• Homo consciens

La sal a veces viene con una pizca de microplásticos




Fuente: Science Direct. - Abril 2019

Puntos destacados:

- •Los plásticos como desechos marinos son la nueva adición a la lista de amenazas globales.

- •La contaminación marina provocará sin duda la contaminación de los productos del mar.

- •Los microplásticos en las sales podrían suponer una amenaza para la seguridad alimentaria y la salud humana.

- •Los microplásticos absorben contaminantes y los transfieren a la sal y otros productos.




Los microplásticos son trozos de plástico de menos de cinco milímetros que se forman cuando los plásticos se descomponen. Algunos trozos son muy pequeños y sólo pueden detectarse con un microscopio u otro equipo sofisticado.


En los últimos años, varios estudios han demostrado que la mayoría de las marcas de sal que se venden como condimento para los alimentos contienen microplásticos. Una revisión de los estudios realizada en 2019 demostró que 128 marcas de sal de 38 regiones diferentes de los cinco continentes contienen partículas de plástico.


En el 90% de las muestras analizadas, las concentraciones de microplásticos alcanzaban las 19.800 partículas por kilo. Esto significa que, sólo por el hecho de añadir sal a nuestros alimentos, podemos estar ingiriendo hasta 36.135 partículas cada año, basándonos en las tasas típicas de consumo de sal.


Se demostró que la sal marina es la que más microplásticos contiene, seguida de la sal de lago y la sal de roca extraída, aunque se observaron excepciones. La cantidad de plástico en una marca de sal marina refleja la cantidad de contaminación por microplásticos en la región oceánica donde se fabrica la sal, y últimamente hemos oído hablar mucho de la contaminación por microplásticos en los océanos.


Como las sales comerciales son utilizadas a diario y por todos los seres humanos, constituyen una vía de exposición a largo plazo para la población en general, además de otras (por ejemplo, los animales consumidos como alimento por los seres humanos, el agua, el aire). Por tanto, las sales comerciales contaminadas con microplásticos pueden contribuir a los posibles efectos adversos a largo plazo derivados de la exposición humana a estas partículas. No obstante, se necesitan más estudios para aclarar todos los posibles impactos de las microplásticos en la salud humana.


Además, las microplásticos pueden absorber otros contaminantes del medio ambiente y transferirlos a la sal y a otros productos abióticos y bióticos, lo que aumenta los riesgos de exposición humana a estas sustancias químicas. También se ha demostrado que la contaminación por plásticos de las cadenas alimentarias a través de una exposición prolongada/continua provoca algunos efectos adversos en los seres humanos. No obstante, se necesitan más estudios para aclarar todos los posibles impactos de las microplásticos en la salud humana.


Está claro que la presencia de microplásticos en las sales comerciales puede tener un impacto negativo en la industria de la sal, así como en la economía de las poblaciones que subsisten con su producción. La seguridad alimentaria, la salud y el bienestar de los seres humanos deben ser una prioridad tanto para la comunidad científica como para los legisladores, y es necesario un esfuerzo importante para reducir la contaminación por plásticos en todo el mundo.



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram