• Homo consciens

El hielo marino del Ártico disminuye el doble de rápido de lo que se pensaba



Fuente: The Guardian - Por Damian Carrington - 4 junio 2021

Menos hielo significa más calentamiento global, un círculo vicioso que también deja la región abierta a nuevas extracciones de petróleo



El hielo marino de gran parte del Ártico se está reduciendo el doble de rápido de lo que se pensaba, según los investigadores.


El hielo del Ártico se está derritiendo a medida que la crisis climática aumenta las temperaturas, lo que provoca un círculo vicioso en el que más agua oscura queda expuesta al calor del sol, lo que provoca un calentamiento aún mayor del planeta.


La pérdida de hielo más rápida significa que el paso marítimo más corto del noreste desde China a Europa será más fácil de navegar, pero también significa que la extracción de petróleo y gas es más factible.


Calcular el grosor del hielo marino a partir de los datos de los radares de los satélites es difícil porque la cantidad de cubierta de nieve que hay encima varía considerablemente. Hasta ahora, los datos de nieve utilizados procedían de las mediciones realizadas por las expediciones soviéticas en los témpanos de hielo entre 1954 y 1991. Pero la crisis climática ha cambiado drásticamente el Ártico, por lo que esta información está desfasada.


La nueva investigación utilizó novedosos modelos informáticos para elaborar estimaciones detalladas de la cubierta de nieve entre 2002 y 2018. Los modelos siguieron la temperatura, las nevadas y el movimiento de los témpanos para evaluar la acumulación de nieve. El uso de estos datos para calcular el grosor del hielo marino demostró que se está reduciendo dos veces más rápido de lo que se estimaba anteriormente en los mares que rodean el Ártico central, que constituyen la mayor parte de la región polar.


Robbie Mallett, del University College de Londres, que dirigió el estudio, dijo: "El grosor del hielo marino es un indicador sensible de la salud del Ártico y, cuando el Ártico se calienta, el mundo se calienta.


"El hielo más grueso actúa como una manta aislante, impidiendo que el océano caliente la atmósfera en invierno y protegiendo al océano de los rayos del sol en verano. El hielo más fino también tiene menos posibilidades de sobrevivir durante el deshielo del Ártico en verano".


También se cree que los cambios en el Ártico influyen cada vez más en los fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor y las inundaciones en todo el hemisferio norte. El rápido adelgazamiento del hielo marino tiene también consecuencias para las actividades humanas en el Ártico.


Las aguas recién expuestas permitieron que las tormentas golpearan las comunidades costeras y erosionaran las costas, dijo Mallett. La apertura de la ruta marítima más corta del noreste, alrededor de Siberia, significa que se necesita menos combustible para transportar mercancías entre China y Europa, lo que supone una reducción de las emisiones de carbono.


En febrero, un carguero realizó por primera vez un viaje de ida y vuelta en invierno. "Sin embargo, esto también aumenta el riesgo de vertidos de combustible en el Ártico, cuyas consecuencias podrían ser nefastas", dijo Mallett.


"También hay mucho interés en la extracción de petróleo y gas de los mares de la plataforma rusa", dijo Mallett. Pero la investigación reveló una variabilidad anual del grosor del hielo mucho mayor que la estimada anteriormente. "Conocer el grosor del hielo es bastante crítico para planificar esas actividades, por lo que la mayor variabilidad es, en general, una mala noticia para quienes planean trabajar en el Ártico", dijo.


Los datos de la era soviética fueron ganados con esfuerzo, dijo Mallett. "Enviaron a estos valientes y se sentaron en estas estaciones a la deriva y flotaron por el Ártico, a veces durante años, midiendo la profundidad de la nieve". Pero el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático identificó la falta de datos más recientes como una brecha de conocimiento clave en 2019.


El grosor del hielo marino se calcula a partir de datos de radar por satélite que miden la altura del hielo sobre la superficie del mar. La nieve en la parte superior del hielo es invisible para las señales del radar, pero su peso hace que el hielo se hunda, por lo que es fundamental conocer la profundidad de la nieve.


"El hielo marino ha comenzado a formarse cada vez más tarde en el año, por lo que la nieve en la parte superior tiene menos tiempo para acumularse", dijo Mallett. "Nuestros cálculos tienen en cuenta por primera vez esta disminución de la profundidad de la nieve". La investigación se publica en la revista The Cryosphere.


"Todavía estamos aprendiendo sobre los cambios en el medio ambiente del Ártico, y una de las grandes incógnitas -o menos conocidas- es la capa de nieve", dijo Walt Meier, del Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo de EE.UU., y que no participó en la nueva investigación. "El enfoque del estudio supone una mejora significativa respecto a los métodos anteriores, y los resultados encajan con otros cambios que estamos observando en el hielo marino del Ártico, como un inicio más temprano del deshielo, una menor cobertura de hielo en verano y una congelación más tardía".


La profesora Julienne Stroeve, de la UCL, dijo: "Hay [todavía] una serie de incertidumbres, pero creemos que nuestros nuevos cálculos son un gran paso adelante. Esperamos que este trabajo pueda utilizarse para mejorar los modelos climáticos que pronostican los efectos del cambio climático a largo plazo en el Ártico, una región que se está calentando a un ritmo tres veces superior al mundial y y cuyo hielo es esencial para mantener fresco el planeta."

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram