• Homo consciens

Riesgo para especies clave si el planeta supera 1,5ºC



Fuente: The Guardian - junio 2021 - Por Fiona Harvey

El informe de WWF señala que los frailecillos, los pingüinos y muchas otras especies se enfrentarán a problemas como la pérdida de hábitat y la inseguridad alimentaria



Los corales se blanquearán, los pingüinos perderán sus témpanos de hielo antárticos, los frailecillos de la costa del Reino Unido no podrán alimentar a sus crías y el mono ardilla de cabeza negra del Amazonas podría desaparecer si el mundo no logra limitar el calentamiento global a 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales.


Más allá de un aumento de 1,5ºC, muchas especies tendrán cada vez más problemas para encontrar comida o sobrevivir, según un informe de WWF sobre los efectos del cambio climático en 12 especies clave de todo el mundo:


  • frailecillo atlántico

  • tortuga laúd

  • leopardo de las nieves

  • pingüino emperador

  • hipopótamo

  • rana de darwin

  • mono ardilla de cabeza negra

  • liebre de montaña

  • abeja




En el Reino Unido, los frailecillos se enfrentan a crecientes amenazas por el calentamiento de los mares. Los areneros constituyen una gran parte de la dieta de estas aves marinas, que dependen de unos crustáceos llamados copépodos. Sin embargo, el calentamiento del mar hace que los copépodos florezcan antes de la eclosión de los lanzones. Como los lanzones se quedan sin su comida, hay menos para que los frailecillos los capturen, y colonias enteras pueden fracasar como resultado. WWF descubrió que, entre 2000 y 2016, los copépodos florecieron casi 20 días antes de la eclosión de las larvas de lanzón, un desajuste que probablemente se amplíe con el aumento de las temperaturas.


El informe constata que los efectos del calentamiento global, que ya ha alcanzado más de 1C por encima de los niveles preindustriales, ya pueden verse en el Reino Unido. Por ejemplo, a las liebres de montaña de las Tierras Altas de Escocia les crece el pelaje blanco para camuflarse en invierno, pero la nieve se derrite antes, antes de que su pelaje vuelva a ser marrón, dejándolas expuestas a los depredadores.


Aunque un calentamiento de 0,5C por encima de los niveles actuales puede parecer pequeño, el informe constata que los efectos serían perjudiciales para una gran variedad de especies, como leopardos de las nieves, hipopótamos, monos y ranas, tortugas marinas y corales. Las tortugas laúd son sensibles incluso a los pequeños cambios de temperatura, ya que el sexo de la tortuga se determina mientras el huevo se incuba en la arena: una arena más caliente significa más hembras y menos machos, y puede significar que los huevos no lleguen a nacer.


El informe también examina el destino del mono ardilla de cabeza negra del Amazonas, que vive en una llanura inundable, por lo que una sola gran inundación -del tipo que se prevé que sea más frecuente con 1,5ºC- podría acabar con toda la población.


Los intereses comerciales de todo el mundo también se verán amenazados si las temperaturas suben por encima de 1,5ºC, con las plantaciones de café vulnerables al aumento de las temperaturas: casi el 90% de las plantaciones de café arábica de Sudamérica podrían dejar de ser aptas para el cultivo en 2050.


Mike Barrett, director ejecutivo de ciencia y conservación de WWF, dijo que la crisis climática se está sumando a una enorme pérdida de vida silvestre: las poblaciones mundiales de vida silvestre ya se han desplomado en un 68% desde 1970. "La naturaleza es nuestro sistema de soporte vital, y su continua destrucción no sólo está devastando la vida silvestre y las comunidades locales, sino que está creando un planeta más caliente y menos estable, poniendo en riesgo nuestra propia supervivencia", dijo. "Esta no es una amenaza lejana: los impactos del cambio climático ya se están sintiendo y si no actuamos ahora para mantener el calentamiento global en 1,5ºC nos deslizaremos cada vez más rápido hacia la catástrofe".


El WWF también descubrió que la protección de hábitats vitales sería esencial para impedir que el calentamiento supere los 1,5ºC. Cuanto más se despoje a los paisajes de su vegetación y de sus complejas ecologías, más rápido se afianzará la crisis climática. Por ejemplo, los entornos marinos degradados y contaminados hacen que los mares puedan absorber menos carbono, la deforestación destruye los sumideros de carbono y la desecación de las turberas y los humedales libera más dióxido de carbono en el aire.


Tanya Steele, directora ejecutiva de WWF, dijo que el informe mostraba por qué los gobiernos debían reforzar sus compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero antes de las decisivas conversaciones de la ONU sobre el clima (Cop26) que se celebrarán en Glasgow en noviembre. Muchos países, entre ellos el Reino Unido y Estados Unidos, así como la UE, ya han prometido fuertes recortes de las emisiones para 2030, pero, según las estimaciones, en su conjunto seguirían provocando un aumento de 2,4 ºC a finales de este siglo.


Steele dijo: "Los líderes mundiales deben aprovechar la oportunidad de Cop26 para construir un futuro más verde y más justo, uno con la naturaleza en el centro. Como anfitrión, el gobierno del Reino Unido tiene que mostrar

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram