• Homo consciens

Zizek: "Greta y Bernie deberían estar liderando en estos tiempos difíciles"



Fuente: RT - Junio 2020

Slavoj Zizek: Greta y Bernie deberían estar liderando en estos tiempos difíciles, pero NO SON BASTANTES RADICALES


Con todo lo que está sumiendo al mundo en el caos ahora, una cosa que me sorprende es, ¿por qué Greta Thunberg y Bernie Sanders están comparativamente callados? No se equivoquen, el racismo, los problemas climáticos y la pandemia están todos conectados.


Excepto por una breve nota de Greta que cree haber sobrevivido a la infección de Covid, el movimiento que ha movilizado no ha podido evitar ahogarse por el pánico de la pandemia de Covid-19 y las protestas antirracistas en los Estados Unidos. En cuanto a Bernie, aunque abogó por medidas (como la asistencia sanitaria universal) que ahora, en medio de la pandemia, se reconocen como necesarias en todo el mundo, tampoco se le ve ni se le escucha en ninguna parte. ¿Por qué no estamos viendo más, y no menos, de las figuras políticas cuyos programas y conocimientos son hoy más relevantes que nunca?


En los últimos meses, el tema de Covid eclipsó totalmente las preocupaciones ecológicas y sólo fue eclipsado en las últimas semanas por las protestas antirracistas que se extendieron desde los EE.UU. por todo el mundo. La crucial batalla ideológica y política que está teniendo lugar estos días se refiere a la relación entre los tres dominios: Epidemia de covid, crisis ecológica, racismo. La presión que viene del establishment es mantener estos tres dominios separados, e incluso insinuar tensiones entre ellos. A menudo se escucha que nuestra principal tarea ahora es poner en marcha la economía, y que para ello debemos descuidar un poco los problemas ecológicos; se escucha que las caóticas protestas antirracistas a menudo violan el distanciamiento social y por eso contribuyen a la propagación del virus... Contra esta línea de razonamiento, uno debe insistir en la unidad básica de los tres dominios: las epidemias explotan como parte de nuestra relación desequilibrada con nuestro entorno natural, no son sólo un problema de salud; las protestas antirracistas también recibieron un impulso adicional por el hecho de que las minorías raciales están mucho más amenazadas por las epidemias que la mayoría blanca, que puede permitirse el auto-aislamiento y una mejor atención médica. Estamos, pues, ante crisis que estallan como momentos de la dinámica del capitalismo mundial: las tres -epidemias virales, disturbios raciales, crisis ecológicas- no sólo se predijeron sino que ya nos acompañaron durante décadas.


En cuanto a las protestas antirracistas, he aquí, cómo Spike Lee respondió a la pregunta: "¿Por qué ocho años de Obama no lograron un cambio suficientemente sustancial en las relaciones raciales en los EE.UU.?": "Muy buena pregunta. Pero tienes que entender: las relaciones raciales - que han empeorado - son una respuesta directa a haber tenido un presidente negro." ¿Por qué? No porque Obama "no fuera lo suficientemente negro", sino porque encarnaba la imagen de un estadounidense negro que defendía la izquierda liberal, un estadounidense negro que triunfó respetando plenamente las reglas del juego liberal. Las protestas son una respuesta brutal a "Ahora que tienes un presidente negro, ¿qué más quieres?" Es nuestra tarea articular este "más". Sólo recuerden que, durante los ocho años de la presidencia de Obama, la tendencia general de las últimas décadas siguió adelante sin problemas: la brecha entre los ricos y los pobres se amplió, el gran capital se fortaleció. En uno de los episodios de "La buena lucha", secuela de la serie "La buena esposa", la heroína despierta en una realidad alternativa en la que Hillary Clinton ganó las elecciones en 2016, derrotando a Trump. Pero el resultado es paradójico para el feminismo: no hay un 'Me Too', no hay amplias protestas contra Weinstein porque las feministas de izquierda del establishment moderado temen que si hay una protesta demasiado fuerte contra el acoso de los hombres a las mujeres, Clinton puede perder los votos masculinos y no ser reelegida, además Weinstein es un gran donante de la campaña de Clinton... ¿No ocurrió algo similar con Obama?


No se trata sólo (o principalmente) de que los negros debieran recibir más apoyo financiero para ayudar a su situación económica. Hay un detalle maravilloso en el Malcolm X de Spike Lee: después de que Malcolm diera un discurso en una universidad, una estudiante blanca se le acerca y le pregunta qué puede hacer por la lucha negra por la liberación; él le responde fríamente: "Nada". Y se aleja... Cuando usé este ejemplo hace décadas, me criticaron por insinuar que los blancos no deberíamos hacer nada para apoyar la lucha de los negros; pero mi punto (y creo que el de Malcolm) fue más preciso. Los liberales blancos no deberían actuar como si fueran a liberar a los negros, sino que deberían apoyar a los negros en su propia lucha por la liberación, tratándolos como agentes autónomos, no como meras víctimas de las circunstancias.


Así que, volviendo a nuestra pregunta inicial: la desaparición de Greta y Bernie de nuestro espacio público no significa que fueran demasiado radicales para nuestra época de crisis viral, cuando se necesitan voces más unificadoras. Al contrario, no fueron lo suficientemente radicales: no consiguieron proponer una nueva visión global que permitiera reactualizar su proyecto en las condiciones de las epidemias.


#zizek #greta #berniesanders #cambioclimatico #coronavirus #calentamientoglobal

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com