• Homo consciens

¿Qué es la captura, el uso y el almacenamiento de carbono, y puede atrapar las emisiones?



Fuente: The Guardian - Por Jillian Ambrose - Septiembre 2020

Los expertos buscan tecnologías que inyecten el dióxido de carbono de las fábricas en el subsuelo, pero aún están muy lejos del objetivo



La tecnología que puede evitar que las emisiones de dióxido de carbono entren en la atmósfera y alimenten el calentamiento global será esencial para hacer frente a la creciente crisis climática, dicen los expertos. Pero ¿cómo funciona y por qué marcará la diferencia en la lucha contra el colapso climático?


¿Qué es la captura, uso y almacenamiento de carbono (CCUS)?

Se refiere a una cadena de diferentes tecnologías que pueden evitar que el dióxido de carbono producido por las principales fábricas y centrales eléctricas llegue a la atmósfera y contribuya al calentamiento global. El primer paso es equipar las chimeneas de las fábricas con filtros de disolvente, que atrapan las emisiones de carbono antes de que se escapen. El gas puede entonces ser canalizado a lugares donde puede ser usado o almacenado. La mayor parte del dióxido de carbono se inyectará en las profundidades del subsuelo -de donde proviene el gas de los combustibles fósiles en primer lugar- para almacenarlo donde no pueda contribuir a la crisis climática. Pero algunos podrían ser utilizados para ayudar a fabricar plásticos, cultivar plantas de invernadero, o incluso bebidas gaseosas carbonatadas.


¿Dónde se está utilizando la tecnología de captura de carbono?

Hay alrededor de 20 proyectos de CCUS operando comercialmente, ni ahí cerca de limpiar las emisiones de carbono del mundo. Los primeros precursores se encuentran en los EE.UU., Canadá, Noruega y China. Aunque la CCUS ha tenido un comienzo lento, se han acordado 30 nuevos proyectos en los últimos tres años, según la Agencia Internacional de la Energía. El organismo de control dice que debe haber muchos más para evitar que las emisiones de carbono calienten el mundo a más de 1,5C por encima de los niveles preindustriales. En el Reino Unido, se están desarrollando proyectos de etapa inicial cerca del estuario de Humber y en Aberdeen, la capital de la industria del petróleo y el gas del Mar del Norte.


¿Por qué necesitamos la captura de carbono?

Según la AIE, los proyectos de la CCUS podrían reducir las emisiones mundiales de dióxido de carbono en casi una quinta parte y reducir el costo de abordar la crisis climática en un 70%. Una de las principales razones por las que las CCUS son necesarias es porque la industria pesada -productores de fertilizantes, acerías y cementeras- serían difícil y costosa de adaptar para funcionar con energía más limpia. Otra razón clave para el desarrollo de las CCUS es liberar el potencial del hidrógeno.


El hidrógeno es un gas de combustión limpia que podría utilizarse para sustituir a los combustibles fósiles en aviones, trenes, camiones, fábricas e incluso en la calefacción de las casas. Pero sin la captura de carbono que se utiliza para producir hidrógeno a partir de gas combustible fósil, las emisiones de carbono se liberarían a la atmósfera. El hidrógeno todavía se podría producir dividiendo las moléculas de agua en gases de hidrógeno y oxígeno utilizando una máquina electrolizadora alimentada por energía renovable, pero esto sería mucho más costoso.


¿Cómo van las ambiciones de captura de carbono del Reino Unido?

Tropezaron en 2015 después de que el gobierno abandonara un plan de 1.000 millones de libras esterlinas para establecer un proyecto de captura de carbono junto con las centrales eléctricas de carbón debido a la preocupación por los costos. Tres años más tarde, los ministros volvieron a la mesa con menos dinero y una nueva idea: usar CCUS para la industria pesada en su lugar.


Las grandes empresas energéticas, entre ellas National Grid, Drax y la empresa petrolera noruega Equinor, han comenzado desde entonces a trabajar en un proyecto de CCUS a gran escala en la zona de Humber, y un puñado de universidades del Reino Unido han llevado a cabo un proyecto separado en Aberdeen.


National Grid ha dicho que las emisiones de carbono del sistema eléctrico del Reino Unido podrían volverse negativas ya en 2033 si utilizara la tecnología de captura de carbono junto con más energía renovable para alcanzar sus objetivos climáticos.



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com