• Alejandro T

Entrevista: La oceanógrafa Sylvia Earle habla de la necesidad de conservar el mar

Fuente: The Guardian - Autora: Fiona Harvey - 12 de Junio de 2021.


La "reina de las profundidades" dice que no es demasiado tarde para revertir el daño causado por el hombre a los océanos y preservar la biodiversidad


Sylvia Earle


En los próximos 10 años, el mundo tiene la oportunidad de devolver la salud a nuestros océanos tras décadas de fuerte declive, pero para lograrlo, la gente debe despertar al problema, unirse a los esfuerzos para proteger las zonas marinas y dejar de comer atún, según la oceanógrafa y exploradora de aguas profundas Sylvia Earle.


"Estamos en el momento más emocionante quizá de la historia para el ser humano, porque estamos armados con conocimientos", dijo Earle, también conocida como la Reina de las Profundidades. Earle también ha establecido numerosos récords de inmersión en aguas profundas, y fue la primera mujer que ocupó el cargo de científica jefe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.


"Podemos ver lo que no podíamos ver cuando yo era una niña. Y los niños de hoy están recibiendo una superdosis de ese conocimiento: que se puede ver la Tierra desde el espacio, y saben que hay criaturas en el océano".


Con ese nivel de conocimiento sin precedentes llegó la responsabilidad, dijo: los océanos estaban en la peor salud desde que los seres humanos comenzaron a explotarlos, despojados de peces, llenos de desechos de plástico, contaminados con productos químicos y acidificados por el dióxido de carbono que todavía se vierte en el aire.


"Ahí es donde estamos. Son los próximos 10 años, con esta nueva conciencia del problema que hemos creado para nosotros mismos, y 2020 [y la pandemia de Covid-19] debería haber sido la gran llamada de atención. Nosotros, los humanos, tenemos que escuchar las leyes de la naturaleza y enfrentarnos a la realidad de que estamos causando nuestra propia miseria", dijo.


Esto implicará cambios en nuestro desenfrenado consumo y despilfarro, para animar a la gente a valorar el mundo natural en lugar de tratarlo como una mercancía. "En su mayor parte, lo que sacamos de alta mar es un lujo, no es una necesidad. No es seguridad alimentaria, si no elección de alimentos. ¿Quién en el mundo necesita realmente comer atún?", preguntó. "Se trata de una elección de lujo, nueva para la mayoría de la gente del planeta desde finales del siglo XX, cuando el marketing creó este apetito por el atún que no existía a principios del siglo XX. La gente se las arreglaba perfectamente y comía bien sin comer atún".


Earle alabó los esfuerzos para que los gobiernos se comprometan a proteger al menos el 30% de los océanos del mundo para 2030, un objetivo al que ya se han adherido decenas de países. Pidió a los países que vayan más allá y pidan el cese de la pesca industrial, que según ella está destruyendo las poblaciones de peces en todo el mundo.


"Creo que el mayor problema es el respaldo legal a la pesca industrial", dijo. "¿Por qué es rentable la pesca industrial? Bueno, en realidad no lo es, si se ponen todos los costes en el balance: las subvenciones que permiten a estos grandes barcos viajar miles de millas, a lugares lejanos para capturar animales que tienen una base contable cero hasta que se cogen, hasta que se matan. Nadando en el océano no los contabilizamos como algo de valor".


Sylvia Earle en 1970


Y añadió: "No se puede justificar la pesca en alta mar sobre una base económica, porque se trata de flotas subvencionadas de un puñado de naciones que están extrayendo de forma desproporcionada de los bienes comunes globales, en los que todas las personas del planeta tienen intereses creados".


"Realmente tenemos que aumentar [los esfuerzos de conservación de los océanos] de forma que se magnifiquen globalmente en los próximos 10 años. Es la última oportunidad que tendremos de pasar del declive planetario a la estabilización y recuperación de una historia de nuestra especie basada en la extracción de la naturaleza".


"Estamos viendo un planeta disminuido -soy testigo en mi vida- pero no es demasiado tarde, armados con conocimientos, para invertir el declive. Los próximos 10 años serán una década críticamente importante. Tenemos que levantarnos los calcetines, mirar a nuestro alrededor y decir: Bueno ¿cuánto necesitamos realmente y cuánto es una elección? ¿Cómo podemos tener un mundo realmente próspero, viviendo dentro de los sistemas naturales que hacen posible nuestra existencia?", dijo.


Nacida en 1935 en el este de Estados Unidos, Earle estudió en Florida, California y en la Universidad de Harvard antes de ser pionera en los submarinos de investigación en aguas profundas en la década de 1980. La revista Time la nombró su primer Héroe para el Planeta en 1998, y este año apareció en la película Seaspiracy. Es presidenta de Mission Blue, una fundación para la conservación de los océanos.


La pandemia de Covid-19 ha abierto los ojos de la gente a las maravillas del mundo natural, dijo. Añadió que la gente está empezando a darse cuenta de la fragilidad del planeta, en medio de una crisis global de la biodiversidad en la tierra y en el mar, y puede actuar ahora antes de que sea demasiado tarde.


"Lo más importante que tomamos de la naturaleza es nuestra existencia. Tenemos un planeta que funciona a nuestro favor: el aire que respiramos, el agua que cae mágicamente del cielo. Un régimen de temperaturas que es habitable para nosotros, ni demasiado caliente, ni demasiado frío en general. Los humanos han prosperado durante los últimos 10.000 años".


Earle dijo que las reuniones internacionales de este año sobre la biodiversidad, los océanos y el clima podrían hacer de 2021 un "año críticamente importante". El grupo de países ricos del G7 -Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia e Italia, además de la UE- se reúne este fin de semana en Cornualles, donde los océanos estarán en la agenda.


Trabajando en una nueva serie de televisión de National Geographic sobre activistas y personas que trabajan para mejorar los mares, llamada Planeta Perpetuo: Héroes de los Océanos, dijo que se sentía animada y esperanzada sobre lo que se puede conseguir.


"Estoy realmente inspirada y llena de energía, y no puedo esperar a salir ahí fuera y hacer lo que estaba haciendo antes de 2020, y lo que volveré a hacer a medida que pase el tiempo, para formar parte de esta gran era de exploración, empoderando a los niños, difundiendo el mensaje y formando parte de este cambio del declive a la recuperación y a la prosperidad. Está a nuestro alcance. Podemos hacerlo; de hecho, debemos hacerlo", dijo. "Los dinosaurios no tenían elección, pero nosotros sí".


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram