• Homo consciens

Nuevas estimaciones del costo ambiental de los alimentos



Fuente Oxford University - 2018


La investigación publicada en la revista Science destaca los impactos ambientales de miles de productores de alimentos y sus productos, demostrando la necesidad de una nueva tecnología para monitorear la agricultura, y la necesidad de etiquetas ambientales en los productos alimenticios.


Investigadores de la Universidad de Oxford y del instituto suizo de investigación agrícola Agroscope han creado la base de datos más completa hasta el momento sobre los impactos ambientales de casi 40.000 granjas y 1.600 procesadores, tipos de empaquetado y minoristas. Esto les permite evaluar cómo las diferentes prácticas de producción y geografías conducen a diferentes impactos ambientales para 40 alimentos importantes.


Encontraron grandes diferencias en el impacto ambiental entre los productores del mismo producto. Los productores de carne vacuna de alto impacto crean 105 kg de equivalentes de CO2 y utilizan 370 m2 de tierra por cada 100 gramos de proteína, una cifra enorme, 12 y 50 veces mayor que la de los productores de carne de vacuno de bajo impacto. Los frijoles, guisantes y otras proteínas de origen vegetal de bajo impacto pueden crear sólo 0,3 kg de equivalentes de CO2 (incluyendo todo el procesamiento, empaque y transporte), y utilizan sólo 1 m2 de tierra por cada 100 gramos de proteína.


La acuicultura, que se supone tiene emisiones relativamente bajas, puede emitir más metano y crear más gases de efecto invernadero que las vacas. Una pinta de cerveza puede crear 3 veces más emisiones y usar 4 veces más tierra que otra. Esta variación en los impactos se observa a través de los cinco indicadores que evalúan, incluyendo el uso del agua, la eutrofización y la acidificación.


Dos cosas que se ven iguales en las tiendas pueden tener impactos extremadamente diferentes en el planeta. Actualmente no lo sabemos cuando tomamos decisiones sobre qué comer. Además, esta variabilidad no se refleja plenamente en las estrategias y las políticas destinadas a reducir los impactos de los agricultores," dice Joseph Poore del Departamento de Zoología y la Escuela de Geografía y Medio Ambiente.


La agricultura se caracteriza por millones de productores diversos. Esta diversidad crea la variación en el impacto ambiental. También dificulta la búsqueda de soluciones a estos problemas ambientales. Un enfoque para reducir los impactos ambientales o mejorar la productividad que es efectivo para un productor puede ser ineficaz o crear compensaciones para otro. Este es un sector en el que requerimos muchas soluciones diferentes entregadas a muchos millones de productores diferentes".



Estos gráficos muestran los impactos ambientales de 9 productos animales y 6 productos vegetales de una muestra de ~9.000 granjas en todo el mundo. Los resultados para otros 25 productos alimenticios que cubren ~30.000 granjas, así como los resultados para el uso del agua se proporcionan en el estudio.


Para los productores, los investigadores presentan pruebas a favor del uso de nuevas tecnologías. Esta tecnología a menudo funciona en dispositivos móviles, tomando información sobre los insumos, los productos, el clima y el suelo, para cuantificar los impactos ambientales. La tecnología proporciona entonces recomendaciones sobre cómo reducir estos impactos y aumentar la productividad.


Sin embargo, los productores tienen límites en cuanto a la medida en que pueden reducir sus impactos. Específicamente, los investigadores encontraron que la variabilidad en el sistema alimentario no se traduce en productos animales con impactos menores que los equivalentes vegetales. Por ejemplo, un litro de leche de vaca de bajo impacto utiliza casi el doble de tierra y crea casi el doble de emisiones que un litro medio de leche de soja.


Por lo tanto, las dietas libres de productos animales ofrecen mayores beneficios ambientales que la compra de carne o productos lácteos sostenibles.

Además, sin grandes cambios en la tecnología que se dirige desproporcionadamente a los productos animales, los investigadores muestran que es probable que las dietas sin productos animales ofrezcan mayores beneficios medioambientales que el cambio de las prácticas de producción tanto hoy como en el futuro.


Específicamente, las dietas a base de plantas reducen las emisiones de los alimentos hasta un 73%, dependiendo del lugar donde usted viva. Esta reducción no sólo se refiere a las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también a las emisiones acidificantes y eutrofizantes que degradan los ecosistemas terrestres y acuáticos. La extracción de agua dulce también se reduce en una cuarta parte. Tal vez lo más asombroso sea que necesitaríamos ~3.100 millones de hectáreas (76%) menos de tierras de cultivo. Esto aliviaría la presión sobre los bosques tropicales del mundo y devolvería la tierra a la naturaleza,' dice Joseph Poore.


Los investigadores muestran que podemos aprovechar los impactos ambientales variables para acceder a un segundo escenario. Reducir el consumo de productos animales en un 50% evitando a los productores de mayor impacto llevaría a una reducción del 73% de las emisiones de GEI de la dieta basada en plantas, por ejemplo. Además, al reducir el consumo de productos discrecionales (aceites, alcohol, azúcar y estimulantes) en un 20%, evitando los productores de alto impacto, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero de estos productos en un 43%.


Esto crea un efecto multiplicador, en el que pequeños cambios de comportamiento tienen grandes consecuencias para el medio ambiente. Sin embargo, este escenario requiere comunicar a los consumidores los impactos ambientales de los productores (no sólo de los productos). Esto podría hacerse a través de etiquetas ambientales en combinación con impuestos y subsidios.


Necesitamos encontrar maneras de cambiar las condiciones de modo que sea mejor para los productores y los consumidores actuar a favor del medio ambiente," dice Joseph Poore. Las etiquetas ambientales y los incentivos financieros apoyarían un consumo más sostenible, al mismo tiempo de crear un circuito positivo: Los agricultores tendrían que monitorear sus impactos, alentando una mejor toma de decisiones, y comunicar sus impactos a los proveedores, alentando un mejor abastecimiento".


#etiquetasambientales #agricultura #ganaderia #dieta #dietaabasedeplantas #veganismo #vegetarianismo #huellaecologica

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com