• Homo consciens

El calentamiento del Ártico puede ser el culpable de las tormentas de nieve en Texas



Fuente: The Guardian - Tree Hugger - Oliver Milman - 17 Feb 2021

El tiempo invernal que ha azotado el sur de Estados Unidos y partes de Europa podría ser un efecto contraintuitivo de la crisis climática


Asociar el cambio climático, normalmente relacionado con el calor abrasador, con una inusual tormenta invernal que ha paralizado España y ahora Texas y ha traído temperaturas gélidas al sur de EE.UU. puede parecer contradictorio. Pero los científicos afirman que hay pruebas de que el rápido calentamiento del Ártico puede contribuir a empujar el aire gélido del polo norte mucho más al sur, posiblemente hasta la frontera entre Estados Unidos y México.


Esta semana, una ráfaga de clima invernal ha llegado hasta el corazón de Estados Unidos, causando varias muertes y dejando sin electricidad a unos 5 millones de personas. El aguanieve y el hielo han azotado Oklahoma y Arkansas, mientras que muchos habitantes de Texas se han quedado abandonados, en medio de condiciones inseguras de viaje, en hogares sin electricidad.


"Las condiciones actuales en Texas son históricas, ciertamente generacionales", dijo Judah Cohen, director de previsiones estacionales de Atmospheric and Environmental Research. "Pero esto no se puede obviar como si fuera totalmente natural. Esto no está ocurriendo a pesar del cambio climático, sino que se debe en parte al cambio climático".


El año pasado, Cohen fue coautor de un documento que encontró un fuerte aumento de las tormentas de invierno en el noreste de los Estados Unidos en la década anterior a 2018. Esto, sostienen Cohen y algunos otros científicos, es un síntoma del calentamiento del Ártico, que se produce a un ritmo que duplica la media mundial, y que está alterando los sistemas climáticos establecidos desde hace tiempo.


El aire frío se concentra normalmente alrededor del polo norte en el vórtice polar, una zona de bajas presiones que circula en una formación apretada en la estratosfera durante el invierno y mantiene el frío en esa zona. Si es interferida. empieza a serpentear


Esta interferencia, según los investigadores, se produce a través de cambios en la corriente en chorro (jet stream), una banda de fuertes vientos que envuelve el globo a menor altura que el vórtice polar. Se cree que el calentamiento del Ártico está provocando el desplazamiento de la corriente en chorro. "La energía que escapa de la corriente en chorro choca con el vórtice polar, de modo que éste empieza a tambalearse y a moverse por todas partes", explica Cohen. "Donde va el vórtice polar, va el aire frío".



La Dra. Brenda Ekwurzel, directora de ciencia climática y científica principal del clima en la Unión de Científicos Preocupados, dijo a Treehugger en una entrevista. "A veces utilizamos la analogía de cuando se abre la puerta de un frigorífico y el aire frío que hay en el frigorífico, que está contenido allí, se escapa, y entonces el aire caliente de la habitación entra en el frigorífico".



Este fenómeno se ha manifestado de forma dramática en el último mes, con una división del vórtice polar que ha contribuido a provocar enormes nevadas en Europa, así como temperaturas frías récord en partes de EE.UU. más acostumbradas a inviernos más suaves.


"Diría que la situación de este invierno es coherente con las investigaciones que han relacionado lo que ocurre en el Ártico con los patrones meteorológicos extremos en las latitudes medias", dijo Jennifer Francis, una científica del Centro de Investigación Climática Woodwell que ha estudiado el tema. "El vórtice polar puede alargarse, adoptar diferentes formas e incluso dividirse. Este año hemos visto una alteración muy grande".


En la comunidad científica se discute si el aumento de las temperaturas en el Ártico está causando realmente fenómenos meteorológicos fríos en el sur, o si simplemente están ocurriendo ambos al mismo tiempo. Una de las razones es que los modelos climáticos no muestran una relación tan fuerte entre los dos eventos, si es que la muestran.


"La principal razón del desacuerdo entre los científicos del clima es que las observaciones sugieren fuertemente una relación causal y los modelos sugieren que no hay relación. Si los modelos validaran o confirmaran los argumentos expuestos al analizar las observaciones, habría un mayor consenso", dijo el científico atmosférico Judah Cohen en una pregunta de Carbon Brief para explicar el debate.




Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram