• Alejandro T

El concepto del yo en los animales



Fuente: The Ecologist - Autor: Brendan Montague - 12 de Marzo de 2021.


Un pez diminuto tiene 'teoría de la mente'. Chris Packham se pregunta en una nueva serie de la BBC qué es lo que nos diferencia a los humanos de los demás animales.


Puede decirse que el hombre se distingue del mundo animal, y por tanto de la naturaleza, por conocerse a sí mismo como "yo"", escribió el filósofo Georg W. F. Hegel hace más de dos siglos.


Hegel trabajó dentro de la tradición del antiguo filósofo griego Aristóteles, a quien se le atribuye la "invención" de la biología, el método científico y la lógica formal. Desde entonces, una de las preocupaciones de los filósofos -y de nosotros, simples mortales- ha sido tratar de descubrir la diferencia fundamental entre los seres humanos, los demás animales y el universo en general.


Cuando leí por primera vez las palabras de Hegel en su casi incomprensible Ciencia de la Lógica me emocioné mucho. No porque hubiera "descubierto" la diferencia entre nosotros y los animales, sino porque la diferencia que planteaba era tan específica que permitía comprender mejor las enormes similitudes entre nosotros y el resto de la naturaleza.


Proeza


Esto era radical en su época. Contradecía directamente la filosofía dominante de René Decartes, que parecía sugerir que los animales -de hecho, todo el universo- eran poco más que máquinas complejas. Estaban totalmente separadas de nosotros - "pienso, luego existo"- y separadas entre sí. Su funcionamiento podía descubrirse mediante la disección. Esta era la visión científica más sensata.


Recuerdo que mi padre me dijo una vez que los gatos podían hacer dos preguntas: si me lo puedo comer y si me puede comer. No le gustaban los gatos. Esta suposición sobre otros animales vivos se basaba en el sentido común de nuestra época. El ser humano es el único inteligente: los animales son animales de compañía, o carne.


La lógica de Hegel permitía una valoración mucho más generosa de los animales. No tenían el concepto de "yo". No experimentan la subjetividad. No tenían conciencia de sí mismos. No podían diferenciar entre su experiencia de un objeto y lo que el objeto podría ser en el mundo aparte de esa experiencia. Es una diferencia muy pequeña -aunque significativa-.


Esto sugiere que Hegel sabía que los animales son seres sensibles, que pueden tener emociones. Tienen una especie de inteligencia. En muchos otros aspectos son exactamente iguales a nosotros. Esta era una afirmación audaz en 1812, casi medio siglo antes de que el Origen de las Especies de Darwin causara revuelo por atreverse a sugerir que los humanos habíamos evolucionado a partir de los animales.


Pero ahora los experimentos científicos demuestran que Hegel también exageró la diferencia entre los humanos y los demás animales y que no había comprendido la verdadera capacidad intelectual de otras especies. Los animales -o al menos algunos animales- tienen un claro sentido del "yo" y proyectan claramente su voluntad subjetiva sobre los objetos de la naturaleza que les rodean.


El poder del cerebro


Chris Packham, naturalista y locutor, ha llevado a la BBC una nueva serie titulada Chris Packham's Animal Einsteins, en la que aborda la compleja realidad de la inteligencia y la conciencia de los animales de un modo convincente y accesible para los filósofos y, de hecho, para todo el mundo.


El autor y fotógrafo saca algunos descubrimientos notables de las prístinas páginas de la literatura científica revisada por pares y los pone a disposición de millones de personas. Y esto incluye la prueba de que algunos animales tienen, de hecho, un concepto de "yo". Tienen una teoría de la mente y, como nosotros, se distinguen del resto del mundo.


El ejemplo más sorprendente -y para mí importante- del programa es la extraordinaria historia del pez limpiador de pico azul, un pequeño pez de arrecife tropical. Packham hace referencia a la innovadora investigación de Masanori Kohda, de la Universidad de Osaka (Japón), publicada en PLOS Biology.

Dice en el programa: "Cuando nos miramos en el espejo y vemos una mancha en la cara, nos la quitamos instintivamente. Esto se debe a que cuando nos miramos en un espejo sabemos que nos estamos mirando a nosotros mismos. Yo no estoy mirando a otro hombre, estoy mirando a Chris. Y eso es porque he pasado la prueba del espejo.


"Sólo un gremio relativamente único de animales lo ha hecho. Los delfines, los elefantes, los grandes simios, las urracas y, por supuesto, los humanos. Bueno, hasta ahora. Una nueva investigación llevada a cabo en 2019 ha demostrado que el pequeño y bello pez limpiador bluestreak también ha superado la prueba del espejo, lo que lo convierte en una de las primeras especies de peces en superar este punto de referencia del poder cerebral."


Gestos


"Después de ser marcados con un gel de color en su estómago, una zona que sólo podían ver al mirarse en el espejo, los peces de agua dulce empezaron a rasparse en el fondo del tanque para eliminar la marca. Los peces se habían dado cuenta de que lo que veían en el espejo eran en realidad ellos mismos". Y añade: "Reconocer que hay una diferencia entre uno mismo y los demás se conoce como teoría de la mente".


De hecho, toda la serie echa por tierra casi cualquier afirmación de que los humanos tienen un rasgo único e identificable que los distinga del resto de la naturaleza, una diferenciación de especie basada en una capacidad física o intelectual que ningún otro animal puede demostrar.


Vemos que el nuevo cuervo caledonio puede inventar, fabricar y utilizar herramientas con un grado de sofisticación superior al de un niño humano de cinco años. Vemos que las ballenas tienen cultura, con una nueva técnica de pesca adoptada por las manadas que viven a través de los océanos. Los padres de los suricatos utilizan un programa de adiestramiento en varias etapas - "escuela de escorpiones"- con las crías. Los estorninos muestran un aprendizaje social. Las abejas saben contar. Todo esto viene en el primer programa.


Pero, por supuesto, son nuestros compañeros grandes simios los que más se parecen a nosotros, los humanos. Packham muestra en un episodio posterior cómo los chimpancés, los bonobos y los orangutanes construyen complejos lechos en el dosel del bosque. Así que ni siquiera podemos pretender ser únicos en nuestra capacidad de construcción.


Los chimpancés tienen un lenguaje complejo, con más de 70 gestos específicos. Muchos de ellos los comparten con los bonobos, y muchos de ellos son fácilmente interpretables por los niños humanos. Esto sugiere que un ancestro común a los humanos y a los demás simios evolucionó para utilizar el lenguaje. De hecho, el 90 por ciento de los gestos heredados por los niños son compartidos con otros simios.


Vegano


Packham recuerda cómo la primatóloga Dra. Jane Goodall observó por primera vez que los chimpancés utilizaban una ramita despojada para pescar termitas. Esta fue la primera prueba para los científicos europeos de que el mono era un fabricante de herramientas. El paleoantropólogo Louis Leakey, al enterarse de la noticia, afirmó con toda sinceridad: "Debemos redefinir 'herramienta', redefinir 'hombre' o aceptar a los chimpancés como humanos".


Los humanos nos creemos la especie más inteligente y, sin embargo, la ciencia contemporánea ha fracasado manifiestamente en su intento de comprender lo inteligentes que son nuestros compañeros animales. ¿Es esto un fallo del propio intelecto humano? Creo que la ilusión que hemos creado para diferenciarnos de los pájaros y las abejas tiene un origen emocional. Las implicaciones de tener animales inteligentes, empáticos y sensibles a nuestro alrededor son tan dolorosas como inspiradoras.


Si sabemos que los animales son como nosotros, ¿qué dice esto de nuestra humanidad? ¿Cómo podemos enlatar a los calamares? ¿Cuáles son las implicaciones en términos del complejo industrial de la carne y la miseria, el dolor y la muerte que imponemos a los miles de millones de animales que comemos? ¿Qué significa ahora el colapso de la biodiversidad, el hecho de que seamos responsables de una extinción masiva de animales que piensan y sienten?


Hay otra complejidad derivada de nuestro pasado imperial y colonial. Los seres humanos que vivían en un espacio geográfico diferente, o con diferentes niveles de melatonina, fueron tratados como animales. Esto supuso la introducción de una distorsión racista en la ciencia con la afirmación de que los negros y morenos eran menos inteligentes que los blancos. La diferenciación entre todos los humanos y todos los demás animales cumplió una función importante y necesaria para corregir la injusticia.


No creo que sea una coincidencia que Packham nos traiga este programa poco después de hacerse vegano. El programa animará - y debería - a los más jóvenes a considerar lo que significa comer carne, lo que significa detener el colapso ecológico, cuando sabemos que incluso un diminuto pez limpiador bluestreak puede tener el concepto de "yo", y quizás también un concepto de quiero vivir.


El autor, Brendan Montague es editor de The Ecologist.




Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com