concentrarse en lo que es importante para ellos. Necesitan menos dinero y, por lo tanto, tienen más tiempo para sus pasatiempos como el senderismo y la exploración de la naturaleza.


Pero Stangl también cree que un estilo de vida minimalista va de la mano de la responsabilidad ambiental. "Vivir una vida consciente no sólo concierne al individuo", dijo. "Si llegas a saber cómo vivir de forma consciente, entonces sabes que tienes que respetar la naturaleza, porque vives con ella y te da algo, y tienes que devolverle algo".


Estilos de vida mínimos para bienestar personal


Más allá de la locura provocada por la experta japonesa en limpieza Marie Kondo, hay un creciente interés en deshacerse de las cosas, con la idea de que vivir más mínimamente equivale a vivir de forma más significativa.


Navegando por los innumerables blogs, vlogs y podcasts minimalistas, la mayoría pasa por alto los impactos ecológicos en favor de centrarse en los beneficios personales de tener menos pertenencias. "Típicamente, la gente adopta el minimalismo en interés de su propio bienestar psicológico - para reducir el estrés y cultivar la claridad mental, por ejemplo," dijo a DW la investigadora principal del estudio, Aimee Chabot.


"Pero a medida que su práctica evoluciona, sus motivaciones para perseguir el minimalismo a menudo se expanden para incluir fuentes de motivación más enfocadas hacia el exterior, como las preocupaciones ambientales o éticas".


Chabot y su equipo han encuestado hasta ahora a más de 800 personas, la mayoría de ellas en Estados Unidos. "Sólo alrededor del 10% de los encuestados dijeron que la reducción de su impacto ambiental era su principal motivación para practicar el minimalismo, aunque alrededor del 70% dijo que sí consideraba los impactos ambientales como una de sus razones para hacerlo", dijo.


Consumo insostenible


Incluso como una consecuencia no intencionada, vivir con menos es ciertamente bueno para el planeta. Un estudio realizado en el año 2015 encontró que más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial se deben al consumo doméstico. Esto se debe principalmente al transporte y a los alimentos, pero también a los otros productos que la gente compra y que generan emisiones de carbono en la producción.


El consumo doméstico es, por supuesto, mayor en los países más ricos. A medida que las economías de todo el mundo se desarrollan, el consumo va creciendo. Cuantas más personas tengan dinero para gastar, más cosas comprarán. Pero no necesariamente los hace felices. Como muestran los estudios, los ingresos más altos y un mayor poder adquisitivo sólo impulsan el bienestar hasta cierto punto.


Y como sugiere la tendencia al minimalismo, cada vez más gente se desilusiona de las sociedades materialistas en las que viven.


La felicidad es baja emisión


En su libro de 2014 Happier People Healthier Planet, la académica Teresa Belton argumenta que los factores que impulsan el bienestar humano en realidad tienen muy poco impacto ambiental.


"Lo que genera y sostiene el bienestar son todo tipo de lo que yo llamo 'activos no materiales'", dijo a DW. "Las buenas relaciones, el contacto con el mundo natural. Ser creativo, tener un sentido de pertenencia y comunidad y propósito y significado, estar activamente comprometido en la vida y cosas así, que no implican ningún consumo material - o muy poco".


Belton entrevistó a más de 100 personas en el Reino Unido que habían elegido vivir una vida de bajo consumo. A diferencia de los investigadores de la Universidad de Duke en los Estados Unidos, ella encontró que las preocupaciones ambientales eran la motivación más común.


Cambio de mentalidad


"Si nosotros como individuos y sociedad hiciéramos de nuestro bienestar nuestra prioridad, centrándonos en las cosas que realmente sustentan el bienestar, en lugar de en la obtención de beneficios y el consumo material que se destina a la obtención de beneficios, entonces el mundo sería un lugar mucho mejor en todos los aspectos", dijo Belton.


Con su enfoque en una vida consciente y basada en valores, incluso los minimalistas que no están interesados principalmente en su huella de carbono sin duda estarían de acuerdo. Y aquellos de nosotros cuyas vidas están llenas de desorden y cuyas conciencias están cargadas de emisiones, haríamos bien en ver el vivir con menos como un alivio, no como un sacrificio".


Más allá del nivel individual, los gobiernos todavía no están convencidos de centrarse en el crecimiento humano en lugar de en el financiero y material. Pero aprovechar el vínculo entre el bienestar humano y el planetario podría ser clave para alejar nuestras economías del consumo y hacer frente a la crisis climática.


#minimalismo #consumismo #felicidad #bienestar #mental #valores #contactoconlanaturaleza #crecimientopersonal #decrecimiento #crisisclimatica #crisisecologica #consciente #consumoconsciente

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com