• Homo consciens

La temperatura del bulbo húmedo es la parte más aterradora del cambio climático



Medium - Dr. Tim Andersen


La temperatura del bulbo húmedo es una de esas características del cambio climático provocado por el calentamiento global que a menudo se deja de lado cuando se habla de los cambios radicales que va a experimentar nuestro planeta en los próximos años. El debate se ha centrado sobre todo en cuestiones como la sequía, los huracanes, los tornados, la actividad de las tormentas e incluso el frío inusual. Los impactos del aumento del calor se han dejado de lado porque asumimos, de forma incorrecta, que los seres humanos pueden adaptarse a aumentos moderados de la temperatura global.

Esto resulta ser falso, sobre todo en las zonas propensas al clima cálido y húmedo. Todo se reduce a una medida: la temperatura de bulbo húmedo. La temperatura del bulbo húmedo es el factor, más que ningún otro, que puede hacer inhabitables regiones enteras.


La temperatura de bulbo húmedo es esencialmente la temperatura de un bulbo de termómetro húmedo tal que el agua es capaz de evaporarse en el aire. A medida que el agua del bulbo del termómetro se evapora, arrastra el calor fuera del termómetro. Por lo tanto, a diferencia de lo que ocurre con un termómetro de bulbo seco, que mide el calor ambiental, un termómetro de bulbo húmedo mide la temperatura del aire si se enfría de forma que su humedad alcance el 100%, momento en el que se detiene la evaporación.


Se puede medir con un aparato llamado psicrómetro de honda:


El psicrómetro de honda contiene dos termómetros. Uno seco, el inferior, y otro con un "calcetín" húmedo en el extremo el superior.


El psicrómetro contiene dos termómetros, uno para la lectura de la temperatura en seco y otro cubierto con lo que se denomina "calcetín" para la lectura del bulbo húmedo. El calcetín es la cosa blanca rojiza en el extremo del termómetro superior a la izquierda de la imagen.


Con una humedad del 100%, las temperaturas de bulbo seco y húmedo serán iguales. En caso contrario, la temperatura de bulbo húmedo será siempre inferior a la de bulbo seco. Esto significa que, aunque los lugares secos tienden a ser muy calurosos, también son muy buenos lugares para utilizar la refrigeración por evaporación. Por otro lado, las regiones húmedas sólo pueden calentarse hasta cierto punto antes de que la refrigeración por evaporación se interrumpa.


La razón por la que es importante es porque los seres humanos y otros animales de sangre caliente dependen de poder liberar el calor en el aire a través del sudor, el jadeo u otros medios, liberando agua en el proceso.


El cuerpo de un ser humano mantiene los 37 ºC transportando el calor a la superficie de la piel, donde se evapora con el sudor. Pero el sudor no puede evaporarse si no está lo suficientemente seco, como sabe cualquiera que haya salido en un día caluroso.

Bienvenidos al final del 'Nicho del Clima Humano' - aquí

La insolación es una de las principales causas de muerte, y la reciente ola de calor en el noroeste del Pacífico causó 60 en pocos días. Una vez que el cuerpo humano alcanza los 42ºC, el cuerpo muere, y las personas vulnerables pueden morir mucho antes y a temperaturas más bajas.


Unas 700 personas al año mueren de insolación sólo en Estados Unidos, un lugar con aire acondicionado omnipresente. Según estudios recientes, fuera de EE.UU., la tasa de mortalidad es mucho más alta, con 300.000 muertes anuales relacionadas con el calor en todo el mundo, de las cuales aproximadamente un tercio están relacionadas con el cambio climático. Sin refugiarse en edificios o espacios refrigerados, el ser humano no puede sobrevivir allí donde hace demasiado calor y humedad, especialmente cuando no refresca lo suficiente por la noche.

Mil millones de personas vivirán en un calor insufrible dentro de 50 años - estudio - aquí

Aunque las temperaturas de bulbo seco de tres dígitos son aterradoras, hasta que se alcanzan los 49ºC, las personas de las regiones secas pueden buscar refugio y, debido a la capacidad casi infinita del aire para absorber agua, sobrevivir. Las regiones húmedas, sin embargo, pueden tener temperaturas de bulbo húmedo de entre 26º y 32º C con temperaturas de bulbo seco moderadamente más altas, lo que es suficiente para matar a personas vulnerables como los ancianos. Por ejemplo, las olas de calor en Europa en 2003 y en Rusia en 2010 mataron a miles de personas con temperaturas de bulbo húmedo de unos 27 ºC.


Las temperaturas de bulbo húmedo demasiado cercanas a la temperatura interna del propio cuerpo pueden causar la muerte en pocas horas por sobrecalentamiento. Esto ocurre incluso si la persona está a la sombra, sin ropa y utilizando un ventilador. A menos que tengan un aire acondicionado con compresor para enfriar y secar el aire ambiente, morirán. Cuando se incluye el calor de la luz solar, el problema es aún peor.


Una temperatura de bulbo húmedo de 35ºC es incompatible con la vida humana.

El calentamiento global nos lleva a una zona que el ser humano no puede tolerar - aquí

Aunque casi nunca se ha observado una temperatura de bulbo húmedo tan alta en ningún lugar del mundo, las altas temperaturas de bulbo húmedo se han vuelto más comunes en los últimos 40 años debido al calentamiento global, afectando a diversos lugares desde la India hasta Oriente Medio y Australia. La mayor parte de las veces se han producido en zonas poco habitadas, pero si una temperatura de bulbo húmedo elevada se produjera en una zona muy poblada y durara más de unos días, sería tan devastadora como un gran terremoto o una epidemia, con miles de muertos al día.


Sin embargo, a diferencia de los terremotos o las epidemias, una región que experimente anualmente altas temperaturas de bulbo húmedo a largo plazo sería esencialmente inhabitable, ya que la población local no podría sobrevivir sin algún tipo de aire acondicionado (o escondiéndose bajo tierra). Varias semanas de altas temperaturas de bulbo húmedo serían suficientes para matar a la mayoría de las personas y animales de una región determinada.

El calor mortal podría afectar a cientos de millones de personas para 2060 - aquí

Lo que esto significa es que esas regiones se quedarán vacías de gente y esa gente tendrá que ir a un lugar más fresco. En algunos casos, esto podría crear una importante crisis de refugiados.


Más preocupante aún es que el aumento de la temperatura del bulbo húmedo y su duración ya se están produciendo décadas antes de lo que se había previsto. Esto significa que cualquier estrategia de mitigación que esperemos poner en marcha para detener el cambio climático es ya demasiado poco y demasiado tarde.


Este mundo tendrá que adaptarse reubicando poblaciones enteras. Ciudades enteras en lugares como China, el sudeste asiático y el sur de Asia pueden quedar vacías si no pueden poner una infraestructura de refrigeración suficiente.


Y si crees que no ocurrirá donde vives, eso depende. Puede que las regiones más afectadas no sean las más meridionales. Serán las más húmedas. Las regiones costeras son especialmente vulnerables a los largos periodos de clima húmedo, como muestra este mapa:


Mapa de NOAA Climate.gov, basado en datos de Radley Horton.


Esto significa que hay que invertir más en reducir las emisiones, pero también en mitigar lo que ya está ocurriendo. Construir muros para contener el mar que sube es importante, pero igual de importante es ser capaz de sobrevivir a largos periodos de calor. Detener la producción de dióxido de carbono en exceso no enfriará el mundo de la noche a la mañana, incluso si nos volvemos 100% neutrales en carbono. Los océanos seguirían aportando calor durante décadas desde las profundidades donde se ha almacenado. Sin embargo, al menos se ralentizará la tendencia y eso es importante, ya que podría salvar a naciones enteras de un calor devastador y a millones de vidas.


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram