• Homo consciens

Vientos huracanados destruyen casas: bienvenidos a la nueva normalidad de Siberia



Fuente: Siberian Times - Por Olga Gertcyk - 30 de mayo de 2020

Los fenómenos meteorológicos extremos junto con los incendios forestales y las inundaciones son el futuro "debido al cambio climático global".


Los techos de 147 edificios en la región de Kemerovo fueron destrozados el 27 de mayo por vientos huracanados que alcanzaron los 35 metros por segundo, lo que equivale a 125 kms millas por hora.


Entre los afectados había 120 casas residenciales privadas y 16 bloques de viviendas.


Un total de 25 automóviles fueron dañados principalmente por unos 280 árboles derribados.


Se cree que la aldea de Konstantinovka fue la más afectada: 18 de las 31 casas quedaron completamente arruinadas y todos los techos dañados. Las paredes de un granero se derrumbaron matando a dos e hiriendo a uno.


Estas condiciones extremas son cada vez más comunes desde los Urales hasta el Pacífico, como lo demuestra otro huracán que arrasó la ciudad de Chita en la región de Trans-Baikal el 13 de mayo. Cuatro personas murieron y varias resultaron heridas en una tormenta que estalló en la región de Sverdlovsk el 25 de mayo. Una de las víctimas murió en una ambulancia después de que su grúa se derrumbara en Ekaterimburgo.


Otro hombre, de 57 años, murió en la ciudad de Aramil, región de Sverdlovsk, mientras aparcaba su coche. El techo del banco fue arrancado y cayó sobre él, matando al hombre en el acto.


Los medios de comunicación locales informaron de daños en al menos 20 coches y 13 edificios, y los cortes de suministro eléctrico afectaron a hasta 100.000 personas en toda la región.


Al día siguiente, el 26 de mayo, el clima estrafalario golpeó las regiones de Novosibirsk y Krasnoyarsk. Al menos cuatro personas resultaron heridas y 40.000 se quedaron sin electricidad en la región de Novosibirsk. Las tormentas volaron tres paradas de autobús e hicieron que una casa se derrumbara como las cartas. Las calles de Krasnoyarsk se inundaron, obligando a los servicios de emergencia a usar bombas para deshacerse del agua.


Mientras tanto, 11.000 personas se quedaron sin electricidad en la región de Krasnoyarsk, casi 5.000 de ellas en la ciudad de Achinsk, a 170 kilómetros al este de la ciudad de Krasnoyarsk.


Podemos esperar más de lo mismo en Siberia. Los científicos del instituto de investigación para el monitoreo, pronóstico y análisis de situaciones de emergencia en el ministerio de emergencia de Rusia en Moscú han preparado un pronóstico escalofriante para el verano de 2020.


Tras analizar los datos meteorológicos, llegaron a la conclusión de que es muy probable que en varias regiones de Rusia, incluidas Siberia y el Lejano Oriente, se produzcan más incendios forestales y peligrosos fenómenos convectivos como tornados y huracanes durante el verano.


Advierten de "un aumento en el número de tornados y huracanes, así como de otros peligrosos fenómenos convectivos" como "granizo, tormentas eléctricas, tormentas de arena o fuertes chaparrones".


Se considera que el aumento de tales fenómenos está relacionado con el cambio climático mundial.


#cambioclimatico #crisisclimatica #eventosextremos #siberia #huracanes

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com