• Homo consciens

Vida minimalista: 5 formas de probar vivir con menos




En base a Becoming Minimalist - POR JOSHUA BECKER -

Tener menos. Vivir más. Encontrar el minimalismo en un mundo de consumismo


"Hay dos maneras de ser rico: Una es adquiriendo mucho, y la otra es deseando poco". -Jackie French Koller


Desde el momento en que nacemos, se nos dice que debemos perseguir más. Los anuncios de todas las televisiones, radios, periódicos, revistas, vallas publicitarias y páginas web nos gritan a diario que más es mejor. Como resultado, trabajamos duro para poder gastar incontables dólares en la compra de las casas más grandes, los coches más lujosos, las modas más modernas, los juguetes más populares y las tecnologías más chulas.


Pero todos sabemos que no es cierto. Todos sabemos, en el fondo, que la felicidad no se puede comprar en unos grandes almacenes: más no es necesariamente mejor. Pero nos han contado la mentira tantas veces que empezamos a creerla.


Pero, ¿y si, en realidad, hay más alegría en la búsqueda de una vida minimalista y en vivir intencionadamente con menos?


Esa verdad cambiaría casi todo en nosotros. Cambiaría la forma en que gastamos nuestras horas, nuestra energía y nuestro dinero. Cambiaría dónde centramos nuestra atención y nuestra mente. Cambiaría los cimientos de nuestras vidas. Y si fuera cierto, nos liberaría para perseguir las cosas de la vida que más valoramos. En otras palabras, la vida minimalista sería una realización que cambiaría y daría vida.


Desgraciadamente, para algunos, la idea del minimalismo es demasiado contraintuitiva. Es un enfoque de la vida que nunca se les ha presentado o que nunca se les ha invitado a explorar. Los beneficios de la vida minimalista nunca se han articulado. Como resultado, es un salto demasiado grande... un tramo demasiado largo... y saltar con ambos pies no va a suceder.


Pero tal vez hay una manera más fácil que saltar con los dos pies... tal vez vivir como un minimalista ir de a poco. Puede que uno no experimente todos los beneficios que tienen los que se lanzan con los dos pies, pero puede que pruebe lo suficiente como para continuar el viaje.


Para ello, permítanme ofrecerles 7 áreas de la vida en las que se puede probar el vivir con menos. Están diseñadas para ser elegidas una a una, sin riesgos. Llevar a cabo cada experimento durante 3-4 semanas dará una buena idea de los beneficios prácticos de la vida minimalista, pero bueno, es tu experimento. Tú decides la duración.


Maneras de probar la vida minimalista y de vivir con menos

1. La ropa. Según las estadísticas, usamos el 20% de nuestra ropa el 80% del tiempo. Eso significa que muchos de nosotros tenemos los armarios llenos de ropa que ya no nos gusta o que ya no nos queda bien. Simplemente están ocupando espacio. El simple ejercicio de revisar tu armario y eliminar toda la ropa que no usas deja tu armario más ligero, tus mañanas menos estresantes y tu armario lleno de cosas que te gustan. Dale a tu armario más ligero 30 días para que haga su magia..


No podemos continuar con la costumbre de tirar y compra más tarde, el planeta no lo resiste, guarda en algún lugar la ropa que no uses, y al cabo de unos años volver a revisar lo que hay, seguro que la ves con otros ojos. O ofrécela a algún amigo o a quien lo necesite. Cada vez está más de moda la ropa de segunda mano.


2. Decoraciones. Muchos de los adornos de nuestras casas no tienen ningún valor personal. Simplemente coinciden con el color de la alfombra o están de oferta cuando entramos en la tienda. O siguen la moda del momento. El tema es que al pasar los años vemos nuestros hogares llenos de objetos que nos dificultan las tareas más triviales como la limpieza y el orden. Tómate un momento para recorrer tu casa con una mirada exigente. Deja sólo los adornos más significativos y más bonitos. Y es probable que tus viejos adornos acaben a la venta en tu próxima venta de garaje.



3. Juguetes. Con demasiada frecuencia, caemos en el pensamiento que dice que más es mejor... y también lo hacen nuestros hijos. Empezamos a comprar y coleccionar demasiados juguetes para nuestros hijos. Como resultado, nuestros hijos no tienen necesidad de aprender a ser creativos, serviciales, cuidadosos o a compartir. En este sentido, un menor número de juguetes puede beneficiar a tus hijos de muchas maneras. De hecho un estudio subraya que menos es más. Aunque puede consultar a sus hijos antes de reubicar los juguetes que no usan, es muy probable que después de unas pocas semanas los juguetes viejos y sin usar queden en el olvido (excepto para quien los haya recogido todos).


4. Utensilios de cocina. Parece que nunca hay suficiente espacio de almacenamiento en nuestras cocinas. Sin embargo, la mayoría de nuestras abuelas cocinaban mucho más a menudo, mucho más elaboradamente y mucho mejor que muchos de nosotros hoy... en cocinas mucho más pequeñas. La verdad es que cuando se trata de cocinar, lo simple es casi siempre mejor. Necesitamos muchos menos utensilios de cocina de los que tenemos actualmente. Como resultado, nuestros cajones, armarios y encimeras pueden estar mucho mejor organizados y ser más útiles si simplemente tenemos menos. Para probar este experimento, consulta este artículo del New York Times: A No Frills Kitchen Still Cooks. Después, guarda todos tus utensilios innecesarios en un cubo de plástico, guárdalos fuera de la vista y comprueba si disfrutas un poco más de la cocina en tu nuevo entorno libre de desorden.


5. Muebles. Puede que sea necesario levantar algo de peso, pero si estás preparado para el reto, eliminar el exceso de muebles de tus habitaciones abrirá inmediatamente un espacio significativo y la circulación de aire en tu casa. Los muebles que rara vez se utilizan en su casa se reconocen rápidamente y ocupan más espacio de lo que cree. Por supuesto, este experimento requiere un lugar para guardar los muebles durante el período de prueba, pero es una forma rápida y fácil de eliminar el mayor desorden de su casa.


Hacerlo de a poco hace que la vida minimalista parezca mucho más accesible. No hay ningún requisito de velocidad para reducir tus pertenencias. No hay fecha límite para vivir con menos.





Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram