• Homo consciens

Las bibliotecas de semillas, un nueva tendencia



La conservación de semillas es una forma de promover la biodiversidad de plantas y alimentos en un momento en que sólo cuatro empresas -Corteva, ChemChina, Bayer y BASF- controlan el 60% del mercado mundial de semillas ¿Pueden los proyectos comunitarios ayudar a proteger la diversidad vegetal local?



Fuente: Deutsche Welle


Promoción de la diversidad alimentaria


La Red de Bibliotecas de Semillas tiene como objetivo educar al público sobre las plantas y tipos de suelos únicos en su región, ya sean montañosos, costeros, desérticos, rurales o urbanos. Con el fin de satisfacer las necesidades de las comunidades a las que sirven, cada biblioteca es un poco diferente.


En Ocean Beach, Rivera vio el proyecto de semillas como una forma de añadir otra faceta más, a la próspera y abierta escena de alimentos de la ciudad costera, que incluye un mercado de granjeros, huertas comunitarias y una cooperativa de alimentos.


La biblioteca también se ha asociado con jardineros experimentados en el Condado de San Diego para dirigir una serie de talleres sobre el ahorro de semillas y técnicas de jardinería diseñados para personas de todos los niveles y habilidades.


La conservación de semillas es también una forma de promover la biodiversidad de plantas y alimentos en un momento en que sólo cuatro empresas -Corteva, ChemChina, Bayer y BASF- controlan el 60% del mercado mundial de semillas, dice el activista de alimentos Nathan Lou, cofundador de la organización sin fines de lucro Mongol Tribe.


"Una manera de fomentar la independencia de la producción agrícola a gran escala es cultivar sus propios alimentos y medicinas", dijo Lou, paisajista de profesión.


La organización de Lou ofrece talleres a los residentes de San Diego sobre jardinería y propagación de plantas, incluyendo miembros de la biblioteca en Ocean Beach. Reiteró algo que es una creencia común de los miembros del movimiento alimentario y que se ve reforzada por las conclusiones de la FAO: que el control corporativo y la patentabilidad de las semillas podría llevar a una mayor pérdida de diversidad de cultivos, ya que las empresas se centran en unas pocas variedades de cultivos, como el trigo y la soja.


"Las semillas son un recurso natural que pertenece a todos, no deben ser controladas y manipuladas por un puñado de empresas", dijo Lou.


Una manera de asegurar que las variedades inusuales de frutas y verduras no desaparezcan de la mesa es cosecharlas localmente. Lou mantiene una gran parcela de jardín en el condado de San Diego, donde cultiva una variedad de cultivos de plantas antiguas para alimentar a su familia y amigos. Él cree que tener semillas a mano para plantar es una parte esencial del proceso.


Un impulso para los ahorradores de semillas


Los ahorradores de semillas de California, como Lou y la biblioteca de Ocean Beach, recibieron un gran impulso en 2016, cuando el gobernador Jerry Brown firmó la Ley de Democracia e Intercambio de Semillas. La ley exime a los intercambios no comerciales de semillas de las leyes de etiquetado y pruebas, uniéndose a Nebraska, Illinois y Minnesota (estados con leyes similares) en el proceso.


Hasta ahora hay razones para ser optimistas. Rivera está buscando voluntarios adicionales para ayudar a manejar la logística de clasificación y archivo de cientos de paquetes de semillas donadas. En la página de Facebook de la biblioteca, los visitantes ya están compartiendo fotos de plantas de tomate heredadas y frijoles que han cultivado a partir de semillas. En sus mensajes y comentarios se aconsejan mutuamente sobre la mejor manera de almacenar las nuevas semillas que han cosechado, para que puedan llevarlas a la biblioteca.


"Lo que me da esperanza para el futuro", dijo. "Es que es un proyecto comunitario y que la gente quiere involucrarse."



Para comenzar una biblioteca de semillas acá están las instrucciones!



Si tienen sugerencias o comentarios pueden escribir: crisisclimaticayecologica@gmail.com

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com