• Homo consciens

La huella de carbono del desperdicio de alimentos

Actualizado: sep 8


La FAO realizó el primer informe sobre los recursos que desperdiciamos en alimentos que terminarán en la basura


Fuente FAO: Enero 2019


Increíblemente en un mundo con 821 millones de personas que sufren hambre, con un tiempo muy corto para enfrentar a una crisis climática y ecológica que pone en riesgo a la civilización humana emitimos el 8% del presupuesto de carbono (calentando más el planeta), desforestamos tierras necesarias para conservar la biodiversidad que nos sustenta, para producir alimentos que van a terminar en la basura. ¿No podría ser esto mismo la definición de locura?


Las principales cifras y datos clave del informe de la FAO


  • El volumen mundial de despilfarro de alimentos se calcula en 1.600 millones de toneladas en el "equivalente de productos primarios". El despilfarro total de los alimentos para la parte comestible de este volumen equivale a 1 300 millones de toneladas.

  • La huella de carbono del despilfarro de alimentos se estima en 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera por año.

  • El volumen total de agua que se utiliza cada año para producir los alimentos que se pierden o desperdician (250km3) equivale al caudal anual del río Volga en Rusia, o tres veces el volumen del lago de Ginebra.

  • Del mismo modo, 1.400 millones de hectáreas –el 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo- se usan anualmente para producir alimentos que se pierden o desperdician. 

  • La agricultura es responsable de la mayoría de las amenazas a las plantas y especies animales en peligro de extinción controladas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

  • Sólo un bajo porcentaje de los alimentos desperdiciados es compostado: una gran parte termina en los vertederos, y representa un porcentaje elevado de los residuos sólidos urbanos.

  • Las emisiones de metano de los vertederos representan una de las mayores fuentes de emisiones de GEI del sector de los residuos.

  • El compostaje doméstico puede desviar potencialmente hasta 150 kg de residuos de alimentos por hogar al año y que no terminen en el sistema local de tratamiento de basuras.

  • Los países en desarrollo sufren más pérdidas de alimentos durante la etapa de producción agrícola, mientras que en las regiones de ingresos medios y altos, el desperdicio tiende a ser mayor a nivel del comercio al detalle y el consumo.

  • Las consecuencias económicas directas del despilfarro de alimentos (excluyendo el pescado y el marisco) alcanzan los 750 millones de dólares EEUU anuales.

  • #huelladecarbono #alimentos #CO2

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram