• Homo consciens

Colapso: una guía útil para perplejos




Fuente: Resilience - Por Chris Smaje, publicado originalmente por Small Farm Future

27 de julio de 2020

"Una sociedad se ha colapsado cuando muestra una pérdida rápida y significativa de un nivel establecido de complejidad sociopolítica". En base a esta definición el autor analiza cuáles son los factores que podrían afectar la complejidad actual.


Mi anterior post sobre la llamada "pornografía del colapso", podría decirse que exige una secuela (probablemente debería haber sido una precuela) sobre la definición y la naturaleza del colapso. Eso es lo que intentaré hacer aquí - primero con algunos breves comentarios de definición, luego con un poco de contexto sobre la literatura del colapso, y finalmente con algunos comentarios para la discusión sobre las posibles causas del futuro colapso social.


Aunque en cierto modo socava el propósito de este post, debo comenzar diciendo que tratar de definir el colapso me parece algo inútil, de la misma manera que tratar de definir una "pequeña granja" o de fijar y cosificar cualquier construcción humana compleja. Tal vez el colapso sólo es verdaderamente significativo con una larga retrospectiva histórica. En mi anterior post, mencioné a Carlomagno, coronado emperador de Roma más de 300 años después de que la línea continua de emperadores romanos occidentales hubiera cesado. Y el legado de Roma persiste de muchas maneras hoy, más de un milenio después de Carlomagno. Sin embargo, nadie diría que el Imperio Romano permanece. ¿Cómo, precisamente, podemos definir y fechar su fin? Tal vez eso no sea tan importante como el hecho de que claramente terminó.


El arqueólogo Joseph Tainter, cuyo libro El colapso de las Sociedades Complejas que mencioné en mi anterior post, usa esta definición de trabajo: "Una sociedad se ha colapsado cuando muestra una pérdida rápida y significativa de un nivel establecido de complejidad sociopolítica" (p.4). Inevitablemente, esto plantea otras cuestiones de definición: ¿qué entendemos por "rápido", qué entendemos por "pérdida significativa" y qué entendemos por "complejidad sociopolítica"? Parece poco probable que una cuantificación falsa o un refinamiento puntilloso iluminen estos puntos, pero tal vez valga la pena dedicar algunas palabras a la "complejidad sociopolítica".


No estoy convencido de que la sociopolítica que puso a Donald Trump en la Casa Blanca o a Boris Johnson en el Número 10 sea más compleja que la que el miembro promedio de una banda de cazadores-recolectores ha tenido que negociar diariamente a lo largo de los años - de hecho, probablemente sean bastante menos complejos. Pero a diferencia de esos miembros de la banda, Trump y Johnson nominalmente lideran políticas que penetran profundamente y organizan las vidas de muchos millones de personas, y que implican una división del trabajo altamente especializada y urbanizada apoyada por la disponibilidad de combustibles fósiles baratos. Mi sensación es que algunas o muchas partes del mundo pronto sufrirán una dosis de colapso al estilo de Tainter, con una pérdida "rápida" (es decir, en no más de unas pocas décadas, siguiendo a Tainter) y "significativa" de complejidad sociopolítica, en el sentido de que los centros políticos presididos por personas como Trump y Johnson no podrán organizar la vida social en sus territorios en la medida en que lo hacen actualmente, ni mantener sus actuales divisiones especializadas del trabajo.


Eso, en pocas palabras, es lo que quiero decir con colapso.


Ahora bien, la idea de que gobiernos como el de Boris Johnson no podrán sostener su alcance geográfico o su especialización económica, precipitando así el colapso, no es algo que yo tema intrínsecamente. De hecho, lo acojo con satisfacción. Una de las principales razones por las que los colapsos históricos suelen estar pintados de colores sombríos es porque sus historias están escritas por las élites que más pierden con ellos, por los Johnsons, digamos, y no por los Smajes y otras personas de menor rango. Históricamente, estos subalternos han bienvenido con frecuencia el colapso. El problema es que con un rápido colapso, existe la posibilidad de que actores políticos peores incluso que Johnson, aunque sea difícil de imaginar, puedan llegar al poder. Y esa es una de las principales razones por las que, según mi último post, creo que debemos prestar atención al sonido de la cascada lejana mientras el barco del Estado flota en el río.


No intentaré nada más que una descripción superficial de la literatura que analiza el colapso potencial, aunque me interesaría escuchar las sugerencias de otras personas para contribuir a ello. Inevitablemente, esa literatura varía desde los que saben a los locos. Una de las piedras angulares de la literatura sobre el colapso en los tiempos modernos ha sido el informe "Limits to Growth" (Límites del Crecimiento) que surgió de los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts -MIT- y que se publicó por primera vez en 1972. A pesar de su pedigrí académico, los críticos han intentado durante mucho tiempo posicionar el informe como del lado de lo descabellado que desde el de los que saben, pero con creciente dificultad a lo largo de los años a medida que las tendencias reales han seguido más o menos las modeladas por los autores del LTG (véase esto, esto, por ejemplo, o esto). Mientras tanto, han surgido varias nuevas corrientes de pensamiento en torno a la energía, el clima y los futuros económicos que llevan adelante el paquete de LTG de que "seguir como hasta ahora no es una opción".


Una reciente iteración de estos debates ha sido impulsada por el documento de Jem Bendell 'Deep Adaptation: Un mapa para navegar en la tragedia climática". Bendell, un científico social, comienza su trabajo con una visión general de los hallazgos en la ciencia del clima, de la que infiere la probabilidad de un "colapso de la sociedad a corto plazo". Inevitablemente, los críticos se han amontonado en varios aspectos de la intervención de Bendell, a menudo citando las opiniones del célebre científico climático Michael Mann sobre el asunto. Mann describió el documento de Bendell como una "tormenta perfecta de equivocaciones y malentendidos" en sus comentarios a Nafeez Ahmed, y luego sopesó la interesante intervención del propio Ahmed como "un mensaje catastrofista inútil basado en una pobre comprensión de la ciencia del clima".


No me interesa fundamentalmente que Bendell o Ahmed tengan razón, pero me interesa el encuadre de Mann y los que lo invocan. La comprensión de Mann de la ciencia del clima es seguramente superior a la de Bendell o Ahmed, pero el enfoque de su comentario, la crítica que hace, es sobre los "mensajes catastrofistas inútiles", y estos están en los ámbitos de la política y la psicología, no en la ciencia del clima. ¿"Poco útil" para quién? ¿A quién debería ayudar el mensaje y por qué? ¿Qué proyecto político se ve comprometido por el "catastrofismo"? ¿Y qué pasa si los "mensajes catastrofistas" resultan galvanizar la opinión pública a favor de una acción climática más radical?


Yo sugeriría que la experiencia científica de Mann no da más peso a sus opiniones sobre estos puntos que a las opiniones de muchos otros, tal vez incluso menos peso que las opiniones de los científicos sociales como Bendell y Ahmed. En realidad, una triste verdad de la ciencia social es que - mucho más que la ciencia del clima - no es muy buena para predecir nada. Así que mientras esto significa que gente como Bendell probablemente no está en terreno firme cuando infieren un inevitable colapso social a corto plazo, también significa que gente como Mann probablemente no está en terreno firme cuando infieren lo contrario.


Hablando de tierra firme, la investigación que involucra a otro célebre científico climático, James Hansen (resumen en español aquí) sugiere que los niveles del mar pueden subir hasta varios metros en un siglo más o menos. Con una duplicación del CO2 atmosférico con respecto a los 280 ppm de la época preindustrial, la temperatura media mundial probablemente aumentará, según investigaciones recientes, entre 2,6 y 3,9 grados centígrados. Dada la afinada "complejidad sociopolítica" y las frágiles interdependencias de nuestra civilización moderna, ¿puede alguien de buena fe descartar la posibilidad de un colapso social en tales circunstancias? Hace algunos años, James Woolsey escribió que se necesitaría un "esfuerzo extraordinario" para que cualquier país "mirara más allá de su propia salvación" en escenarios como éste. Lo que es interesante aquí es más el comentarista que el comentario, ya que Woolsey es un ex-director de la CIA, una organización con un mejor historial que la mayoría en la predicción de las ciencias sociales. Sin duda esto se debe en gran medida a que tiene más poder que la mayoría de los científicos sociales para convertir sus predicciones en realidad. Tal vez un presentimiento de colapso es cuando incluso los expertos de la CIA levantan sus manos ante realidades inminentes de las que no pueden salir.


Por mi parte, me falta la bola de cristal de Woolsey, pero terminaré con algunos comentarios para la discusión sobre por qué creo que es eminentemente posible que estemos enfrentando un colapso de la sociedad a corto plazo, que presento brevemente bajo seis encabezados:


Económico: La actual economía mundial se basa en un modelo de crecimiento que genera un rendimiento proporcional de las inversiones. En los últimos cincuenta años, el producto económico mundial total ha crecido en promedio alrededor del 7% anual en términos reales, situándose en 2019 en unos 85 billones de dólares de los EE.UU. constantes de 2010. Si se proyecta ese crecimiento hacia adelante en los próximos 50 años, según mis cálculos la economía mundial en 2070 será más de 30 veces mayor que la actual. Me parece bastante claro que eso no va a suceder, por lo que el curso de la economía mundial en el futuro próximo será diferente de su curso en el pasado cercano. Tal vez, mirando hacia atrás, los historiadores del futuro describirán ese cambio de rumbo como un colapso.


Político: En los tiempos modernos, la desigualdad flagrante, más que la pobreza, alimenta la turbulencia política. Las desigualdades se han hecho más flagrantes, mientras que la política en muchas partes del mundo se ha vuelto más turbulenta, con el surgimiento de varios de los llamados movimientos populistas, figuras autoritarias, movimientos de renovación y fracasos estatales. Existe la posibilidad de que disminuya la legitimidad política y, por consiguiente, el alcance del poder del Estado sea más débil. Tal vez esto podría manifestarse en una pérdida rápida y significativa del nivel establecido de complejidad sociopolítica. En otras palabras, las tendencias políticas actuales pueden provocar un colapso.


Energética: como he comentado recientemente, nuestra sociedad actual depende abrumadoramente y cada vez más de los combustibles fósiles: el consumo medio de combustibles fósiles per cápita a nivel mundial es de más de 1,5 toneladas de equivalente en petróleo, y esto constituye el 85% de nuestro uso de energía. Necesitamos hacer una transición para dejar los combustibles fósiles, en primer lugar (y muy urgentemente) porque son el principal contribuyente al calentamiento global, y en segundo lugar porque no son renovables. Pero aún no se ha iniciado ninguna transición, y es difícil ver cómo lograr una que proporcione más de 1,5 TOE per cápita, especialmente a algo similar a los precios actuales de la energía. Por lo tanto, parece probable que en el futuro las disponibilidades de energía per cápita disminuyan, junto con la división del trabajo altamente especializada y urbanizada que las acompaña. Esto podría implicar una pérdida rápida y significativa de los niveles establecidos de complejidad sociopolítica. Sabes a dónde quiero llegar con esto, ¿verdad?


Clima: alternativamente, y quizás más probablemente, podríamos seguir dependiendo de los combustibles fósiles, quemando nuestro camino hacia 3º ó 4º C de calentamiento global. En este escenario, estamos hablando de grandes subidas del nivel del mar, múltiples fallos en las cosechas, migración masiva impulsada por el clima, mayores riesgos de incendio, mayores riesgos de inundación, mayores riesgos de tormentas y varios otros escenarios relacionados. Los gobiernos pueden ser capaces de mantener su alcance territorial, su legitimidad política y su capacidad para organizar el espacio político de manera que se mantengan los niveles establecidos de complejidad sociopolítica mientras luchan con estas cuestiones profundamente desafiantes. Por otra parte, puede que no...


Nuclear: la destrucción nuclear mutuamente asegurada de la Guerra Fría, junto con sus conflictos de poder, han dado paso en el siglo XXI a situaciones ejemplificadas por la política exterior de EE.UU. en Irán, Corea del Norte y los desastres de Afganistán e Irak. La proliferación nuclear está claramente en el interés de un estado individual como un baluarte contra el poder militar de EE.UU. Pero globalmente hace más probable un conflicto nuclear. Mientras tanto, el problema de la eliminación de los residuos nucleares de alto nivel se ha ido pateado sin cesar, aparentemente porque es demasiado caro incluso para los estados modernos ricos. Imagina lo difícil que puede ser para los estados no ricos del futuro luchar con una plétora de otros problemas. No estoy exactamente seguro de cuál podría ser la asociación entre la civilización nuclear moderna y el colapso. Pero sospecho que podría ser bastante fuerte.


La pandemia de enfermedades infecciosas: Bueno, ahora estamos en una. Pero a menos que estemos afectados por algo tan o más infeccioso que el Covid-19 y considerablemente más letal, no puedo ver esto como un agente de colapso en sí mismo. Ni siquiera la Peste Negra logró eso, con su mortalidad mucho más alta. De hecho, podría decirse que fue una fuente de renovación social. Por otra parte, la Peste Negra afectó a las sociedades que no tenían una división del trabajo altamente urbanizada y especializada, y donde una gran parte de la población producía su propia subsistencia. Dudo que las sociedades modernas sean tan resistentes ante una pandemia de este tipo, que puede causar una pérdida rápida y significativa de la complejidad sociopolítica en ellas.


Pero probablemente la principal forma en que una pandemia puede funcionar como agente de colapso - de hecho, la principal forma en que pueden funcionar todos los factores mencionados anteriormente - sería como una parte de una historia multifactorial. El declive económico, el desorden político, el fracaso de la transición energética, el calentamiento global y los nuevos problemas de salud (por no hablar de las cuestiones nucleares) podrían fácilmente, para tomar prestada la frase de Michael Mann, crear una tormenta perfecta que provocara un colapso sociopolítico. Descartar esta posibilidad fuera de nuestros cálculos sobre el futuro me parece un caso de selección de cerezas del futuro o de mensajes selectivos que sólo puedo describir como... inútil.


#colapso #cambioclimatico #crisisecologica #crisisclimatica #eventosextremos #nuclear #coronavirus #energía

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com