• Alejandro T

A lo largo de 30 días, seis jóvenes de Odisha (India) sacan 5 toneladas de residuos de la playa


Fuente: The Better India - Autor: Himanshu Nitnaware - Noviembre de 2020.

Comenzando el 27 de septiembre, en un esfuerzo de un mes de duración, seis jóvenes recogieron residuos que llegaron a las costas de la India desde países como Sri Lanka, Corea del Sur, Malasia o Indonesia.


Después de un mes, cuando se reunieron con amigos y parientes, Soumya Biswal y sus cinco amigos en Odisha se enfrentaron a una pregunta común: "¿Por qué te ves cansado, bronceado y más delgado que de costumbre?" La mayoría no podía comprender cómo este grupo de amigos pudo haber sufrido tales cambios físicos en tan poco tiempo. Sólo había una respuesta - Todos estaban ocupados limpiando los 24 km de la playa de Astaranga en Puri, Odisha, recogiendo cinco toneladas de residuos.


Desde 2014, Soumya, junto con sus amigos y primos, se han ofrecido como voluntarios para limpiar las playas, concienciar sobre la conservación de las tortugas oliváceas (Olive Ridley sea turtle - Lepidochelys olivacea), cambiar la mentalidad de la gente y realizar talleres sobre el ciclo de vida y la protección de las tortugas.


"La playa está situada cerca del río Devi, donde el agua se encuentra con el mar. Además de tener una vista inmaculada para los viajeros, la playa es uno de los sitios importantes de anidación de las tortugas oliváceas", dice Soumya.


La convergencia del río Devi es uno de los tres lugares cruciales de Puri, (Rushikulya y Gahiramatha son los otros) donde se produce el desove de estas tortugas.



Las redes de pesca abandonadas en la playa hacen que las tortugas se atasquen y hace el espacio inhabitable.


"El gobierno reconoce la importancia de la conservación de estos sitios, pero poco se hace en la práctica. Además, las otras playas reciben más atención ya que tienen más valor turístico. La playa de Astaranga se deja de lado en el proceso", dice Soumya.


Desde 1999 la playa de Astaranga no ha sido testigo de ningún desove masivo de tortugas. Se ha informado de anidaciones de sólo unos pocos cientos en una sola noche, en comparación con los miles que se esperan para esas fechas. El joven de 23 años dice que el ciclón Amphan y el encierro de Covid-19 deterioraron aún más el estado de la playa.


"Queríamos hacer el hábitat más seguro para las tortugas. A la distancia, la playa parece limpia. Pero su arena blanca camufla enormes cantidades de residuos", dice Soumya.


El 27 de septiembre, los seis jóvenes - Soumya, Dilip, Prabhakar, Santosh, Susant y Suman - decidieron hacer ellos mismos el trabajo y empezaron a recoger los residuos. Soumya dice que los amigos empezaban a trabajar de madrugada y continuaban hasta muy tarde.


"Nos levantamos a las 4 de la mañana para limpiar la playa llevando 20 litros de agua y algo de comida para el día. No regresamos a casa para comer o descansar", dice Soumya.


Caminando largos kilómetros

Pero la tarea que inicialmente parecía sencilla resultó ser mucho más difícil de lo que se percibía. Dilip Biswal dice, "Los primeros diez días fueron bien ya que cubrimos una playa de unos 7 km de largo desde nuestras casas. Pero el esfuerzo comenzó a aumentar ya que tuvimos que caminar más distancias para limpiar el tramo y volver luego la misma distancia."


<<El grupo de chicos hizo de la playa su segundo hogar durante un mes.>>


Dilip dice que el grupo pasó unas 10-12 horas cada día, de las cuales cuatro horas pasaron caminando largas distancias y llevando toda la ración diaria. Luego el grupo se dedicó a limpiar uno o dos kilómetros para luego volver a casa caminando.


"No teníamos sombra, y el calor de la tarde dificultaba el trabajo. Algunos días nos quedamos sin agua, o sin comida", añade.


El joven dijo que en ocasiones fueron testigos de lluvias y mareas altas que trajeron más desechos a la orilla.


"También nos quedamos atrapados en una marea alta, entre la desembocadura del río, lo que nos obligó a permanecer durante horas con bolsas de basura en la cabeza esperando que el agua del mar retrocediera", añade. Dilip dice que los residuos no podían seguir tirados en la playa ya que eventualmente se dispersarían o volverían al mar.


Al final de las tareas, el grupo afirma haber encontrado residuos como botellas y contenedores de plástico de Sri Lanka, Corea del Sur, Malasia, Indonesia y otros países cuyo idioma no reconocían.


Más acción que conciencia


Al final de la tercera semana, sus esfuerzos (publicados en una página de Facebook) fueron reconocidos por la administración del distrito, y Mahindra & Mahindra les proporcionó un tractor para transportar los residuos.


"El recolector pidió poner los residuos con una empresa local para su gestión. Pero como no teníamos vehículos, caminamos seis kilómetros para transportar las bolsas de basura antes que el tractor llegase", dice Dilip.


Dilip narra que a pesar de un mes de esfuerzo limpiando un tramo de 24 km y recolectando 5.000 kgs de desechos, se necesita hacer mucho más. "Es la primera vez que tomamos la misión de limpiar un largo tramo de una sola vez, aparte de los ocasionales paseos de limpieza que se hacen en otras playas", explica.


El joven siente que es necesario hacer una limpieza regular para mantener la condición. "Necesitamos un coche o vehículos que lleven raciones y que lleguen pronto al lugar de la limpieza. Pasamos la mitad de nuestro tiempo cubriendo distancias y sólo podemos limpiar la playa durante 6-8 horas", añade.


"El ejercicio nos ha enseñado que se necesitan más esfuerzos en términos de acción que de concienciación. Se necesita alrededor del 90% de la acción y el 10% de la concienciación. En seis años de trabajar en la conservación del medio ambiente y de conocer las tortugas oliváceas, me he dado cuenta de que los seres humanos no pueden sobrevivir sin el medio ambiente", dice Dilip.


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram