• Homo consciens

Los súper ricos se protegen contra el cambio climático y los riesgos de salud


Fuente: Finantial Times - Por Hannah Kuchler - noviembre de 2020

El interés se dispara en la gama de productos, desde búnkeres con aire purificado hasta servicios médicos y de evacuación.


Las personas ricas y las empresas interesadas se están preparando para protegerse del cambio climático y de cualquier nueva emergencia sanitaria, recurriendo a una gama de servicios cada vez más personalizados y a la apertura de escondites privados que están fuera del alcance de los ciudadanos corrientes.


Los mortales incendios forestales que han asolado la costa oeste de los Estados Unidos y la perspectiva de un nuevo brote de enfermedades que podría durar más que el Covid-19 han estimulado el interés en una gama de costosos servicios médicos de conserjería, agentes inmobiliarios especializados y expertos en crisis, entre ellos Global Rescue, una empresa de respuesta a la evacuación.


Dan Richards, director ejecutivo, dijo que había contratado más clientes en los últimos cinco meses que en toda la historia de 16 años de la empresa, y añadió que se le había pedido que elaborara planes para trasladar a cientos o incluso miles de empleados de las ciudades en caso de que se produjeran incendios o disturbios civiles.


"Tienen riesgos reales y peligros reales que hace 10 años ni siquiera estaban en su radar", dijo. "Estamos haciendo frecuentemente cosas que honestamente nunca habíamos contemplado."


La destrucción en California, causada por el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones, es uno de los signos más palpables de cómo el cambio climático está afectando la vida de las personas. La Organización Mundial de la Salud pronostica que el cambio climático causará, entre 2030 y 2050, 250.000 muertes adicionales al año, incluso por estrés por calor y una mayor propagación de enfermedades infecciosas.


Elena Villalobos, del programa de cambio climático y salud de la OMS, dijo que la división no es sólo entre los países desarrollados y los países en desarrollo, sino entre ricos y pobres en el mismo país. "No se trata de los osos polares, sino de las personas que sufren", dijo.


Mientras que los pobres carecen de recursos para huir o protegerse, los ricos están empezando a tomar medidas.


Los consultorios médicos de alto nivel están creando estrategias personales de prevención para los clientes ricos, desde la vigilancia de los hogares de los pacientes para asegurarse de que están protegidos contra el humo hasta la vigilancia de sus signos vitales con prendas de vestir y la administración de líquidos intravenosos y vitaminas en el hogar para reforzar las defensas de sus cuerpos. Algunos remiten a sus clientes a dermatólogos por el efecto del calor en su piel, y a terapeutas por la ansiedad producida por los desastres.


"El cambio climático está en primer plano en la mente de las personas en este momento", dijo Abe Malkin, director médico de Concierge MD, quien dijo que la demanda había aumentado desde el inicio de la pandemia.


Scott Braunstein, director médico de Sollis Health, dijo que los pacientes se estaban dando cuenta de que necesitaban ser "autosuficientes" debido a la cantidad de desastres naturales.


La preparación para tales desastres, conocida como "preppers", solía ser para "una reducida franja de gente", explicó, pero ahora era más común. Sus clientes invertían en equipos de supervivencia y dispositivos de refrigeración personalizados que pueden llevarse como chalecos antibalas bajo la ropa.


Legacy Partners, que vende propiedades en Nueva Zelandia para una clientela mundial que busca escapar, dijo que había recibido el interés de clientes estadounidenses preocupados por los incendios forestales, y de clientes ricos que luchan contra el smog que afecta a muchas ciudades asiáticas.


"Estamos haciendo todo esto para ayudar, ya sea para protegerse o mejorar su vida, para darles longevidad", dijo Jim Rohrstaff, socio de la empresa.


Algunos piensan de manera aún más radical y se acercan a empresas que ofrecen búnkeres con control climático, como el Grupo Vivos.


Dante Vicino, director ejecutivo de la empresa, dijo que su complejo de casi 600 ex búnkeres militares en las Colinas Negras de Dakota del Sur había sido equipado con filtros de aire "con esteroides", que se pusieron a prueba cuando se produjeron incendios en la cercana Wyoming. 


"Afuera, se podía oler el humo", dijo. "Pero la gente dentro de sus búnkeres decía que no se daba cuenta."


Sin embargo, la gran mayoría de los que no pueden pagar esos servicios deben quedarse y sufrir las consecuencias, ya sean enfermedades respiratorias o un mayor riesgo de nacimientos prematuros.


Abdul El-Sayed, epidemiólogo y ex comisionado de salud de la ciudad de Detroit, dijo que era necesario invertir para preparar a todos para los efectos del cambio climático en la salud pública. 


"Cuando la gente rica sale de un sistema, es porque no funciona para todos. Es sólo que todos los demás no tienen los medios para salir del sistema", dijo. 




Lisa Patel, una pediatra de una unidad neonatal en el área de la bahía de San Francisco, teme que el cambio climático ya esté afectando a los niños y a las mujeres embarazadas. Un estudio realizado en Colorado descubrió que el humo de los incendios forestales aumentaba las probabilidades de nacimiento prematuro y de bajo peso al nacer. 


"Tienes estos bebés prematuros que nacen con pulmones prematuros, lo que ya es una dificultad al desarrollo a largo plazo de sus pulmones. Ahora, además, están respirando esta contaminación tóxica", dijo.


"Este es nuestro fracaso colectivo para prevenir los efectos del cambio climático", añadió. 


En East Palo Alto, una de las comunidades más pobres del área de la bahía, Antonio López dijo que mientras los incendios ardían, sus vecinos estaban atrapados en casas "tan calurosas que no se puede pensar" pero no podían permitirse el lujo de tener aire acondicionado o abrir una ventana.


El Sr. López, que se presenta a las elecciones al concejo municipal, teme que su comunidad sea una "caja negra", sin una adecuada recopilación de datos sobre cómo el humo está afectando a su salud. "La responsabilidad de hacer de esto un problema recae en el liderazgo", dijo.


Josh Karliner, director de Salud Sin Daño, que presiona al sector médico para que reduzca su huella de carbono, dijo que si bien los efectos del cambio climático en la salud eran menos evidentes que los de la pandemia, no por ello dejaba de ser una emergencia. 


"Es casi como un ensayo general para la próxima crisis climática, que en muchos aspectos será mucho más grave que esta pandemia en cuanto a sus efectos sobre la salud en todo el mundo", dijo. 



#crisisclimatica #crisisecologica #incendios #ricos #bunker #colapso

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com