• Homo consciens

Los cultivos de carbono negativo pueden suponer la escasez de agua para 4.500 millones de personas




Fuente: New Scientist - Por Adam Vaughan - marzo 2021



Miles de millones de personas más podrían tener dificultades para acceder al agua si el mundo opta por una expansión masiva de los cultivos energéticos para luchar contra el cambio climático, según una investigación.


La idea de cultivar plantas y árboles para absorber el CO2 y capturar el carbono que se libera cuando se queman para producir energía es uno de los pilares fundamentales de la mayoría de los escenarios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático en cuanto a los enfoques de emisiones negativas necesarios para evitar los impactos catastróficos de más de 1,5 °C de calentamiento global.


Pero la tecnología, conocida como bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS), podría ser un remedio peor que la enfermedad, al menos en lo que respecta al estrés hídrico.


Fabian Stenzel, del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (Alemania), y sus colegas proyectan que el agua necesaria para regar los cultivos para esos proyectos energéticos con captura de carbono, y así mantenerse por debajo del límite de 1,5 ºC haría que 4.580 millones de personas sufrieran un gran estrés hídrico en 2100, frente a los 2.280 millones actuales. Esto supone 300 millones de personas más que en un escenario en el que no se utilice la BECCS a gran escala y el calentamiento se dispare hasta unos devastadores 3 °C.


"Me quedé un poco sorprendido. El mensaje que hay que extraer es que, hasta ahora, no hemos tenido suficientemente en cuenta los efectos secundarios. Para limitar todas las compensaciones a las que podríamos enfrentarnos en términos de cambio climático y de mitigación del cambio climático, es realmente importante observar el sistema global de la Tierra", dice Stenzel.


El análisis reveló que el alto estrés hídrico, que es cuando la relación entre la demanda y la oferta de agua es superior al 40%, se extendería a partes del mundo que antes no sufrían estrés debido a la necesidad de nuevas plantaciones de cultivos BECCS. América del Sur y el sur de África se verían muy afectadas.


La proyección más alta de 4.580 millones de personas afectadas supone un total de 6 millones de kilómetros cuadrados de cultivos para BECCS (aproximadamente el doble del territorio de India), un uso limitado del agua sostenible y una población mundial que alcanzará los 9.000 millones en 2100.


Estudios anteriores han advertido de que el potencial de BECCS para absorber las emisiones puede ser limitado porque la enorme superficie que requiere afectaría a la producción de alimentos y a la biodiversidad.


Las investigaciones de Stenzel y sus colegas no significan que debamos permitir un cambio climático incontrolado, sino que sugieren que la BECCS tiene que desempeñar un papel menor en la eliminación de las emisiones de la atmósfera que el central previsto por algunos. Stenzel sigue pensando que el sistema BECCS será necesario, pero como uno más de un conjunto de enfoques, como la quema de biomasa para poner carbón en el suelo, la reforestación, la captura directa del aire y otros. "Necesitaremos algún tipo de emisiones negativas porque, como humanidad, somos estúpidos y lentos", afirma.


Peter Smith, de la Universidad de Aberdeen (Reino Unido), afirma: "Esta es otra advertencia de que no podemos confiar en los BECCS a escala de cientos de millones de hectáreas, ya que esto tiene consecuencias adversas para el agua. Cuanto más reduzcamos las emisiones ahora, menos necesitaremos depender de tecnologías de emisiones negativas como la BECCS en el futuro".


Wil Burns, de la American University de Washington DC, afirma que la investigación no tiene en cuenta las formas en que se puede frenar el ansia de agua de la BECCS, como por ejemplo eligiendo los árboles adecuados para plantar en latitudes altas con poca gente.


Referencia de la revista: Nature Communications, DOI: 10.1038/s41467-021-21640-3



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram