• Homo consciens

Ahogándonos en plástico


Fuente: Reuters - agosto 2021

Visualización de la adicción mundial a las botellas de plástico


En todo el mundo se compran casi un millón de botellas de plástico cada minuto. A medida que el impacto medioambiental de esa marea de plástico se convierte en una cuestión política cada vez más importante, los principales vendedores y minoristas de productos envasados se ven presionados para reducir el flujo de botellas y envases de un solo uso que están obstruyendo las vías fluviales del mundo.


La producción de plástico se ha disparado en los últimos 50 años, lo que ha provocado el uso generalizado de productos desechables de bajo coste que están teniendo un efecto devastador en el medio ambiente. Las imágenes de playas llenas de residuos de plástico y de animales muertos con los estómagos llenos de plástico han desatado la indignación.


Las botellas de tereftalato de polietileno (PET) se utilizan habitualmente para los refrescos y el agua mineral, pero también pueden emplearse en otros productos para el hogar o el cuidado personal. Según datos de Euromonitor International, sólo el año pasado se vendieron más de 480.000 millones de estas botellas. Eso supone casi un millón cada minuto, como se muestra en la animación de la parte superior de esta página. Las ilustraciones siguientes muestran el aspecto que tendría esa pila de plástico si se recogiera durante un periodo de tiempo más largo.


Cada hora

54,9 millones de botellas

La pila sería más alta que el Cristo Redentor de Río de Janeiro.


Cada día

1.300 millones de botellas

Cada día se vende en el mundo el equivalente a una pila de botellas del tamaño de la Torre Eiffel de París.


Un mes

40.000 millones de botellas

Dentro de un mes, la Torre Eiffel se ve empequeñecida junto a la montaña de botellas que se han acumulado.


Un mes

40.000 millones de botellas

Dentro de un mes, la Torre Eiffel se ve empequeñecida junto a la montaña de botellas que se han acumulado.


En un año completo

481.600 millones de botellas

Si se juntaran en una pila todas las botellas de plástico vendidas en 2018, sería más alta que el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa de Dubái.


Últimos 10 años

4 billones de botellas

Las botellas de plástico vendidas en todo el mundo desde 2009 se elevarían por encima de la isla de Manhattan de Nueva York.


Los datos de Euromonitor International muestran que solo el año pasado se vendieron más de 480.000 millones de estas botellas. La cifra anual de 2018, de casi 482.000 millones, supone un aumento de más del 50% desde 2009. La pila que se visualiza a continuación tiene unos 2,4 km de altura y empequeñece los relucientes rascacielos del Distrito Financiero en la punta del Bajo Manhattan.





Las botellas para beber son uno de los muchos tipos de contaminación por plástico que actualmente causan problemas medioambientales.


La mitad de todo el plástico que se produce está diseñado para ser utilizado una sola vez. El mundo produjo unos 380 millones de toneladas métricas de plástico en 2015, según una investigación publicada en la revista Science Advances. Alrededor del 55% de esos residuos de plástico se desechó, el 25% se incineró y el 20% se recicló, lo que significa que la mayoría de las botellas visualizadas arriba probablemente acabarían en el medio ambiente, en los vertederos o en los océanos de todo el mundo.


La cantidad reciclada es aún menor si se calcula en los últimos 65 años. En todo el mundo se produjeron 8.300 millones de toneladas de plástico entre 1950 y 2015. La mayor parte era plástico de un solo uso, que ahora se desecha, y solo el 6% del total acumulado se ha reciclado, muestra el estudio de Science Advances.




Rosemarie Downey, jefa global de investigación de envases de Euromonitor International, declaró a Reuters que la adopción de principios de diseño circular en los envases, que tiene en cuenta todo el ciclo de vida de un producto, incluido el uso y la reutilización, es una forma de que las marcas aborden el exceso de residuos desde el principio y puedan ayudar a la recuperación, el reciclaje y la reutilización para reducir el impacto perjudicial de los residuos plásticos en el medio ambiente.

Veinte empresas producen el 55% de los residuos plásticos del mundo -aquí

Sin embargo, la responsabilidad de abordar el problema va más allá de los fabricantes. "En última instancia, el consumo consciente de plástico es un deber global de todos. Los consumidores tienen su parte de responsabilidad para ayudar a conseguir el objetivo de cero residuos, al igual que las empresas en su uso y manipulación, y los gobiernos en la provisión de la infraestructura necesaria para la gestión de residuos", dijo Downey.

El neoliberalismo nos manipula para que luchemos contra el cambio climático como individuos -aquí

La UE ha votado a favor de prohibir 10 artículos de plástico de un solo uso, como pajitas, tenedores y cuchillos, para 2021. También ha fijado el objetivo de que todos los envases de plástico, la principal fuente de residuos plásticos, sean reciclables para 2030.


Estas medidas están creando un enfrentamiento con la industria petrolera, que está invirtiendo miles de millones en nuevas instalaciones para producir más plástico y otros productos petroquímicos, especialmente en Asia, el mayor productor mundial de este material y sus residuos.


A pesar de la preocupación por el medio ambiente, la producción de plástico parece estar dispuesta a aumentar.

Las petroleras están en problemas. Su plan: Inundar África con plástico - aquí

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram