• Homo consciens

Millones de personas podrían ser desplazadas por escasez de agua en 10 años


Sequía en Nigeria

Fuente: ONU


La escasez de agua puede significar escasez en la disponibilidad debido a la escasez física, o escasez en el acceso debido a la incapacidad de las instituciones para asegurar un suministro regular o debido a la falta de infraestructura adecuada.


El hecho es que ya afecta a todos los continentes. El uso del agua ha venido creciendo en todo el mundo a un ritmo más del doble de la tasa de aumento de la población en el último siglo, y un número cada vez mayor de regiones está llegando al límite en que los servicios de abastecimiento de agua pueden prestarse de manera sostenible, especialmente en las regiones áridas.


La escasez de agua se verá exacerbada a medida que las zonas urbanas de rápido crecimiento ejerzan una fuerte presión sobre los recursos hídricos vecinos. También se prevé que el cambio climático y las demandas de bioenergía amplifiquen la ya compleja relación entre el desarrollo mundial y la demanda de agua.


No hay una escasez mundial de agua como tal, pero los países y las regiones deben abordar urgentemente los problemas críticos que plantea el estrés hídrico. El agua debe ser tratada como un recurso escaso, con un enfoque mucho más fuerte en la gestión de la demanda. La ordenación integrada de los recursos hídricos proporciona un marco amplio para que los gobiernos ajusten las pautas de utilización del agua a las necesidades y demandas de los diferentes usuarios, incluido el medio ambiente.


Gráfico: Oferta de agua en el mundo

Figura: El suministro de agua de la Tierra (tanto salada como dulce) asciende a un total de 1.400 millones de km3 de los cuales el 97,5% es oceánica. El 2,5% restante (35 millones de km3) es agua dulce, de la cual el 70% (24 millones de km3) está congelado, el 30% (11 millones de km3) es agua subterránea, y sólo el 0,3% (105.000 km3) es accesible como

agua superficial. De los recursos de agua dulce renovables disponibles, alrededor del 54% ya está apropiada por la humanidad para diversos usos: la agricultura de regadío (70%), la industria (22%), y uso doméstico (8%). Fuente: ONU

HECHOS Y CIFRAS

  • Más de 2.000 millones de personas viven en países que experimentan un gran estrés hídrico. (ONU, 2018)

  • Se estima que para 2040, uno de cada cuatro niños menores de 18 años en el mundo - unos 600 millones en total - vivirá en zonas con un estrés hídrico extremadamente alto. (UNICEF, 2017)

  • Entre 24 y 700 millones de personas en Africa Subsahariana podrían ser desplazadas por la intensa escasez de agua para 2030. (Instituto Mundial del Agua, 2013)

  • Alrededor de 4.000 millones de personas, que representan casi dos tercios de la población mundial, experimentan una severa escasez de agua durante al menos un mes del año (Mekonnen y Hoekstra, 2016)

  • Con el actual escenario de cambio climático, para el 2030, la escasez de agua en algunos lugares áridos y semiáridos desplazará entre 24 y 700 millones de personas. (ONU, 2009).

  • Un tercio de los mayores sistemas de aguas subterráneas del mundo ya están en peligro (Richey et al., 2015).

  • Casi la mitad de la población mundial ya vive en zonas potencialmente escasas de agua al menos un mes al año y esta cifra podría aumentar a unos 4.800-5.700 millones en 2050. Alrededor del 73% de las personas afectadas viven en Asia (69% para 2050) (Burek et al., 2016).


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com