• Homo consciens

Una revolución silenciosa al borde de las carreteras impulsa las flores nativas




Los proyectos para reducir los gastos de corte de pasto y aumentar la diversidad de plantas y vida silvestre a lo largo de las carreteras de Gran Bretaña están teniendo resultados muy buenos. Fácil, barato y ecológico.


Fuente: The Guardian - por Patrick Greenfield - Marzo 2020


En 2014, Giles Nicholson luchaba contra un desmedido crecimiento de las hierbas de las banquinas por un invierno suave seguido de una primavera cálida y húmeda. La necesidad de bajar los gastos presupuestarios hacían que apenas había suficiente dinero para pagar los frecuentes cortes para contener los yuyos. La gente se quejaba.


Pero el caos de ese verano resultaría ser un punto de inflexión para las flores silvestres y la biodiversidad en ese condado inglés. Grandes tramos de carretera se han transformado. Donde había gruesos grupos de hierba, hay flores silvestres de bajo crecimiento como el medicucho negro, el trébol de pie de pájaro y el trébol rojo. Los banquinas o costados de caminos se cortan 2 ó 3 veces al año, no 12, ahorrando al Consejo decenas de miles de libras. Las mariposas y otros insectos han regresado en masa.


Las razones detrás de esta improbable mini-revolución para la biodiversidad son simples. El ecologista Philip Sterling fue contratado para supervisar y junto con Nicholson, el administrador de espacios verdes del consejo de Dorset, se dedicaron a aplicar los principios centenarios de la producción de heno a la gestión de banquinas, callejones sin salida y parches de hierba urbana en todo el condado. Es una práctica que ahora ha sido adoptada por otros condados del Reino Unido, incluyendo Lincolnshire.



En Sandford, Wareham, las flores silvestres forman parte de una iniciativa para proporcionar un hábitat atractivo para las mariposas e insectos, al tiempo que ayudan a reducir los costos de la siega de los bordes de las carreteras.


El proceso es simple: cortar con poca frecuencia, idealmente, sólo dos veces al año en primavera y luego al final del verano una vez que las plantas han florecido y han dado semillas; quitar los recortes de las plantas, para reducir gradualmente la fertilidad del suelo y evitar la acumulación de mantillo; repetir, esperar y disfrutar de la resurgente vida silvestre y las flores.


"No fallará", dice Sterling, quien, como director del programa conservación de mariposas, ha llevado su revolución en las carreteras de todo el país a cualquier autoridad local que le escuche. "A medida que la fertilidad disminuye en un suelo, la biodiversidad aumenta. Al principio eso parece un poco contrario a la intuición porque uno se imagina que cuanto más se vierte en un suelo, más plantas pueden crecer. No es así como funciona en el sistema natural. En los sistemas más fértiles, unas pocas especies dominan y se inundan y asfixian todo lo demás".


Las podas de hierba casi siempre se dejan donde caen a lo largo de los miles de kilómetros de bordes de carreteras que se mantienen por ley en el Reino Unido. Con el tiempo, el mantillo resultante aumenta la fertilidad del suelo, lo que significa que la hierba crece con mayor vigor y necesita ser cortada con mayor frecuencia. El método de corte y recolección rompe el ciclo.


Las fotos de antes y después de los bordes de las carreteras ordinarias a través de Dorset muestran los dramáticos efectos del régimen de mantenimiento de Nicholson y Sterling, ya que se ha permitido que los bancos de semillas asfixiados vuelvan a la vida.


El ahorro de costes de gestionar los bordes de las carreteras de esta manera es igualmente impresionante para el departamento de contabilidad del ayuntamiento. El presupuesto anual para la gestión de bordes de carreteras cayó de casi un millón de libras a 650 mil libras en cinco años bajo el enfoque de corte y recolección, de baja fertilidad. Los municipios de Londres, los consejos de todo el país y los gobiernos europeos están prestando atención.


"Durante los últimos 40 años hemos estado haciendo algo totalmente equivocado", dice Sterling, impaciente con las posibilidades de los bordes de las carreteras en todo el Reino Unido y más allá.


Corredores de vida silvestre

Gestionar las banquinas de las carreteras con el método de "cortar y recoger" puede ahorrar dinero a los ayuntamientos.




Las praderas de flores silvestres, antiguos ecosistemas británicos que son cruciales para la vida silvestre, prosperaron durante siglos con la ayuda de métodos de cultivo tradicionales y la cría de ganado, pero han desaparecido en gran medida en la era de la posguerra. El uso industrializado de fertilizantes de nitrógeno y la mala gestión de la tierra han disminuido el hábitat crucial de la vida silvestre en un 97% desde la década de 1930. Pero los arcenes de las carreteras se han convertido en una fuente poco probable de esperanza.


El pasado mes de septiembre, la organización benéfica para la vida silvestre Plantlife elaboró nuevas directrices para transformar la gestión de los bordes de las carreteras del Reino Unido que incorporan algunas de las prácticas de Nicholson y Sterling. De manera crucial, el plan para convertir los bordes de ruta en corredores de vida silvestre también está respaldado por las autoridades de carreteras del país y las empresas de construcción y servicios como Kier y Skanska.


Si se adopta a nivel nacional, un área del tamaño de Nottinghamshire podría ver 700 especies de flores silvestres prosperar a lo largo de la red de carreteras de Gran Bretaña, lo que equivale a alrededor del 40% de los objetivos de restauración de tierras del gobierno para 2040. Una petición que respalda la campaña de Plantlife tiene más de 85.000 firmas.


Un tramo de 4,5 millas en Dorset muestra lo que es posible: racimos amarillos de arveja de riñón, la única flor silvestre donde la pequeña mariposa azul, la más pequeña de Gran Bretaña, pondrá sus huevos, dominan los bordes de la carretera en la primavera y el verano. Desde que se abrió la carretera, más de la mitad de las especies de mariposas que se sabe que habitan en Gran Bretaña se han registrado en las praderas que bordean la carretera, incluyendo el azul de Adonis y el azul de Chalkhill.


"Podemos devolver mucho de lo que hemos perdido. No es imposible hacerlo. Si la mitad de las especies de mariposas del Reino Unido pueden aparecer en un borde de carretera creado hace menos de 10 años, entonces tenemos la capacidad de hacer esto, ¿no?"


#carreteras #bordes #plantasnativas #flores #insectos #mariposas #reinounido #soluciones #cambioclimatico #crisisclimatica






Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com