• Homo consciens

¿Somos más desinteresados a medida que envejecemos?




Fuente: The Conversation - Por Ulrich Mayr- Jefe del Departamento de Psicología, Universidad de Oregón

El hecho de que la gente realice actos altruistas por su naturaleza altruista o por motivos ocultos es una cuestión que ha dejado perplejos a filósofos, pensadores religiosos y científicos sociales durante siglos, porque el egoísmo puede inspirar actos aparentemente altruistas. Por ejemplo, la gente puede regalar dinero para mostrar su riqueza, para parecer digna de confianza o simplemente para sentirse bien consigo misma.

¿Cómo estudiamos lo que ocurre con la generosidad en el cerebro de las personas? Mi equipo hizo que los participantes en una serie de experimentos se acostaran en los escáneres de resonancia magnética, mirando una pantalla que describía diferentes escenarios. A veces mis colegas y yo les decíamos que se transferían 20 dólares estadounidenses a sus cuentas bancarias. Otras veces, la misma cantidad se destinaba a una organización benéfica, como una despensa de alimentos local. Los participantes simplemente observaban estas transferencias de 20 dólares, ya sea a ellos mismos o a la organización benéfica, sin tener nada que decir al respecto. Mientras tanto, escaneamos lo que los neurocientíficos consideran los centros de recompensa del cerebro, específicamente el núcleo accumbens. Esta región, que es un poco más grande que un cacahuete, juega un papel en todo, desde la gratificación sexual hasta la adicción a las drogas y los sitios neuronales relacionados. Se activa cuando ocurre algo que te hace feliz y que te gustaría que se repitiera en el futuro. La experiencia de que el dinero se destinara a la caridad impulsó la actividad en esas áreas de recompensa del cerebro para muchos de nuestros participantes. Y exactamente esta observación, argumentamos, es una manifestación de la verdadera naturaleza altruista de la gente: Se sentían recompensados cuando alguien necesitado está mejor, aunque no hicieran directamente nada para marcar la diferencia. Encontramos que en aproximadamente la mitad de los participantes de nuestro estudio, la actividad en estas áreas de recompensa era incluso más fuerte cuando el dinero iba a la caridad que cuando iba a sus propias cuentas bancarias. Determinamos que estas personas podrían ser definidas netamente como altruistas. Entonces, en una etapa separada del experimento, todos estos mismos participantes tuvieron la opción de dar algo de su dinero o guardarlo para ellos mismos. Aquí, los altruistas neurales tenían el doble de probabilidades que los otros de dar su dinero. Creemos que este hallazgo indica que los motivos puramente altruistas pueden conducir a un comportamiento generoso - y que las imágenes cerebrales pueden detectar esos motivos.


Los investigadores monitorearon los cerebros de las personas que participaron en un estudio para ver qué pasaba si el dinero era transferido a sus propias cuentas bancarias o iba a la caridad. Dependiendo del escenario, diferentes partes de una región del "centro de recompensa" llamada núcleo accumbens se activaron. Departamento de Psicología de la Universidad de Oregón, CC BY-SA

El envejecimiento y el altruismo En un estudio conexo que llevamos a cabo mis colegas y yo, hubo 80 participantes de entre 20 y 64 años de edad, pero que por lo demás eran comparables en cuanto a sus antecedentes. Descubrimos que la proporción de altruistas -es decir, aquellos cuyas áreas de recompensa eran más activas cuando el dinero iba a la beneficencia que a ellos mismos- aumentaba constantemente con la edad, pasando de menos del 25% hasta los 35 años a alrededor del 75% entre los individuos de 55 años o más. Además, los participantes de mayor edad tendían a estar más dispuestos a dar su dinero a la caridad o a ser voluntarios en este experimento. Y al evaluar sus características de personalidad a través de cuestionarios, nuestro grupo encontró que exhibían rasgos como la simpatía y la empatía con más fuerza que los participantes más jóvenes. Estas observaciones se alinean con la creciente evidencia de actos más altruistas en los ancianos. Por ejemplo, la parte de sus ingresos que los 60 años donan a la caridad es tres veces mayor que la de los 25 años. Esto es significativo aunque tienden a tener más dinero en general, lo que hace más fácil desprenderse de parte de él. Las personas de 60 años o más tienen un 50% más de probabilidades de ser voluntarios. También tienen casi el doble de probabilidades de votar que los menores de 30 años. Sin embargo, nuestros resultados son los primeros en demostrar claramente que los adultos mayores no sólo actúan como si fueran personas más agradables, lo que podría ser fácilmente impulsado por motivos egoístas como hacer más probable que sean recordados con cariño una vez que se hayan ido. Más bien, el hecho de que sus áreas de recompensa respondan mucho más a la experiencia de experimentar que las personas necesitadas son ayudadas sugiere que en realidad, en promedio, son más amables y están genuinamente más interesados en el bienestar de los demás que todos los demás.

El camino por delante Estos hallazgos plantean muchas preguntas adicionales e importantes que cubrimos en un artículo que publicamos en Current Directions in Psychological Science, una revista académica. Por ejemplo, se necesita una investigación adicional en la que se haga un seguimiento de las personas a lo largo del tiempo para asegurarse de que la diferencia de edad en la generosidad refleja realmente el crecimiento personal, y no sólo las diferencias generacionales. Además, necesitamos generalizar nuestros resultados a muestras más grandes de orígenes más variados. Lo más importante es que aún no sabemos por qué los adultos mayores parecen ser más generosos que los jóvenes. Mis colegas y yo estamos planeando investigar si el hecho de darse cuenta de que les quedan menos años de vida hace que se preocupen más por el bien común. #biencomun #generosidad #edad #egoismo #empatia

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com