• Homo consciens

Puntos de inflexión e indicadores de alerta temprana del glaciar Pine Island, Antártida Occidental





Fuente: Copernicus - Abril 2021

Autores: Sebastian H. R. Rosier1, Ronja Reese2, Jonathan F. Donges2,3, Jan De Rydt1, G. Hilmar Gudmundsson1 y Ricarda Winkelmann2,4



Resumen

La pérdida de masa de la capa de hielo de la Antártida es la principal fuente de incertidumbre en las proyecciones del futuro aumento del nivel del mar, con importantes implicaciones para las regiones costeras de todo el mundo. La inestabilidad de la capa de hielo marino es fundamental para los cambios actuales y futuros: una vez que se cruza un umbral crítico, o punto de inflexión, la dinámica interna del hielo puede impulsar un retroceso autosostenible que comprometa a un glaciar a una pérdida de hielo irreversible, rápida y sustancial. Este proceso podría haberse desencadenado ya en la región del Mar de Amundsen, donde los glaciares Pine Island y Thwaites dominan la actual pérdida de masa de la Antártida, pero las técnicas de modelización y observación no han podido establecerlo con rigor, lo que ha dado lugar a opiniones divergentes sobre la futura pérdida de masa del manto de hielo de la Antártida Occidental.


En este trabajo pretendemos llenar esta laguna de conocimiento llevando a cabo una investigación sistemática del régimen de estabilidad del glaciar Pine Island. Para ello, demostramos que los indicadores de alerta temprana en las simulaciones de modelos detectan con solidez el inicio de la inestabilidad de la capa de hielo marina. De este modo, podemos identificar tres puntos de inflexión distintos en respuesta a los aumentos del deshielo inducido por el océano. El tercer y último evento, desencadenado por un calentamiento del océano de aproximadamente 1,2 ∘C con respecto a la configuración del modelo en estado estacionario, conduce a un retroceso de todo el glaciar que podría iniciar un colapso de la capa de hielo de la Antártida Occidental.



Por Northumbria University - Abril 2021


Se confirma por primera vez el punto de inflexión de un glaciar antártico. Los investigadores han confirmado por primera vez que el glaciar Pine Island, situado en la Antártida Occidental, podría cruzar el punto de inflexión, lo que provocaría un retroceso rápido e irreversible que tendría importantes consecuencias para el nivel del mar en el mundo.



Los investigadores han confirmado por primera vez que el glaciar Pine Island, en la Antártida Occidental, podría cruzar puntos de inflexión, lo que provocaría un retroceso rápido e irreversible que tendría importantes consecuencias para el nivel global del mar.


El glaciar Pine Island es una región de hielo que fluye rápidamente y que drena un área de la Antártida Occidental de aproximadamente dos tercios del tamaño del Reino Unido. Este glaciar es especialmente preocupante, ya que está perdiendo más hielo que cualquier otro glaciar de la Antártida.


En la actualidad, el glaciar Pine Island, junto con su vecino Thwaites, son responsables de alrededor del 10% del aumento actual del nivel del mar en el mundo.


Los científicos sostienen desde hace tiempo que esta región de la Antártida podría alcanzar un punto de inflexión y sufrir un retroceso irreversible del que no podría recuperarse. Este retroceso, una vez iniciado, podría provocar el colapso de toda la capa de hielo de la Antártida Occidental, que contiene suficiente hielo para elevar el nivel del mar en más de tres metros.


Aunque ya se ha planteado la posibilidad general de un punto de inflexión de este tipo en las capas de hielo, demostrar que el glaciar Pine Island tiene el potencial de entrar en un retroceso inestable es una cuestión muy diferente.


Ahora, investigadores de la Universidad de Northumbria han demostrado, por primera vez, que efectivamente es así.


Sus conclusiones se publican en la revista The Cryosphere.


Utilizando un modelo de flujo de hielo de última generación desarrollado por el grupo de investigación de glaciología de Northumbria, el equipo ha desarrollado métodos que permiten identificar los puntos de inflexión dentro de las capas de hielo.


En el caso del glaciar de Pine Island, su estudio muestra que el glaciar tiene al menos tres puntos de inflexión distintos. El tercer y último acontecimiento, provocado por el aumento de las temperaturas oceánicas en 1,2C, conduce a un retroceso irreversible de todo el glaciar.


Los investigadores afirman que el calentamiento a largo plazo y las tendencias de escoramiento en las aguas profundas circumpolares, en combinación con los cambios en los patrones de viento en el mar de Amundsen, podrían exponer la plataforma de hielo del glaciar Pine Island a aguas más cálidas durante periodos de tiempo más largos, lo que haría cada vez más probables cambios de temperatura de esta magnitud.


El autor principal del estudio, el Dr. Sebastian Rosier, es investigador del Departamento de Geografía y Ciencias Ambientales de Northumbria. Está especializado en la modelización de los procesos que controlan el flujo de hielo en la Antártida con el objetivo de comprender cómo contribuirá el continente a la futura subida del nivel del mar.


El Dr. Rosier es miembro del grupo de investigación sobre glaciología de la Universidad, dirigido por el profesor Hilmar Gudmundsson, que trabaja actualmente en un importante estudio de 4 millones de libras para investigar si el cambio climático llevará a la capa de hielo de la Antártida a un punto de inflexión.


El Dr. Rosier explicó: "Ya se ha planteado en el pasado la posibilidad de que esta región cruce un punto de inflexión, pero nuestro estudio es el primero que confirma que el glaciar Pine Island cruza efectivamente estos umbrales críticos.


"Muchas simulaciones informáticas diferentes en todo el mundo intentan cuantificar cómo un clima cambiante podría afectar a la capa de hielo de la Antártida Occidental, pero identificar si un período de retroceso en estos modelos es un punto de inflexión es un reto.


"Sin embargo, es una cuestión crucial y la metodología que utilizamos en este nuevo estudio facilita mucho la identificación de posibles puntos de inflexión futuros".


Hilmar Gudmundsson, catedrático de Glaciología y Ambientes Extremos, trabajó con el Dr. Rosier en el estudio. Añadió: "La posibilidad de que el glaciar Pine Island entre en un retroceso inestable ya se había planteado antes, pero ésta es la primera vez que se establece y cuantifica rigurosamente esta posibilidad.


Se trata de un gran paso adelante en nuestra comprensión de la dinámica de esta zona y estoy encantado de que hayamos podido dar por fin respuestas firmes a esta importante cuestión".


"Pero los resultados de este estudio también me preocupan. Si el glaciar entrara en un retroceso inestable e irreversible, el impacto sobre el nivel del mar podría medirse en metros, y como muestra este estudio, una vez que el retroceso se inicie podría ser imposible detenerlo."



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram