• Homo consciens

Wall Street se está desenamorando de los combustibles fósiles



Fuente : Bloomberg - Por Gerson Freitas Jr y Vanessa Dezem - Marzo 2020

Durante años, los inversores estaban dispuestos a pagar más por las acciones de las empresas de gas natural que por las de electricidad. Eso ya no es así.


En los últimos días, las valoraciones de las empresas eléctricas pasaron a las del gas, una señal de que la confianza de los inversores en el futuro de los combustibles fósiles ha alcanzado un punto de inflexión. Con los defensores del clima presionando para eliminar el gas natural de los hogares y las empresas y los legisladores de Nueva York a California adoptando una postura contra las emisiones de gases de efecto invernadero, los desarrolladores de gasoductos se enfrentan a un futuro incierto.


"En este momento, se mire como se mire, el gas natural no se ve como algo muy amigable", dice Shahriar Pourreza, analista de Guggenheim Securities LLC.




Por primera vez en una década, los distribuidores locales de gas están vendiendo por debajo que las empresas de electricidad en relación con sus ganancias proyectadas. El índice de servicios de gas de Standard and Poor's se negocia ahora a un promedio de 16,7 veces las ganancias proyectadas, mientras que el índice de servicios de electricidad de S&P se negocia a 17,1, según datos compilados semanalmente por Bloomberg. NextEra Energy Inc., el mayor promotor de energía eólica y solar propiedad de inversores del mundo, está cotizando a la asombrosa cifra de 28 veces las ganancias proyectadas.


El descuento del gas natural es un reflejo de las perspectivas a largo plazo del combustible. El corto plazo, sin embargo, sigue siendo brillante. A falta de alternativas fáciles de obtener y de bajo costo para tareas esenciales como la calefacción, la cocina y la fabricación, el gas natural parece destinado a seguir siendo una fuente primaria de energía en los Estados Unidos durante los próximos años. La fractura hidráulica -el fracking- ha hecho que el gas sea extraordinariamente barato y abundante, y su uso como sustituto del carbón -más contaminante- en la generación de energía ha permitido a las empresas de servicios públicos reducir las emisiones de carbono en una cuarta parte en el último decenio. También es capaz de mantener la red estable cuando los parques eólicos y solares no están produciendo.


Por estas razones, defensores como BlackRock Inc. dicen que el gas debe tener una larga vida como puente hacia la energía limpia. El mayor gestor de activos del mundo considera que el combustible fósil forma parte de una transición energética a largo plazo y califica las limitaciones impuestas al desarrollo de "pocas y lejanas", según Mark Florian, director de los fondos de infraestructura energética y de energía. "Mi sensación es que no ha impactado realmente en las valoraciones de las compañías de gas natural en este momento, pero creo que es un riesgo que hay que monitorear".


Sin embargo, con docenas de ciudades en todo EE.UU. promulgando prohibiciones de nuevas infraestructuras de gas, parece inevitable un declive. Además de las preocupaciones climáticas, una serie de fugas de gas e incendios en los últimos dos años, incluyendo una explosión mortal en el Valle de Merrimack, Massachusetts en 2018, provocó preocupaciones sobre la seguridad que llevaron a los inversionistas a cuestionar si las compañías de gas deben realmente comerciar como premium, según Pourreza.


Ryan Kelley, que gestiona un fondo de servicios de gas en Hennessy Funds, dice que la mayor incertidumbre probablemente ha erosionado las valoraciones de las empresas de gas natural, incluso cuando el crecimiento de sus ganancias debería seguir siendo robusto en el futuro previsible. "La gente se está adelantando un poco al tratar de averiguar cuáles son las implicaciones a largo plazo de esto", dice Kelley.


Por ahora, las empresas de electricidad siguen siendo las mayores usuarias de gas natural. Pero como Joseph Sauvage, jefe del grupo de energía global de Citigroup Inc., señaló en una conferencia de S & P en Nueva York el mes pasado, también están mejor posicionados para beneficiarse del cambio de la sociedad hacia el favorecimiento de la inversión en energías renovables, almacenamiento de energía, construcción totalmente eléctrica, y la infraestructura de carga de vehículos eléctricos. "Algunos piensan que estas compañías están teniendo muchas más oportunidades ahora que la electrificación se acerca", dice Sauvage.


Las perspectivas para las compañías de gas natural parecen estar reduciéndose no sólo en los Estados Unidos sino también en Europa, ya que el bloque se compromete a reducir las emisiones de carbono en las próximas décadas. Las empresas eléctricas europeas, incluidas las centrales eléctricas Enel Spa e Iberdrola SA, también están negociando por encima de las compañías de gas. "Con la política en el continente que se está moviendo hacia las bajas emisiones de carbono, hay que decirle a su accionista que invierta en la descarbonización, en lugar de decir que está financiando un gasoducto", dice Elchin Mammadov, analista de servicios públicos europeos de Bloomberg Intelligence. "Las perspectivas de crecimiento de la energía eléctríca son mucho más altas que las del gas natural".


#gasnatural #desinversion #electricidad #energiasrenovables #cambioclimatico #calentamientoglobal




Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com