• Homo consciens

Sentirse parte de la naturaleza aumenta la satisfacción con la vida y mejora la salud




RECONEXION CON LA NATURALEZA- Sin darnos cuenta nos fuimos alejando del mundo natural, encantados con nuestras creaciones mentales: la cultura, la ciencia, la técnica. La crisis ecológica, climática y humana es producto de esa disociación con el mundo natural, de olvidarnos que somos una mente, sí, pero que habitamos un cuerpo. Reconectarnos con nuestro cuerpo, con nuestro ser físico es, tambíen, reconectarnos con la naturaleza. Esta reconexión, como se verá en el artículo, nos ayuda tanto internamente, mejorando nuestra salud mental, emocional y corporal y, a nivel externo, medioambiental, porque aprendiendo a relacionarnos con el mundo natural de otra manera, aprendemos a cuidarlo, a valorarlo y a disfrutarlo como una extensión nuestra. De esta forma la naturaleza se nos hace necesaria: la queremos. Esta reconexión es el desafío que nos plantea este momento evolutivo. CLIMATERRA



Fuente: BBC - Por Jeremy Coles - abril de 2016


Todos pensamos intrínsecamente que la naturaleza debe ser buena para nuestra salud y felicidad. Un análisis reciente muestra cuán importante es para nuestra salud física y mental sentirse parte de la naturaleza.


Cada vez hay más estudios y campañas que demuestran que una conexión con la naturaleza nos hace más sanos y felices, algo con lo que pocos de nosotros, los amantes de la naturaleza, discutiríamos.


Y ahora, una reciente evaluación del primer desafío natural del Reino Unido, que tuvo lugar el año pasado y en el que participaron personas "haciendo algo salvaje" todos los días durante 30 días consecutivos, muestra científica y estadísticamente cuán importante es realmente.


Intuitivamente sabíamos que la naturaleza era buena para nosotros como humanos, pero los resultados fueron brillantes.

En el momento del desafío también se les pidió a los participantes que participaran en una encuesta acerca de su percepción de la conexión con la naturaleza y de sentirse parte de ella; cómo interactuaban con la naturaleza, y cómo se sentían acerca de su salud y felicidad, antes de que comenzara el desafío, al final del desafío y dos meses después de que éste hubiera terminado.


El estudio fue realizado por la Universidad de Derby y The Wildlife Trusts para intentar medir el impacto de la campaña "30 Days Wild" del año pasado, llevada a cabo por la organización benéfica.


"Intuitivamente sabíamos que la naturaleza era buena para nosotros como seres humanos, pero los resultados fueron brillantes, dijo Lucy McRobert, gerente de campañas de asuntos relacionados con la naturaleza de The Wildlife Trusts.


El estudio mostró que hubo un aumento científicamente significativo en la salud de las personas, la felicidad, la conexión con la naturaleza e incremento en los comportamientos de conexión con la naturaleza, (como alimentar a los pájaros o plantar flores para las abejas) - no sólo a lo largo de todo el desafío, sino que se mantuvo durante meses después de que el desafío se había completado.


Impresionante, dice McRobert, el número de personas que declaran su salud como "excelente" aumentó en un 30% y esta mejora en la salud se predice por el aumento de la felicidad, esta relación está mediada por el cambio en relación con la naturaleza. Se suma a un creciente conjunto de pruebas que demuestran definitivamente que necesitamos la naturaleza para nuestra salud y bienestar.


Por ejemplo, los niños expuestos al mundo natural mostraron un aumento en su autoestima. También sintieron que les enseñó a tomar riesgos, desató su creatividad y les dio la oportunidad de hacer ejercicio, jugar y descubrir. En algunos casos, la naturaleza puede mejorar significativamente los síntomas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), proporcionando una influencia calmante y ayudando a la concentración.


Y para las personas que sufren de enfermedades físicas o trastornos de salud mental, como la depresión y la ansiedad, interactuar con la naturaleza puede ayudar a las personas a controlar sus síntomas o incluso a recuperarse, junto con la medicación convencional.


"La naturaleza no es una cura milagrosa para las enfermedades", dice McRobert, "pero al interactuar con ella, pasar tiempo en ella, experimentarla y apreciarla, podemos cosechar los beneficios de sentirnos más felices y sanos como resultado".


Estilo de vida saludable


El Dr. Miles Richardson, jefe de psicología de la Universidad de Derby, realizó el estudio y explica que los resultados son significativos, tanto estadísticamente como desde una perspectiva aplicada. Fue una intervención a gran escala, dice, con más de 18.500 personas realizando alrededor de 300.000 actos aleatorios de "salvajismo", enmarcados no como una intervención de salud pública, sino más bien como una campaña divertida en la que participar.


Según el Dr. Richardson, ya existen pruebas de investigación de que la exposición a la naturaleza puede reducir la hipertensión (presión arterial anormalmente alta), las enfermedades del tracto respiratorio y cardiovasculares; mejorar la vitalidad y el estado de ánimo; beneficiar cuestiones de bienestar mental como la ansiedad; y restaurar la capacidad de atención y la fatiga mental. Pero más que eso, el sentirse parte de la naturaleza ha demostrado que se correlaciona significativamente con la satisfacción con la vida, la vitalidad, el sentido, la felicidad, la atención plena y la menor ansiedad cognitiva.


"Estas correlaciones son de una magnitud similar a las que se encuentran entre el bienestar y otras variables, como el matrimonio y la educación, cuyas relaciones con el bienestar están bien establecidas".


Y, añade, un análisis reciente encontró que las personas con una conexión más fuerte con la naturaleza experimentaban más satisfacción con la vida, afecto positivo y vitalidad a niveles asociados con predictores de satisfacción establecidos, como los ingresos personales.


"Es necesario normalizar la naturaleza cotidiana como parte de un estilo de vida saludable", dijo el Dr. Richardson a la BBC Earth. El verdadero desafío para el futuro es cómo lograr que más gente se involucre, sabiendo lo que hacemos con respecto a los beneficios reales de la naturaleza.


Explica que está empezando a surgir una comprensión de los caminos y actividades que pueden conducir a una mayor conexión con la naturaleza; donde los programas educativos con actividades creativas conducen a incrementos a corto plazo, pero las actividades basadas en el conocimiento no.


La Universidad de Derby ha identificado el contacto, la emoción, el significado, la compasión y el compromiso con la belleza natural como caminos que ayudan a las personas a sentirse más cerca de la naturaleza. No se encontró que las actividades basadas en el conocimiento intelectual ayudaran a las personas a conectarse con la naturaleza. También encontraron que las actividades que se relacionaban con estos senderos aumentaban significativamente la conexión, en comparación con simplemente caminar en la naturaleza y comprometerse con los ambientes urbanos.


"Sin embargo, es muy pronto y hay mucho que entender acerca de los mejores caminos para las diferentes personas - no será un enfoque único para todos", dijo a la BBC Earth.


Bueno para la naturaleza, bueno para ti


Y es una relación recíproca porque tan importante como la naturaleza ha demostrado ser para nuestra salud y felicidad, también nuestras interacciones con el mundo natural son igual de importantes para proteger la naturaleza y el medio ambiente.


En última instancia, queremos que todos tomen medidas para restaurar la naturaleza, por el bien de la naturaleza y por el nuestro.

"Si podemos ayudar a la gente a conectarse con la naturaleza, eso no sólo es bueno para ellos, sino también para la naturaleza", dijo Lucy McRobert, de The Wildlife Trust. Porque, explica, cuanta más gente se preocupe intrínsecamente por su entorno local y valore el impacto positivo que tiene en sus propias vidas, más querrán protegerlo de la destrucción.


Así que The Wildlife Trusts quiere que la naturaleza ocupe un lugar destacado en la agenda política y que se la considere de la misma manera que la salud, la seguridad y la educación, y que las empresas y corporaciones realicen cambios significativos que protejan nuestros recursos naturales. Y para nosotros, como individuos, quieren que cuidemos, apreciemos y protejamos nuestro medio ambiente y nuestros lugares salvajes.


Esperamos que[estos] resultados muestren que la naturaleza no sólo es algo agradable -aunque tiene un gran valor en sí misma-, sino que es fundamentalmente importante para nuestra salud, bienestar y felicidad, y eso debería reflejarse en nuestro sistema educativo, en la forma en que tratamos a los enfermos físicos o mentales, en la forma en que construimos la infraestructura y las casas y en la forma en que accedemos y protegemos los espacios verdes en las ciudades".


"En última instancia, queremos que todos tomen medidas para restaurar la naturaleza, por el bien de la naturaleza y por el nuestro".


Este año habrá una guía para hacer 30 Días Salvajes para los hogares de cuidado y los discapacitados físicos y mentales, que se centrará en ideas para 30 actos aleatorios en la naturaleza que se pueden llevar a cabo de manera fácil y segura con ese grupo, involucrarlos con la naturaleza y, con suerte, mejorar su calidad de vida.


¿No deberíamos todos pasar más tiempo fuera interactuando con la naturaleza?


#salud #naturaleza #conexiónconlanaturaleza

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com