• Homo consciens

La producción de combustibles fósiles va en camino a duplicar el límite de seguridad climática


El camino seguido por las petroleras nos llevan a superar por lejos los 2°C, llevandonos a una Tierra apta para 1000 millones de personas


Fuente: The Guardian Por Damian Carrington

Las naciones del mundo están en camino de producir más del doble de carbón, petróleo y gas de lo que se puede quemar hasta 2030 para evitar que la temperatura global aumente a más de 1.5C, según muestra el análisis.


El informe es el primero en comparar los planes declarados por los países para la extracción de combustibles fósiles con los objetivos del acuerdo de París, que es mantener el calentamiento global muy por debajo de 2°C por encima de los niveles preindustriales, y aspirar a que no sobrepase 1,5°C. Expone una enorme brecha, con la producción de combustibles fósiles en 2030 dirigiéndose a ser un 50% más de lo que es consistente con 2°C, y un 120% más de lo que es consistente con 1.5°C.


Los científicos han advertido que incluso la diferencia entre 1,5C y 2C de calentamiento expondrá a cientos de millones de personas a riesgos significativamente mayores de olas de calor extremas, sequía, inundaciones y pobreza.


El informe fue elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y una coalición de organizaciones de investigación. Complementa un análisis anterior de las Naciones Unidas que muestra que las promesas actuales del acuerdo de París de reducir las emisiones seguirían provocando un aumento catastrófico de 3 a 4°C.


"Estamos en un pozo profundo y tenemos que dejar de excavar", dijo Måns Nilsson, director ejecutivo del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (SEI), que fue parte del análisis. "A pesar de más de dos décadas de políticas climáticas, los niveles de producción de combustibles fósiles son más altos que nunca."



La mayoría de las medidas para abordar la crisis climática implican la reducción de las emisiones, pero Inger Andersen, directora del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, dijo que hace tiempo que es necesario centrarse en la producción de combustibles fósiles. La mayoría de las promesas de acción hechas por los países en el marco del acuerdo de París ni siquiera mencionan cambios en la producción.


El Reino Unido es un ejemplo "sorprendente" de este desajuste, dijo Cleo Verkuijl, en el centro del SEI en Oxford, Reino Unido. Fue la primera gran economía en comprometerse a emisiones netas cero para 2050, dijo, pero también subvenciona la producción de combustibles fósiles en el país y en el extranjero y tiene la intención de extraer "cada gota de petróleo y gas" de sus yacimientos del Mar del Norte. En los últimos años, la industria del petróleo y el gas del Reino Unido ha recibido 176 millones de libras esterlinas más al año de lo que pagaba en impuestos, según el informe.


El mundo en su conjunto subsidia a los combustibles fósiles y hay informes que sostienen que aplicando un 10% de esos subsidios a energías renovables se pagaría la transición verde.


La Autoridad de Petróleo y Gas del Reino Unido dijo en una declaración: "El petróleo y el gas seguirán siendo una parte importante de nuestra combinación energética en un futuro previsible, incluso en escenarios de cero neto. Maximizar la recuperación económica del Reino Unido sigue siendo vital para satisfacer esas demandas energéticas mientras existan y para reducir la dependencia de las importaciones".


La advertencia del informe fue fuertemente respaldada por cifras de alto nivel. "Asegurar un planeta habitable para las generaciones futuras significa tomarse en serio la eliminación gradual del carbón, el petróleo y el gas", dijo Christiana Figueres, en Misión 2020, y es la persona que entregó el acuerdo de París en 2015 como máxima autoridad de las Naciones Unidas sobre el clima. "Países como Costa Rica, España y Nueva Zelanda ya están mostrando el camino a seguir, con políticas que limitan la exploración y la extracción; otros deben ahora seguir su ejemplo. No hay tiempo que perder".


El profesor Nicholas Stern, de la London School of Economics, dijo: "Este importante informe muestra que los niveles de producción de carbón, petróleo y gas están peligrosamente fuera de lugar con los objetivos del acuerdo de París."


El informe destaca las naciones que están tomando medidas, incluyendo el cierre de la mayoría de las minas de carbón en España y algunas en China, junto con el fin de las nuevas licencias de exploración de petróleo y gas offshore en Nueva Zelanda y algunas partes del Ártico gobernadas por Canadá, Estados Unidos y Noruega.


Verkuijl dijo que un acuerdo global para eliminar gradualmente la producción sería ideal, pero que en este momento es difícil con los EE.UU. bajo la presidencia de Donald Trump, ya que el país se retiró del acuerdo de París. Pero dijo que muchos candidatos presidenciales demócratas han prometido reducir la producción de combustibles fósiles restringiendo la extracción en tierras públicas, por ejemplo, o eliminando los subsidios. Ella dijo que un candidato así, derrotando a Trump en las elecciones de 2020, sería un "cambio de juego".


El informe dice que es crucial que se ayude a los trabajadores de las industrias de combustibles fósiles a encontrar un nuevo empleo a medida que la producción disminuye. "Los líderes necesitan [hablar con] los trabajadores y sus sindicatos para planificar una transición justa que los aleje de los combustibles fósiles", dijo Sharan Burrow, directora de la Confederación Sindical Internacional.


El análisis se basa en los planes nacionales publicados por ocho productores clave: Australia, Canadá, Rusia, Estados Unidos, China, India, Indonesia y Noruega, que representan el 60% de la producción mundial de combustibles fósiles. Los planes de otros grandes productores, incluyendo Arabia Saudita e Irán, no están disponibles públicamente. Los investigadores asumieron que estos y otros productores mantendrían una proporción similar de la producción mundial a la actual, en torno al 40%.


- Este artículo fue modificado el 20 de noviembre de 2019 para aclarar la descripción de la metodología. Los investigadores no asumieron que productores como Arabia Saudita e Irán seguirían "caminos similares" a los de los ocho países cubiertos, sino que esos productores mantendrían una cuota de producción global similar a la de los ocho países cubiertos.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com