• Homo consciens

Más del 40% de los edificios del ártico ruso empiezan a desmoronarse



Fuente: The Barents Observer- Por Atle Staalesen - 28 de junio de 2021

El suelo antes sólido se está degradando rápidamente. El derretimiento del permafrost está a punto de causar enormes daños en edificios e infraestructuras de todo el país, advierte el ministro de Recursos Naturales de Rusia.


El calor está en marcha, y está golpeando el Ártico con consecuencias perjudiciales. El calentamiento global está provocando cambios rápidos e irreversibles en el Norte. Y Rusia está entre los más afectados.


Esta semana, las temperaturas en el norte ruso volvieron a batir récords. En Saskylah, una pequeña comunidad del Círculo Polar Ártico, la temperatura del aire alcanzó los 31,9º C, la medición más alta desde 1936. Según Roshydromet, el instituto de meteorología ruso, las temperaturas medias en algunas zonas de la costa ártica rusa han aumentado desde 1998 hasta 4,95 C.


La evolución es motivo de creciente preocupación en Moscú. El ministro de Recursos Naturales del país, Aleksandr Kozlov, confirma que más del 40% de todos los edificios del norte están experimentando deformaciones en su estructura. Y la construcción de carreteras y ferrocarriles es cada vez más difícil, dijo en una mesa redonda a finales de mayo.


Según Kozlov, el deshielo del suelo es hoy la causa subyacente del 23% de los fallos de los sistemas técnicos de la región, y hasta el 29% de las instalaciones de producción de petróleo y gas ya no pueden funcionar.


Los principales investigadores rusos estiman que el suelo degradado en el año 2050 infligirá daños por valor de unos cinco billones de rublos (58.000 millones de euros). Esto equivale a cerca del 25% del total del presupuesto federal ruso.



Norilsk es una de las mayores ciudades del mundo al norte del círculo polar ártico, con 170 mil habitantes. Foto: Thomas Nilsen


"¿Qué pasará con nuestras ciudades dentro de diez, cincuenta o cien años?", se preguntó durante la conferencia el gobernador de la región del extremo norte de Yamal-Nenets, Dmitry Artyukhov. Le preocupan las exhaustivas obras de construcción que se están llevando a cabo en su región, muchas de las cuales se realizan sin tecnología adaptada a la región.


Según Artyukhov, los últimos mapas geológicos de la región se remontan a la década de 1980.


"Los trabajadores de la construcción que hoy acuden a cualquier proyecto [en la región] no tienen un documento claro que describa cómo funciona el permafrost y qué márgenes de solidez se necesitan para que las construcciones duren el tiempo que les corresponde", dijo el dirigente regional.


El Ministerio de Recursos Naturales de Rusia pondrá en marcha este año un nuevo sistema de vigilancia estatal del permafrost. El sistema se basará en las instalaciones de investigación existentes gestionadas por la autoridad meteorológica estatal Roshydromet, y se prevén dos fases de desarrollo.


La primera fase piloto abarcará el periodo 2022-2024 y se basará en las experiencias y la metodología aplicadas en Spitsbergen, Franz Josef Land y Severnaya Zemlya, informa el Ministerio de Recursos Naturales.


El deshielo del permafrost ya está afectando a los operadores de las infraestructuras del Ártico, incluidas las instalaciones de petróleo y gas. Los expertos sostienen que el vertido de 21.000 toneladas de gasóleo en la península de Taymyr en 2020 se produjo tras la degradación del suelo bajo un importante tanque de almacenamiento de petróleo.


Los investigadores del Instituto Ruso de la Criosfera creen que el límite de la zona de permafrost en los últimos 40 años se ha desplazado más de 30 kilómetros hacia el norte y que hasta 500 kilómetros cuadrados de tierra se deslizan cada año hacia el océano Ártico y desaparecen.


Este proceso es irreversible y es imposible detenerlo, afirmó el director del Instituto de la Criosfera de Rusia, Dmitry Drozdev.


Con el deshielo de la tundra helada también aumenta el riesgo de nuevas y letales enfermedades. Entre los muchos agentes de enfermedades infecciosas que se conservan en el permafrost está el ántrax.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram