• Homo consciens

¿Las compensaciones de carbono compensan el carbono? NO


Energía eólica en India


Fuente: Cesifo.org - Octubre 2021

Autores: Raphael Calel, Jonathan Colmer, Antoine Dechezleprêtre, Matthieu Glachant

Se tradujo sólo el Resumen del principio y las conclusiones del paper


Resumen:

Desarrollamos y aplicamos un nuevo método para identificar el despilfarro de subvenciones y lo utilizamos para aportar pruebas sistemáticas sobre la mala asignación de las compensaciones de carbono en el Mecanismo de Desarrollo Limpio, el mayor programa de compensación de carbono del mundo. Utilizando datos recién construidos sobre 1.350 parques eólicos en la India -un contexto en el que se creía, ex ante, que el Mecanismo de Desarrollo Limpio podría aumentar significativamente el desarrollo por encima de las proyecciones de referencia- estimamos que al menos el 52% de las compensaciones de carbono aprobadas se asignaron a proyectos que muy probablemente se habrían construido de todos modos. Además de malgastar unos recursos escasos, calculamos que la venta de estas compensaciones a los contaminadores regulados ha aumentado sustancialmente las emisiones mundiales de dióxido de carbono


Conclusiones

En la última década se han emitido miles de millones de compensaciones de carbono a los promotores de proyectos de todo el mundo, lo que ha permitido cumplir la normativa con un coste menor. Sin embargo, cuando los programas de compensación

apoyan proyectos que se habrían desarrollado de todos modos, no sólo desperdician los limitados recursos disponibles para mitigar el cambio climático, sino que también contribuyen al cambio climático al aumentar las emisiones globales. En el contexto del Mecanismo de Desarrollo Limpio -MDL -el mayor programa de compensación de carbono del mundo- calculamos que al menos el 52% de las compensaciones de carbono aprobadas se asignaron a proyectos que muy probablemente se habrían construido de todos modos. Se trata de una importante asignación errónea de recursos.

Cuando se creó el MDL, el sector de la energía eólica de la India se identificó como uno en el que había un enorme potencial para apoyar proyectos marginales y aumentar el desarrollo más allá de las proyecciones de referencia. Sin embargo, calculamos que el MDL ha aprobado al menos 28 millones de toneladas de de compensaciones de carbono para proyectos inframarginales. Si extrapolamos este índice de ayudas inframarginales al MDL en su conjunto, calculamos que el programa puede haber aumentado las emisiones mundiales de dióxido de carbono en 6.100 millones de toneladas, lo que equivale a hacer funcionar 20 centrales de carbón de un gigavatio durante toda su vida útil de 50 años.


También comprobamos que la asignación de compensaciones a los proyectos de energía eólica de la India se compara desfavorablemente con una asignación realizada por un sistema de lotería (al azar), lo que indica que hay un margen sustancial de mejora en el diseño y la aplicación del mecanismo de selección de proyectos. Es esencial contar con un proceso que descarte con precisión proyectos que no requieren subvenciones es esencial para salvaguardar la integridad de los programas de compensación.


¿Por qué el MDL no consigue eliminar estos proyectos? No podemos responder a esta pregunta de forma definitiva, aunque observamos que la gran mayoría de los proyectos eólicos indios cuyas solicitudes llegaron a la Junta Ejecutiva de la ONU fueron aprobados. De las 666 solicitudes de MDL presentadas para parques eólicos indios, incluidas las casi 200 que no pudimos vincular a ningún proyecto real, el 98% fueron aprobadas. Aunque hemos identificado cientos de solicitudes de MDL que quizás deberían haber sido denegadas, la aprobación final parece ser casi automática.


En la práctica, la mayor parte de la selección se lleva a cabo en las primeras fases del proceso a través de una combinación del Ministerio de Medio Ambiente y Bosques de la India, que decide qué solicitudes se envían a la ONU para su aprobación final, y a través de la autoselección por parte de los propios promotores. No disponemos de datos sobre las solicitudes presentadas al Ministerio, pero dos observaciones sugieren que la autoselección podría ser un factor importante.


En primer lugar, nuestro análisis de sensibilidad reveló que el MDL favorece a los parques eólicos más grandes y mejor ubicados, incluso entre el subconjunto de proyectos pertenecientes a promotores con al menos un proyecto MDL. En segundo lugar, en el caso de los promotores que presentan solicitudes para varios proyectos, la inspección directa revela que los documentos de solicitud suelen ser casi idénticos.


Ambos hechos son coherentes con la existencia de costes sustanciales de solicitud y con la decisión de los promotores de no presentar solicitudes para proyectos más pequeños que tendrían menos probabilidades de generar suficientes compensaciones de carbono para recuperar el coste.


Reconocemos que nuestro análisis sólo explora el efecto directo del MDL. Es posible que, a pesar del aumento de las emisiones, la transferencia de riqueza de los países desarrollados a los países en desarrollo haya aumentado el bienestar. También es posible que cualquier apoyo marginal proporcionado por el MDL haya tenido un efecto indirecto en el establecimiento del sector de la energía eólica en India. Es posible que los proyectos no MDL hayan compensado más de una tonelada de dióxido de carbono por crédito si su existencia ha provocado la entrada de proyectos no MDL. Para compensar el aumento de las emisiones debido a los BLIMP (Proyectos Descaradamente inframarginales), calculamos que cada compensación concedida a un no-BLIMP tendría que generar, por término medio, una reducción de emisiones de 2,12 toneladas.


Esto equivale a suponer que todos los no-BLIMP son marginales y colectivamente responsables de la realización de la mitad de la capacidad eólica no MDL de la India. Esta posibilidad teórica no socava nuestra conclusión de que el MDL parece haber asignado recursos de forma sustancialmente errónea. En todo caso, la posibilidad de que las ayudas marginales puedan aportar reducciones de emisiones indirectas implica un coste de oportunidad aún mayor para subvencionar proyectos inframarginales

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram