• Alejandro T

La erosión de suelos en EE.UU. va camino multiplicar por 8 las pérdidas del dust-bowl


Los científicos dicen que la degradación de las tierras agrícolas empeorará con el cambio climático


Fuente: Union of Concerned Scientists, 16 de diciembre de 2020.


Las malas prácticas agrícolas y un clima más extremo impulsado por el cambio climático darán lugar a un aumento de la tasa de erosión del suelo en los Estados Unidos en los próximos decenios, según un estudio publicado por la Unión de Científicos Preocupados (UCS). Si el suelo continúa erosionándose al ritmo actual, los agricultores estadounidenses podrían perder 12,7 mm de la capa superior del suelo para 2035, más de ocho veces la cantidad de tierra fértil perdida durante el Dust Bowl (durante la década del 30). Podrían perder casi 76 mm para 2100. Dado que toma un siglo o más para que 25,4 mm de suelo se forme naturalmente, los Estados Unidos perderán el equivalente a por lo menos 300 años de suelo para 2100 si prevalecen las tendencias actuales.


"La erosión del suelo es un proceso natural, pero se ha acelerado enormemente e innecesariamente por las prácticas agrícolas insostenibles en muchas regiones de los Estados Unidos y a nivel mundial", dijo Marcia DeLonge, autora del estudio y directora de investigación de Alimentación y Medio Ambiente y científica principal de la UCS. "Un suelo vivo y saludable es la base de nuestro sistema alimentario y tan importante para nuestro bienestar como el aire y el agua limpios. Reduce la erosión, promueve cultivos saludables y retiene más agua, haciendo que los agricultores y las comunidades cercanas sean menos vulnerables a las inundaciones y las sequías".


Fotografía: Una nube de polvo en las afueras de Hooker, Texas, En Junio de 1937


Los métodos agrícolas comunes despojan al suelo de sus nutrientes y de su cubierta protectora, haciéndolo vulnerable a la erosión. Cuando la erosión del viento y del agua agota el suelo más rápidamente de lo que se forma, la capa superior del suelo de la que dependen los agricultores, este comienza a desaparecer. Un suelo vivo y saludable es un suelo lleno de insectos, hongos y microbios benéficos que reciclan las hojas y otros materiales para convertirlos en materia orgánica y nutrientes. También sirve como almacén natural de carbono para mitigar el cambio climático.


El estudio de la UCS analizó varios escenarios para las tasas de erosión y la pérdida total de suelo utilizando los datos de la encuesta de suelo del Inventario de Recursos Nacionales, un programa de investigación realizado por el USDA y la Universidad Estatal de Iowa. Debido al cambio climático, existe la posibilidad de que las tasas de erosión se aceleren aún más. El estudio descubrió que si más inundaciones y sequías hacen que las tasas de erosión empeoren de nuevo, volviendo a las tasas más altas registradas hace casi cuarenta años, los agricultores a nivel nacional corren el riesgo de perder más de 51 mm de suelo para 2035 y 127 mm para 2100.


"La erosión no sólo se refiere a la degradación de las tierras de cultivo, sino también al suelo y al exceso de fertilizantes y otros contaminantes que se llevan consigo al ir a lugares donde no los queremos", dijo Karen Perry Stillerman, coautora del estudio y analista principal de la UCS. "Vemos esta contaminación por erosión y escorrentía en todas partes, desde las fuentes de agua potable en Iowa, donde amenaza la salud pública, hasta muchos kilómetros a lo largo del río Mississippi en el Golfo de México, donde perjudica a las comunidades pesqueras locales". La pérdida de suelo es tan mala ahora, que es doloroso imaginar que la situación pueda empeorar aún más".


Fotografía: Objetos semi-enterrados en una granja, en Dakota del sur, en 1936.


Las prácticas agrícolas más sostenibles incluyen la plantación de cultivos de cobertura entre los cultivos comerciales, el cultivo de plantas perennes con profundo sistema radicular, el uso de la labranza de conservación o la agricultura sin labranza, la rotación de diversos cultivos y una mejor gestión de las tierras de pastoreo, según la UCS. Esas prácticas mantienen el suelo en su lugar y aumentan su capacidad para drenar y retener el agua, lo que aumenta la resiliencia para los agricultores.


El estudio esboza varias políticas federales que podrían ayudar a los agricultores y transformar la industria agrícola, incluyendo el apoyo a los programas del Departamento de Agricultura de EE.UU. centrados en la reducción de la erosión del suelo, el fortalecimiento del seguro federal de cultivos para incentivar las prácticas de suelo saludable y proporcionar financiación a los estados para que puedan avanzar en sus propios programas regionales.


"Además de amenazar el futuro de nuestro sistema alimentario, la erosión del suelo es una carga para los contribuyentes que pagan la factura de un mayor pago del seguro federal de cosechas por las pérdidas evitables relacionadas con las sequías e inundaciones. Es obvio que los gobiernos deben dar a los agricultores las herramientas que necesitan para conservar y reconstruir su suelo", dijo Stillerman.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com