• Homo consciens

¿Qué es lo que más creció en pandemia? Los billonarios y las colas en los bancos de alimentos



Fuente: The Guardian - Por Arwa Mahdawi - mayo 2021

Los ricos son ahora casi un 40% más ricos que antes de la crisis del coronavirus. Mientras tanto, los precios de los alimentos suben, y cada vez más gente pasa hambre



¿Ahora la comida se hace de oro? Porque empieza a parecerlo. Cada vez que voy a mi supermercado neoyorquino (muy poco elegante) me sorprende lo caros que se han vuelto los alimentos. Los precios parecen aumentar cada mes; de hecho, los precios de los alimentos han subido un 3,5% en comparación con la primavera pasada, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Aunque no parezca una cifra exagerada, lo cierto es que se va acumulando. Y va a seguir subiendo. "La gente tendrá que acostumbrarse a pagar más por los alimentos", dijo recientemente a Bloomberg un experto en distribución de alimentos. "Sólo va a empeorar".


Estados Unidos, por supuesto, no es el único lugar donde llenar la barriga empieza a costar un ojo de la cara. Los precios de los alimentos se están disparando en todo el mundo, llevando a millones de personas a pasar hambre. En Nigeria, la inflación de los alimentos aumentó al 22,95% en marzo. En Indonesia, el tofu es ahora un 30% más caro que el año pasado. En Líbano, donde casi la mitad de la población vive en la pobreza, los alimentos son cinco veces más caros que en 2019. En Rusia, los precios de los alimentos aumentaron un 7,7% en el último año. En el Reino Unido, la pandemia ha aumentado la inseguridad alimentaria; hasta el 10% de las personas utilizan ahora los bancos de alimentos.


Hay numerosas razones por las que los precios de los alimentos están subiendo en todo el mundo, desde la crisis climática y el aumento de los precios de las materias primas hasta los problemas de la cadena de suministro causados por la pandemia. Pero, por favor, no finjamos que el aumento drástico de los precios de los alimentos y el hambre en el mundo es un problema diabólicamente complejo que nadie puede resolver. Citando a Mahatma Gandhi: "Hay suficiente en este planeta para las necesidades de todos, pero no para la codicia de todos". En Nueva York, hay al menos tres casas vacías por cada persona sin hogar. En EE.UU., se calcula que el desperdicio de alimentos supone entre el 30 y el 40% de la oferta alimentaria; mientras que el año pasado, casi uno de cada cuatro hogares sufrió inseguridad alimentaria. Vivo en el país más rico del mundo y, sin embargo, cada semana veo a la gente de mi barrio haciendo cola en los bancos de alimentos. Cada semana, esas colas son más largas. Lo cual es extraño porque, la última vez que lo comprobé, Estados Unidos era un país capitalista. Y por todo lo que he oído, el socialismo trae colas para comer y el capitalismo trae eficiencia y prosperidad. Por lo visto, alguien se olvidó de decírselo a los hambrientos estadounidenses.


Por supuesto, lo maravilloso del capitalismo es que el desastre de un hombre es la oportunidad económica de otro. En el pasado, el aumento de los precios de los alimentos se ha achacado a los bancos que especulan con las materias primas agrícolas. Lo cual es muy rentable. En 2012, Goldman Sachs ganó unos 400 millones de dólares con la especulación alimentaria; por la misma época, decenas de millones de personas se vieron abocadas a la pobreza por culpa de los precios de los alimentos. No sé cuánto están ganando los bancos con la actual crisis alimentaria, pero sí sé que, gracias a la crisis del coronavirus, el 1% es más rico que nunca. Los multimillonarios ganaron colectivamente 1,1 billones de dólares en 2020; ahora son casi un 40% más ricos que antes de la pandemia. Mientras que gran parte del mundo no sabe cómo va a poner comida en la mesa, los multimillonarios no parecen saber qué hacer con todo su dinero. Se dice que Jeff Bezos va a comprar un superyate de 500 millones de dólares; el barco es tan grande que necesita su propio "yate de apoyo".


¿Crees que los multimillonarios como Bezos se detienen alguna vez y se preocupan por el hecho de que la gran desigualdad va a conducir inevitablemente al malestar social? ¿Crees que les preocupa que, a medida que los precios de los alimentos sigan subiendo como la espuma, la gente va a tener tanta hambre que va a pensar en comerse a los ricos? Sí, claro que les preocupa. ¿Por qué si no crees que los hombres más ricos del mundo están tan obsesionados con ir al espacio? El mundo tiene suficientes recursos para alimentarnos a todos, pero para algunas personas no hay suficiente.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram