• Alejandro T

Los microplásticos que han estado en el agua son absorbidos más fácilmente por las células de ratón

Actualizado: may 3


En la fotografía, pequeñas partículas y fibras de microplásticos en cristales de sal de mesa

Fuente: New Scientist – Autor: Layal Liverpool - 9 de diciembre de 2020.

Las partículas de microplástico que están expuestas al agua dulce o salada durante varias semanas tienen más probabilidades de ser absorbidas por las células de ratón que crecen en el laboratorio, lo que sugiere que los microplásticos ambientales pueden ingresar a las células más fácilmente de lo que pensamos.


Los estudios que investigan los efectos potenciales de los microplásticos ingeridos en animales a menudo utilizan partículas microplásticas limpias o "prístinas". Sin embargo, no se parecen completamente a las partículas que se encuentran en la naturaleza, que pueden cubrirse con desechos del medio ambiente.


Anja Ramsperger de la Universidad de Bayreuth en Alemania y sus colegas tomaron partículas microplásticas prístinas y las incubaron durante dos a cuatro semanas en agua dulce de un estanque artificial o en agua salada de un acuario marino. Ambos ambientes fueron habitados por diversas comunidades animales, vegetales y microbianas. Al incubar las partículas, los investigadores intentaron imitar más de cerca las condiciones ambientales del mundo real a las que normalmente están expuestos antes de que los animales o los humanos los encuentren.


Luego expusieron las partículas microplásticas a células de ratón que crecían en un plato en el laboratorio y observaron lo que sucedía bajo un microscopio. Los investigadores descubrieron que las partículas incubadas en ambientes de agua dulce o salada tenían 10 veces más probabilidades de ser absorbidas por las células que las partículas prístinas que se mantenían en agua pura.


“Nos sorprendió mucho el gran efecto que observamos”, dice Ramsperger.


El equipo sospecha que esto puede deberse a una capa de moléculas biológicas, incluidas proteínas, carbohidratos y grasas, que se acumularon en la superficie de estas partículas microplásticas. "Actualmente estamos investigando esto", dice Ramsperger. "Pero probablemente algunas moléculas adheridas a la superficie de las partículas mejoren la internalización".


“Gran parte de nuestro conocimiento actual de la absorción de partículas se basa en partículas prístinas que no han sido sometidas a acondicionamiento ambiental”, dice Douglas Walker de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en Nueva York. Esto puede subestimar la facilidad con que los microplásticos pueden ingresar al cuerpo humano, dice.


"Se necesitarán estudios futuros que utilicen modelos más complejos para evaluar mejor el riesgo para los seres humanos y otros organismos", dice Walker.


Link a la investigación original, publicada en Science Advances, el 9 de diciembre de 2020.

https://advances.sciencemag.org/content/6/50/eabd1211

Más sobre el tema

Un estudio encuentra microplásticos en el interior de frutas y verduras - aquí

Más de 14 millones de toneladas de plástico estarían en el fondo del océano - aquí

Encuentran partículas microplásticas en los órganos humanos - aquí

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram